Se agradece el apoyo y la compresión ❤

_________________________________________________________________

Capítulo 33: El Final de los Exámenes, Los Hermanos Mantienen sus Corazones Abiertos.

Se dio una generosa cantidad de tiempo para resolver el examen y Jiang Chen no estaba para nada preocupado. Este tercer examen era un paseo por el parque para él. Con las habilidades de lectura que su vida pasada había cultivado durante millones de años, había desarrollado una memoria casi fotográfica para las cosas que necesitaban ser aprendidas de memoria.

Por lo tanto, esta pequeña cantidad de información no era nada para él.

Él firmó en su nombre con una gran pluma de oro y comenzó a responder a las preguntas.

Alrededor de una hora más tarde, había completado los problemas de memorización satisfactoriamente.

Lo siguiente era la parte creativa. Las preguntas de esta sección podrían ser más flexibles y profundas.

Por supuesto, con las experiencias de Jiang Chen, estas preguntas eran todavía de tan bajo nivel y tan pobres que eran sólo una broma para él. Sin embargo,  tenía que estructurar sus respuestas muy en serio.

A pesar de que los temas eran superficiales, no debía permitir que sus respuestas fuesen demasiado perspicaces. Con el estándar de conocimientos teóricos del Reino Oriental, era poco probable que el reino sea capaz de digerir cualquier cosa que fuese demasiado complicada.

Con el conocimiento de Jiang Chen, si realmente respondía muy profundamente, entonces no sería diferente a entregar un examen en blanco.

Algo demasiado profundo sería incomprensible… entonces, ¿qué diferencia habría con responder sin sentido?

Por lo tanto, Jiang Chen esforzó  su mente para encontrar algo en lo más bajo de su conocimiento de este mundo, y plantearlo con alguna innovación.

Estas respuestas estaban en realidad clasificadas como los conocimientos más básicos en su banco de recuerdos. Pero Jiang Chen todavía estaba un poco preocupado de que se hubiese ido fuera de la caja y crease algunos problemas innecesarios.

Por lo tanto, él llevó a cabo exhaustivos controles y, finalmente, se sobrepuso a la necesidad de comenzar a escribir. Controló el resumen de la sección creativa y la mantuvo a un nivel apropiado para el conocimiento que se encuentra dentro del Reino Oriental.

Hacerlo de esta manera creó realmente más trabajo para él. Comprobó dos veces su papel del examen después de una hora, descubrió que era impecable, y luego lo entregó.

El organizador a cargo de este examen selló el examen de Jiang Chen en una caja de acuerdo con las reglas.

“Jiang Chen, este examen debe ser leído por funcionarios de alto nivel y expertos de las distintas materias. ¿Usted entiende esta regla?”

No estaba preocupado por una norma de este tipo y Jiang Chen no le prestó atención. El asintió.

No importa quién lo evaluase, pasaría este examen. Jiang Chen estaba completamente seguro acerca de este punto.

Era ya de noche cuando había completado los tres exámenes fundamentales. El Gordo Xuan caminaba lentamente hacia Jiang Chen. Con su peso y forma del cuerpo, era difícil para él mantenerse al día con Jiang Chen.

El Gordo Xuan jadeó fuertemente después de avanzar una corta distancia. “Hermano Chen, espera a tu hermano!”

Hermano Chen, he reservado una mesa en la Grulla de Otoño para celebrar su desempeño en los tres exámenes fundamentales. Yo sabía hace mucho tiempo que el hermano Chen debía ser un lobo con piel de cordero. Usted no pasó los exámenes antes para mostrar a propósito de que era débil. Je, confundir al enemigo a través de la estrategia!”

Las palabras aduladoras del Gordo Xuan fluían como la marea y él estaba completamente desembarazado al hacerlo.

“No vayamos a la Grulla de Otoño.” Dijo Jiang Chen débilmente, pensó por un momento, y suspiró cuando vio la seriedad del Gordo Xuan y Hubing Yue. “Vamos a reunirnos en mi casa esta noche.”

Hubing Yue asintió: “Sí, el hermano Chen tiene razón. Mi viejo también me ha dicho que hay demasiadas cosas extrañas ocurriendo dentro de la capital recientemente. Debemos evitar ir a lugares como la Grulla de Otoño”.

“Je je. Si el hermano Chen dice que no vayamos, entonces no iremos. Además, ir a la mansión del hermano Chen sólo significa más cara para nosotros los hermanos, ¿verdad?” El Gordo Xuan tenía un carácter tolerante y se dejaba llevar por la corriente en lugar de aferrase tenazmente a algo.

