Hey! Hola… por poco y caigo dormido sin publicar el cap

Mañana estaré actualizando los capítulos del 15 al 27 de esta novela con las correcciones hasta ahora, al igual que el re direccionamiento de ambas novelas.

_________________________________________________________________

Capítulo 30: Divertirse con Yan Yiming, Otra Vez

Al día siguiente, la princesa Gouyu personalmente visitó la masión Jiang Han con un llamamiento imperial (ya saben, para presentarse con el rey) y una gran cantidad de premios para felicitar al padre e hijo Jiang.

La razón dada al público fue: El padre e hijo Jiang había logrado ayudar a luchar contra la enfermedad de la princesa Zhiruo.

Esta razón estaba todavía poco clara. Aparte de los pocos testigos que lo sabían, nadie podía imaginar de que manera el padre e hijo Jiang podrían haber ayudado a combatir la enfermedad de la princesa Zhiruo.

Pero los que habían asistido al banquete del Altísimo Dragón habían descubierto que la princesa Zhiruo había hablado y reído cómodamente y su aspecto era más saludable. Estaba muy lejos de su anterior estado enfermizo.

Podría ser que el padre y el hijo Jiang realmente habían logrado algo acerca de la enfermedad de la princesa Zhiruo?

Los rumores volaron salvajemente mientras el mundo exterior especulaba al respecto.

Una cosa era segura, el padre e hijo Jiang estaban destinados a convertirse en figuras famosas de la capital en un futuro próximo.

En cuanto al protagonista del asunto, Jiang Chen, nunca había estado preocupado por las reacciones del mundo exterior. Lo que le importaba más era mejorar su propia fuerza.

Mientras transcurría el tiempo, el plazo para el examen de final de mes se acercó.

Jiang Chen no tenía ninguna razón para estar asustado. El contenido de los tres exámenes fundamentales era demasiado sencillo para él ahora.

Tres días pasaron muy rápidamente.

En estos tres días, Jiang Chen se concentró en fortalecer su quinto meridiano. Después de tres días de entrenamiento, la dureza de su quinto meridiano era básicamente la misma que los cuatro anteriores.

De esta manera, los cinco meridianos estaban al mismo nivel y se movían en total sincronía.

Ese día, en la mansión del Altísimo Dragón, Jiang Chen sólo había utilizado la fuerza de tres meridianos de Qi Verdadero y él ni siquiera había usado la verdadera fuerza de cinco meridianos de Qi Verdadero.

Por supuesto, era muy consciente de que había muchas afortunadas condiciones detrás de su completa victoria frente a Bai Zhan Yun con ocho meridianos de Qi Verdadero.

Una de ellas, su nivel del conocimiento sobre el dao marcial estaba eones por delante de un practicante en el reino de Qi Verdadero.

La segunda, los dos habían aceptado enfrentarse utilizando el Punto Rey Oriental. Con respecto a una técnica común como el Punto Rey Oriental, Jiang Chen había alcanzado realmente el reino legendario y, por tanto, podría suprimir de forma natural a Bai Zhan Yun del reino Impecable.

En tercer lugar, y la más importante, es que Bai Zhan Yun ya había demostrado su Punto Rey Oriental anteriormente. Jiang Chen había visto completamente a través de su versión de aquella técnica.

Al final de todo, Bai Zhan Yun había perdido toda iniciativa antes de la batalla, incluso antes de que hubiese comenzado. Era normal para él ser contrarrestado en cada movimiento.

Por supuesto, Bai Zhan Yun también era bastante desafortunado. ¿Cómo podía haber sabido que su oponente sería un desviado, cuyo conocimiento del dao marcial superaba con creces este mundo?

Si ambas partes hubiesen usado sus técnicas más fuertes y diesen todo de ellos en un encuentro real, habría sido difícil determinar quién hubiera ganado si Jiang Chen se enfrentase ante el más poderoso poder explosivo de Bai Zhan Yun.

Después de todo, la verdadera fuerza de Jiang Chen estaba en cinco meridianos de Qi verdadero, y Bai Zhan Yun estaba en los ocho meridianos. Los tres niveles de diferencia entre ellos abarcaban un reino entero.

Sin embargo, Jiang Chen también estaba seguro de que si él era capaz de tomar o evitar treinta golpes de Bai Zhan Yun, entonces, Jiang Chen, sería el vencedor al final

Después de simular la batalla, Jiang Chen tenía una mejor comprensión de la verdadera fuerza de combate de un profesional en el reino de Qi Verdadero.

“Hablando mil líneas y teorizando diez mil líneas, eso es todo falso. Una batalla del dao marcial está en constante cambio y evolución. Me puedo sentar aquí y ejecutar simulaciones, pero los muchos giros inesperados de la batalla no pueden ser simulados. Es por ello que tengo que seguir mejorando. Afortunadamente, mi quinto meridiano ha pasado por las etapas iniciales de fortalecimiento. El siguiente paso es utilizar la Resonancia del Punto de Acupuntura Verdadero y localizar el sexto punto de acupuntura”.

