Baia Baia… pero que capítulo tan corto.

_________________________________________________________________

La Fortaleza Blackwood había sido reducida a cenizas por un gran fuego y todos los bandidos habían sido exterminados!

Esta noticia se extendió a varios lugares a una velocidad muy rápida como si tuviera alas. Los pueblos de los alrededores del Monte Blackwood, que normalmente estaba tiranizado por los bandidos, estaban todos jubilosos porque sus mujeres secuestradas habían regresado sanas y a salvo, y lo más importante, porque esa repugnante guarida de bandidos ya no existía.

Los principales comerciantes de la ciudad Ganling y la ciudad Luoshi estaban tan emocionados que lo celebraron también. A partir de ahora, finalmente no tendrían que estar ansiosos cuando transportasen mercancías entre las ciudades.

A diferencia de estas personas excitadas y alegres, la mansión Zhang en la ciudad Luoshi parecía estar un tanto sombría en el momento. Esta atmósfera opresiva fue creada por Zhang Zhenshan, que estaba sentado en el lugar principal de la sala, leyendo la carta en sus manos con una expresión desagradable.

Después de leer la carta, bajó la cabeza y reflexionó en silencio durante un tiempo. Luego levantó la cabeza y miró al ama de llaves a un lado, diciendo: “Hagan algunos preparativos. Tengo que salir para la ciudad Baifeng de inmediato!”

“Si señor.”

El ama de llaves respondió y salió a toda prisa a dar instrucciones a sus subordinados para hacer los preparativos necesarios. Cuando salió de la sala, se golpeó de frente contra una persona. Él bajó la cabeza y saludó de inmediato, diciendo: “Lo siento joven maestro”

“Hum.” Esa persona respondió casualmente con un resoplido y luego entró en la habitación. Ocultando su expresión arrogante, mandona, se inclinó ligeramente en saludo a Zhang Zhenshan y preguntó con cuidado: “¿Padre, usted… quiere salir” Su voz parecía contener cierta anticipación.

Este hombre tenía tez blanca y clara, y era guapo, pero no podía ocultar la brutalidad y la crueldad que a veces brillaba en sus ojos – este no era otro que Zhang Yang!

Viendo como si tuviese algo en mente, Zhang Zhenshan dijo casualmente: “Sí, estoy tomando un viaje de regreso a la escuela…”

Luego echó un vistazo a su hijo que se mostraba muy feliz, frunció el ceño y dijo solemnemente: “¿Acaso estás pensando que después de mi partida, puedes estar vagando alrededor y estar fuera de control durante todo el día, cierto?”

“Er…” Zhang Yang no había esperado que su padre fuese capaz de ver a través de su propia mente. Con una expresión un tanto nerviosa, momentáneamente no sabía qué decir.

“Hum! ¿Crees que no sé lo que normalmente haces? Durante todo el día visitas burdeles y agotas tu espíritu en la búsqueda de placer! Esa chica de la familia Liu ya está a punto de convertirse en Alma Guerrero Medio, pero tú no estás incluso en el Alma Personaje Final!

“Eres muy talentoso, pero no pones esfuerzo en entrenar. En el futuro, ¿cómo podrás establecer una base en la escuela? ¿Cómo puedes hacer que te entregue mi familia Zhang?!”

Reprendido por su padre, Zhang Yang no se atrevió a hablar de nuevo en absoluto. Con una sonrisa obsequiosa, asintió una y otra vez como si estuviera escuchando realmente a las enseñanzas de su padre.

“Voy a seguir sinceramente su enseñanza, padre. Definitivamente voy a entrenar duro más tarde, así que no voy a hacerle perder la cara”.

“Hm, espero que realmente puedas hacer lo dices. Esta vez me va a tomar de entre diez días a un mes el volver a la escuela. Debes comportarte bien en casa. No pienses que porque tu madre te mima, puedes hacer lo que quieras. Si todavía no has llegado a la etapa Alma Personaje Final cuando vuelva…”

“Por favor, no se preocupe, padre. Definitivamente voy a mejorar mi poder lo más rápido posible y llegaré a la etapa Alma Personaje Final!”

La boca de Zhang Yang estaba llena de promesas, pero estaba encantado por dentro. Ya estaba pensando en si debía ir a buscar a Xiao Cui en la Torre de las Diez Mil Primaveras o “elegir” a una chica en la calle después de conseguir su “libertad”.

… … … …

En la ciudad Luoshi, en el segundo piso de un restaurante en una floreciente calle principal, Bai Yunfei estaba sentado en una mesa cerca de la calle. Mientras comía los alimentos en la mesa de una manera un tanto indiferente, observó a la gente en la calle.

Habían pasado tres días desde su regreso a la ciudad. Gracias a la batalla en la Fortaleza Blackwood y más de la mitad de un mes de entrenamiento, ya había llegado a la etapa Alma Personaje Final, pero no fue cegado por su nuevo poder y el odio dentro de él en absoluto. En lugar de correr buscando a Zhang Yang para obtener su venganza a toda costa, había descansado durante todo un día, entonces comenzó a observar cuidadosamente por los alrededores.