Como el servidor personal de Jiang Chen, este era el momento de brillar de Jiang Zheng. De inmediato tomó la palabra cuando escuchó las palabras de Jiang Chen: “Tu administrador volverá a casa para hacer los preparativos.”

El Gordo Xuan y ellos estuvieron aun más relajados una vez que llegaron a la mansión de Han Jiang.

Esta también fue la primera vez que Jiang Chen había llegado junto a sus mejores amigos desde que reencarnó en este mundo. Él estaba de buen humor, y escuchó absorto al Gordo Xuan y Hubing Yue mientras hablaban de todo lo que había sucedido antes.

“Hermano Chen, ¿no le parece que ese Yang Zong es completamente insensible? Y pensar que usted cuidó de él en ese entonces, y él retrocedió ante el miedo y se libró de responsabilidad después de que algo le ha pasado. Se agachó y tenía demasiado miedo de interactuar con nosotros. Parece que esta persona no es fiable. Y yo incluso lo trataba como a un hermano antes. ¡Qué vergonzosa persona!”

El Gordo Xuan era bastante apasionado cuando se trataba de Yang Zong.

Por otra parte, Jiang Chen reía con facilidad y decidió ignorar el asunto. Todo el mundo tenía sus propias ambiciones. Yang Zong había perseguir las ganancias y un lado que lo beneficiase en lugar de elegir a sus hermanos. Esa fue su elección.

Excepto que, naturalmente, Jiang Chen borró el nombre de Yang Zong de su corazón.

El Gordo Xuan dejó de atacar a Yang Zong al ver que Jiang Chen no se unió. Cambió el tema a las Pruebas del Dragón Oculto.

“Hermano Chen, actualmente usted tiene alguna ambición respecto a las Pruebas?” El Gordo Xuan había bebido demasiado y había aflojado su lengua un poco.

“¿Qué ambiciones?” Sonrió Jiang Chen.

“Hermano Chen, Yo, Gordo Xuan, soy un tipo terco. No pienso mucho respecto a cualquiera de los duques de primer nivel. Yo sólo siento apego con el hermano Chen, por lo que si el hermano Chen se eleva triunfante en el cielo, entonces voy a sonreír, incluso en mis sueños! Hermano Chen, me gustaría que apuntases a esas posiciones preeminentes!”

“De hecho hermano Chen, Bai Zhanyun es sólo eso. Usted tiene absolutamente todo tiene el potencial para hacer una jugada y tomar una posición como uno de los cuatro grandes duques.” Hubing Yue también estaba muy animado al pensar en el rendimiento de Jiang Chen esa noche.

“Cuatro grandes duques?” Jiang Chen murmuró suavemente y luego sonrió ampliamente. “Los cuatro grandes duques no son mi objetivo final.”

“¿Ah? Hermano Chen, entonces ¿cuál es su objetivo? También sería estupendo si pudiera saltar en las filas de los diez primeros.” Dijo Hubing Yue.

“Hubing Yue, acaso eres uncerdo tonto?” Aunque el Gordo Xuan estaba borracho, su mente no lo estaba. Con su comprensión de Jiang Chen, su tono no era que no podía alcanzar el lugar de uno de los cuatro grandes duques, era que no se dignaba a hacerlo!

A medida que sus pensamientos viajaron por este camino, el inmenso cuerpo del Gordo Xuan se sacudió brevemente, su sobriedad regresó inmediatamente. Miradas de fervor sin igual se dispararon hacia fuera de sus ojos.

“Hermano Chen, puede ser que su objetivo es la posición de la familia real Oriental? Jaja, ese es mi hermano Chen, de acuerdo! Grandes ambiciones, totalmente directas!”

Gordo Xuan también actuaba ligeramente como un bastardo. A esto se añade la influencia del alcohol, y da lugar a él perdiendo por completo todas las reservas al hablar. Es probable que no hubiera pensado que estas palabras ya le declaraban como sospechoso por rebelión.

“Este… Hermano Chen, ¿es en serio?” Hubing Yue estaba atónito y su respiración también se tornó pesada.

Jiang Chen no sabía si reír o llorar al ver cuán serios eran estos dos. “Gordo Xuan, su imaginación es demasiado activa. ¿Cuándo he dicho que quería reemplazar a la familia real Oriental?”