Había venido a este mundo sólo había utilizado la mitad de un mes para entrenar desde tres meridianos de Qi Verdadero hasta cinco meridianos. Incluso los mejores genios habrían necesitado tres a cinco meses.

Pero Jiang Chen sólo se había utilizado la mitad de un mes.

Sin embargo, esto estaba lejos de ser suficiente. Cinco meridianos de Qi Verdadero eran todavía demasiado débiles. Jiang Chen probablemente sufriría de muchas derrotas en pequeñas escaramuzas contra otros herederos, por no hablar de luchar contra los cultivadores verdaderamente poderosos del reino.

“Los exámenes finales de las Pruebas del Dragón Oculto se acercan rápidamente. A juzgar por el ambiente en la capital, parece que los vientos azotan las nubes en un embudo. Parecería que, incluso en un pequeño reino, todavía se formaría un gran vórtice cuando los vientos y las nubes son turbulentas. Mi fuerza actual es vástamente insuficiente como para navegar por el vórtice con facilidad”.

El final de mes había llegado rápidamente.

En el último día del mes, Jiang Chen llegó al lugar de la prueba con Jiang Zheng, se sentían completamente a gusto.

Si no fuera por los que sabían de lo contrario, quien habría pensado que tal persona despreocupada aún tenía que pasar incluso los tres exámenes fundamentales?

Debido a su actuación en la mansión Altísimo Dragón esa noche, la apariencia de Jiang Chen atrajo un poco de atención. La única diferencia era que en comparación con el día en el Salón de Curación, los que le habían señalado y mirado sin contenerse eran más reservados y cautelosos en la actualidad.

Jiang Chen, naturalmente, no le importaba un bledo lo que pensara el mundo exterior sobre él y se dirigió directamente al edificio  donde iba a tener lugar la prueba.

Alguien estaba saliendo justo cuando él entraba. Era el heredero Yanmen, Yan Yiming

“Jiang Chen!” Los ojos de Yan Yiming destellaron rabia al ver a Jiang Chen.

Su derrota a manos del extraño golpe de Jiang Chen en la mansión Altísimo Dragón la última vez era la vergüenza de su vida. No sólo perdió toda la cara delante de sus compañeros, lo más importante, era que había sido puesto en ridículo delante de Long Juxue. Incluso ahora, Long Juxue mantenía su distancia de él.

Yan Yiming sentía que todo era culpa de Jiang Chen. Si no fuera por ese bastardo, Jiang Chen, ¿cómo podría, Yan Yiming, ser relegado como un payaso por toda la capital?

“Eres tú el mono Yan que robó mi asiento?” Jiang Chen no lo había visto bien, pero luego reconoció a la persona frente a él.

Excepto que, su repentina epifanía fue incluso más como un insulto a los ojos de Yan Yiming.

“Jiang Chen, ¿cómo te atreves a tratarme de esa manera! Si no fuera por tu malicioso truco, ¿crees que podrías derrotarme con sólo tres meridianos de Qi Verdadero?!” Yan Yiming gritó con voz ronca sin poner atención en qué tipo de ocasión se encontraba.

“Esto significa que no aceptas tu derrota?” Jiang Chen sonrió débilmente.

“¿Aceptar? ¿Quién crees que soy para rendirme contra ti? Es tu ducado Jiang Han mejor rankeado que mi ducado Yanmen? ¿O es tu nivel de formación más alto que el mío?”

“Entonces, ¿qué es lo que quieres hacer?” Jiang Chen permaneció frío y sereno.

“Yo… yo quiero pelear contigo!” Rugió Yan Yiming. Él no aceptó su derrota, no se había rendido! Él iba a recuperar su prestigio perdido y mucho más!

Y la manera más directa era derrotar al culpable, Jiang Chen, humillarlo gravemente, tiranizarlo y aplastarlo firmemente en el suelo!

“¿Luchar? No tengo tiempo ni interés sobre ti!” Jiang Chen sonrió descuidadamente mientras negaba con la cabeza y pasó por delante de Yan Yiming como si fuera aire.

“Jiang Chen, cobarde! Ganaste por un golpe de suerte y ya no tienes las agallas para luchar contra mí? ¡De acuerdo! Siempre he sabido que tu familia Jiang es un clan de cobardes. No vas a luchar? ¡Bien! Yo te dejaré ir siempre y cuando admitas delante de todo el mundo que eres un cobarde!”

Jiang Chen ignorándolo, era, a los ojos de Yan Yimin, un acto culpable. Esto reforzó la confianza de Yan Yiming aún más y le hizo creer firmemente que Jiang Chen había ganado gracias a la suerte.