No muy lejos por delante estaba la puerta principal de la mansión Zhang con dos grandes y altaneros leones de piedra de pie a cada lado. Con altas paredes y una puerta de lujo, la mansión tenía todo un aire de grandeza sobre él. Al menos así era como lo se veía a los ojos de la gente común en la ciudad. Las personas que iban más allá de la puerta principal de la mansión Zhang desaceleraban incluso inconscientemente sus pasos un poco, al parecer por temor a ofender a la poderosa familia Zhang con los ruidos que hacían.

“He estado observando durante dos días, pero no he visto a Zhang Yang aparece ni una sola vez. Se debe esto a que ha estado en casa todo el tiempo o que no está en su casa en absoluto? O tal vez… él no entrar ni sale por la puerta principal ” Bai Yunfei pensó un tanto dudoso.

Asustado de ser descubierto por otras personas, no siempre se mantenía mirando la puerta principal de la mansión Zhang. Después de todo, nadie sabía cuántos espías y esbirros la familia Zhang tenía en la ciudad, por lo que era mejor tener cuidado en todo.

“Oh?” Cuando Bai Yunfei retiró sus ojos y echó una mirada superficial a la calle debajo del restaurante, notó algo inusual.

Él vio a tres hombres siguiendo a escondidas a una niña desde atrás. De hecho, estos tres hombres eran muy cuidadosos al momento de seguirla, aparentemente estaban acostumbrados a hacer este tipo de cosas, por lo que la joven no se dio cuenta en absoluto. Si Bai Yunfei no estuviese mirando hacia abajo desde un lugar alto, tampoco sería fácil para él descubrir esto.

Lo consideró por un tiempo. Al ver que la joven muchacha inesperadamente giró por un lugar remoto, se levantó sin más vacilaciones, bajó desde el restaurante y la siguió.

… … … …

En un callejón bastante aislado, una breve exclamación de repente sonó, seguido de unos suaves sonidos apagados. Parecía la boca de alguien había sido cubierta antes de que pudiera dejar escapar un grito de miedo.

Dos o tres personas caminaban por la entrada del callejón y, obviamente, escucharon los sonidos extraños dentro, pero ninguno de ellos estaba interesado. En su lugar, se fueron a toda prisa con expresiones ligeramente afectadas, claramente no queriendo tener problemas.

En el callejón, dos hombres corpulentos con cejas pobladas y ojos grandes y un hombre con el aspecto de un ladrón de pequeña estatura se reunieron, cargando un saco de arpillera atada con una cuerda.

“Ja, ja, no me esperaba que nos encontramos con un ave tan primer nivel. Captúrenla y entréguenla al joven maestro, él definitivamente nos recompensa grandemente!”

“Sí, ésta no es tan jugosa como el pollito le hemos ayudado a capturar ayer, pero es virgen también. Al joven maestro le gusta este tipo de chica. También, en esta ocasión el joven maestro parecía haber sido restringido tanto que no pudo soportarlo más. Inesperadamente nos dijo que utilizásemos todos los medios necesarios para entregarle mujeres que le puedan satisfacer, incluyendo secuestrarlas abiertamente…”

“Sí, el joven maestro es muy impaciente. Quiere una chica esta noche. Si no fuera por esa joven que fue capturada ayer por la tarde, definitivamente le hubiese gustado más la que ha sido capturada por nosotros… Tsk, realmente no sé de donde el jefe sacó a esa chica. Ese tipo de miradas puede encender a cualquiera. Es una lástima, ella es del joven maestro…”

“Está bien, corta el rollo. Rápido, levántala y vete. No permitas que muchas personas se den cuenta.” El pequeño hombre en un lado instó un tanto descontento, interrumpiendo a estos dos hombres.

Sin embargo, lo que le molestó aún más era que estos dos hombres no hicieron movimiento alguno a pesar de que habían dejado de hablar.

Sólo cuando quiso volver la cabeza para quejarse, vio a los dos hombres al lado de él caer débilmente al suelo sin hacer ruido. Él se sorprendió grandemente, pero antes de que pudiera dar la vuelta, sintió un dolor en la parte posterior de su cuello. Posteriormente, cayó al suelo inconsciente de manera similar con sus ojos blancos girados hacia arriba.

El saco de arpillera se abrió de nuevo, revelando un joven que estaba atada y amordazada.

Ella, que estaba llorando a cántaros, miró al joven frente a ella con una expresión llena de terror.

El joven sonrió y dijo suavemente: “No tengas miedo. Estoy aquí para salvarte. Ahora voy a desatarte, pero no debes gritar, ¿entendido?”

Después de decir esto, liberó los nudos en su cuerpo, la ayudó a ponerse de pie y apuntó a la entrada del callejón, diciendo: “Sólo váyase rápidamente. Más tarde tenga cuidado cuando no estés en casa. No vayas a lugares remotos…”

Después de haber visto a la niña correr fuera del callejón, Bai Yunfei bajó la cabeza mirando cuidadosamente a los tres hombres tendidos en el suelo.

“De acuerdo con lo que dijeron, parece que todavía hay alguien que fue secuestrada para ser dado a ese llamado “joven maestro’… Ahora que ya me encontré con esto, voy a salvarla a ella también, de lo contrario no seré capaz de estar tranquilo”.

<Cap. Anterior                                                                                                                   Cap. Siguiente>

Anuncios