“Entonces, ¿qué?” El Gordo Xuan se rascó la cabeza y llevaba una expresión de perplejidad.

“Soy un cultivador. Sería un desperdicio de mi vida si yo persigo gloria momentánea. Yo, Jiang Chen, deseo continuar con el dao marcial el resto de mi vida. Toda la riqueza común no es más que nubes flotando para mí.”

El Gordo Xuan se tornó completamente pálido al ver la seriedad de Jiang Chen.

“Hermano Chen, esto no parece a lo que diría normalmente. ¿Qué pasó con nuestros votos anteriores? ¿No habíamos quedado el enloquecer juntos, disfrutar de todo juntos, ser salvajes y libre juntos, y enfrentar todas las tempestades juntos?”

Gordo Xuan hizo un puchero mientras murmuraba quejas.

“La gente tiene que cambiar.” Jiang Chen suspiró ligeramente. “Gordo, ya que ustedes dos son mis hermanos, yo no les digo palabras falsas. Aunque hacer novillos es divertido, esos días no durará mucho tiempo. ¿Sabe usted cuántos ojos están mirando el ducado de que usted tiene en sus manos? Si no fuera por ese ducado, en base a qué puedes actuar como un dandy? ¿Qué capacidad tiene usted para ser salvaje y libre?”

El Gordo Xuan se quedó sin habla. ¿Cómo no iba a saber que ser salvajes y libres juntos era sólo un sueño temporal.

¿Cómo puedes ser salvaje sin fuerza? ¿Quién iba a permitir que usted sea tan soberbio?

Al final del día, solo fueron capaces de ser salvajes y libres juntos debido a un buen padre y una buena reencarnación.

Pero después de que su generación haya paseado son preocupaciones, qué pasará con la próxima generación?

Esto resonó profundamente en el corazón de Hubing Yue, “Gordo, el hermano Chen tiene razón. Yo también creo que sólo la fuerza es la verdadera ley de este mundo. Ve en las experiencias del hermano Chen en el último par de días, ¿no es una ilustración perfecta de esta regla? Las personas solían desafiarnos no importa a donde fuesemos. ¿Y ahora? Todos los que ven el hermano Chen ni siquiera se atreve a mirarnos a los ojos. Este es el cambio producido por la fuerza!”

Gordo Xuan se había convertido en un viejo y solitario hombre mientras se desesperó: “Pero ustedes también saben que soy una bola de grasa que nadie se toma en serio. La formación es un lujo para mí. Sólo he alcanzado ese nivel porque mi viejo lucho por mí con sus puños y pies…”

El Gordo se hizo más abatido mientras hablaba. A pesar de que normalmente tenía alto espíritu y parecía un dandy completo, tenía un lado para que nadie más podía ver, un lado frágil.

Su tamaño y peso del cuerpo le habían traído muchos problemas que otros no tienen. También trajo para él discriminación y burla que nadie más lo entendería.

Interiormente sensible, Xuan siempre se había preocupado mucho sobre esto, pero tenía que fingir que no le importaba en absoluto. Aprendió a auto despreciarse y bromear acerca de sí mismo.

Excepto, que había conocido Jiang Chen cuando llegó a la capital para la Prueba del Dragón Oculto. Había conocido a la única persona en este mundo que no lo discriminó e incluso lo llamó hermano.

En ese momento, el Gordo Xuan había sentido que Jiang Chen era su confidente – su hermano para el resto de su vida, y alguien por quien sería capaz de morir.

“Hermano Chen sabe usted? Cuando llegué por primera vez a la capital, me fue muy difícil de asimilar el mundo de los otros herederos. Me encontré con su discriminación y burla, sin importar dónde fuese. Usted… usted fue el primero que me llamó Gordo sin una sonrisa burlona en su cara. En ese momento, decidí que iba a escuchar lo que ha digas durante el resto de mi vida!”

El Gordo Xuan limpió con fiereza sus ojos rojos cuando se detuvo en este punto. “Hermano Chen, tienes razón ahora. Si no tuviéramos un buen padre, ¿qué derecho tendríamos de haraganear, de actuar como locos? Además, para asegurar que mis descendientes tengan la capacidad de ser un dandy, debo mantener este ducado!”

Un deseo firme que haría que otros se enderecen con seriedad apareció por primera vez en los ojos del Gordo Xuan.

Capítulo Anterior                                                                                                          Capítulo Siguiente

Anuncios