De repente, los pasos de Jiang Chen se congelaron.

Si se tratase ya sea de etiquetarlo de cobarde o insultar a su padre, eran dos actos que cruzaron su línea de fondo.

Los que cruzan mi línea de fondo no pueden ser perdonados!

“Tres movimientos!” Jiang Chen miró a Yan Yiming con frialdad. “No tienes ninguna cualificación para luchar conmigo! Debo rendirme si no caes de espaldas en tres movimientos!”

“¡Jajaja! Eres realmente muy engreído! No quiero tus tres movimientos! Soy el heredero exaltado del duca…” Yan Yiming estaba a punto de continuar con sus alardes y fanfarronadas cuando repentinamente las palabras murieron en su garganta. (N/T: Muerto por jugarle a la verga)

No se atrevía a hablar más y no pudo hablar más, porque delante de él, Jiang Chen se había convertido en una flecha (metáforicamente), que emitía una extraña especie de aura y apuntaba directamente a Yan Yiming.

“Primer movimiento, observa con cuidado!”

Jiang Chen no tenía movimientos floridos y se limitó a tomar un paso hacia adelante. Levantando levemente su brazo mientras tomaba aquel paso.

Salvo que cuando levantó el brazo, le dio a los demás una sensación que les hacía palpitar fuertemente el corazón.

“¡Trueno!”

Un aura tan afilada como una espada se extendió desde la punta del dedo y atravesó el aire. Tenía una trayectoria increíble, era como si fuese a dividir los cielos mientras se dirigía hacia Yan Yiming!

Yan Yiming sólo se sentía que sus tímpanos se entumecían en cuanto el trueno se agitaba. Este sorprendente Punto iba a alta velocidad hacia sus debilidades como una flecha perdida.

“Eh. Los mismos viejos trucos. Tratando de dañarme con el Punto Rey Oriental?”

Aunque Yan Yiming había sido sorprendido por lo repentino de este punto, todavía estaba seguro de poder evadirlo.

Su cuerpo echó a correr como los movimientos de las ramas de los árboles de sauce agitándose.

“Paso del Sauce, ondas sin viento!”

El cuerpo de Yan Yiming se movía como dientes de león surcando el aire. El ritmo del movimiento era como ondas de agua causadas por el viento, que tenía una elegancia indescriptible.

Esta era la herencia exclusiva Yanmen – “Paso del Sauce”.

Yan Yiming era muy seguro. Estaba firmemente convencido de que la derrota de ese día fue el resultado de la restricción del método. Iba a demostrar plenamente la herencia de su familia hoy y vencería a la mierda de Jiang Chen!

Sin embargo, su momento de orgullo no duró mucho tiempo. Jiang Chen dio otro paso hacia adelante, pero el movimiento de su brazo había aumentado un poco la velocidad.

“Segundo punto, Starburst!” (N/T: Lo dejo en inglés porque suena mejor que Explosión de estrella)

Los movimientos de Jiang Chen eran simples, rápidos y sin pretensiones. Puede haber parecido demasiado simple y crudo a los extranjeros.

Sin embargo, sólo Jiang Chen podría comprender el verdadero significado de sus aparentemente torpes movimientos.

Era fácil para todas las técnicas bajo el cielo tornarse más complejas, pero era difícil para la complicada el volverse simple.

Los dos puntos de Jiang Chen ya habían alcanzado el nivel de simplificar lo complejo. Todas las complicaciones se concentraron en el movimiento.

Buscar el cambio en el medio de la constancia.

Por supuesto, un rastro de una sonrisa de orgullo encontró su camino a la cara de Yan Yiming. “Jiang Chen, aunque el Punto Rey Oriental no es malo, ya te has quedado sin trucos ¿verdad? ¿Quieres hacerme daño? ¡Sigue soñando!”

Sin embargo, era como si no hubiera hablado.

Toda la postura de Jiang Chen repente cambió drásticamente. Su dedo se movió ligeramente y el ritmo cambió de nuevo.

“Tercer punto, sin nombre!”

Este punto causó que las flores no sean flores y la niebla y no sea niebla. Fue indescriptible e inexplicable. Es obvio que provenía del Punto Rey Oriental, pero superaba con creces el sentido que el punto debe tener.

Una increíble línea, una curva increíble, un punto increíble.

Un golpe impactante.

Yan Yiming sólo sintió un dolor agudo debajo de su caja torácica en la misma posición que la última vez, pero sintió más de diez veces ese poder. Ese golpe desgarró todos sus movimientos y defensas sin piedad como si fueran de papel. Otro golpe!

El cuerpo de Yan Yiming cayó pesadamente al suelo de nuevo, su estado desconocido!

<Cap. Anterior                                                                                                                  Cap. Siguiente>

Anuncios