Me extrañaron?

________________________________________________________________

Capítulo 35: No Morirás si no Buscas a la Muerte

La reprimida, innata, naturaleza salvaje de la vida pasada y presente de Jiang Chen rugió inconteniblemente cuando tuvo la idea de viajar un poco en el mundo exterior.

Por supuesto, este viaje no era algo que Jiang Chen podría decidir arbitrariamente.

En primer lugar, tenía que pasar las Pruebas del Dragón Oculto antes de salir. De lo contrario, dejar la capital sin permiso significaba perderse las Pruebas.

Las Pruebas eran el primer gran objetivo de Jiang Chen desde que llegó a este mundo – no había manera de que se retire.

Por un lado, tenía que luchar por el derecho de su padre para que continúe manteniendo el ducado.

Además, la gran corriente subterránea de poder que se había formado en la capital dejó a Jiang Chen sin vías de escape – tenía que luchar!

Jiang Chen se despertó a la mañana siguiente y fue por una ronda de práctica en el campo de entrenamiento de la mansión. Se había preparado para hacer una visita al Salón de Curación  cuando vio que el sol se había elevado a la altura de tres segmentos de bambú conectados.

Había firmado un contrato con el Salón de Curación y, naturalmente, no rompería su acuerdo.

Excepto, que no tuvo tiempo de poner un pie fuera antes de que el Gordo Xuan y Hubing Yue llegaran corriendo a toda prisa. Sus caras parecían realmente en mal estado.

“Hermano Chen, ¿por qué estás actuando como si nada está pasando?” El Gordo Xuan casi se precipitó a la puerta con una postura extraña, y de primer instante hizo esa pregunta cuando vio a Jiang Chen.

“¿Qué pasa conmigo?” Jiang Chen estaba desconcertado.

“Hermano Chen, algo importante ha sucedido!” Una sensación de ansiedad también se podía notar en toda la honestidad torpe de Hubing Yue, un tipo de ansiedad como si los cielos fuesen a caer.

“¿Qué?” Jiang Chen consideró que las expresiones de estos dos no eran una broma.

“Hermano Chen, no pasó los exámenes fundamentales!” El Gordo Xuan estaba al borde de las lágrimas por la preocupación. “Hermano Chen, ayer nos reprendió sobre cómo…”

“No pasé el examen? Imposible!” Jiang Chen negó con la cabeza con decisión. Él era firme, aquello era absolutamente imposible. “Ustedes también vieron mis exámenes.”

“Lo vimos, superaste el primer y segundo examen. Sin embargo, no pasó el tercer examen”.

El tercer examen, el examen teórico, era uno que las demás personas no podían ver.

“No pasé el examen teórico?” Jiang Chen pensó y resueltamente negó con la cabeza. “Todavía no lo creo. No me he equivocado en una sola de las partes de la memorización. Fue suficiente para garantizar que pasara. También sentí que elaboré bastante bien la parte creativa, a menos que el examinador fuese ciego”.

El Gordo Xuan era como una hormiga en una sartén caliente, no dejaba de dar vueltas en círculos.

“No no. El hermano Chen no puede quedarse quieto en vista de tal suceso. ¿No tiene usted una buena relación con la princesa Gouyu? Dese prisa y entre en el palacio para solicitar que la princesa piense en algo. Este asunto será irremediable cuando los resultados finales se anuncien!”

De acuerdo con las reglas de los exámenes fundamentales, si uno de los tres exámenes fundamentales aún tenía que ser aprobado antes de la fecha límite, significaba que el candidato no había aprobado los exámenes.

Si no aprobaba los exámenes fundamentales, entonces el candidato no tenía ninguna calificación para participar en las Pruebas del Dragón Oculto.

Por lo tanto, naturalmente no había nada que hablar sobre retener el ducado.

Aunque Jiang Chen estaba un poco aturdido, no entró en pánico. Al mismo tiempo que se había perdido en sus pensamientos, el duque de Jiang Han también llegó rápidamente a la mansión. Había, obviamente, recibido la noticia.

“Chen’er, tú…” Jiang Feng se dirigió hacia Jiang Chen.

“Padre, siento que algo debe estar mal aquí. La única cosa que puedo garantizar es que no hay manera de que mis respuestas no pasaran el examen”.

El tono de Jiang Chen era bastante firme, sin dar lugar a dudas.

Jiang Feng había querido originalmente consolar a su hijo, pero esa idea desapareció de su mente al momento al escuchar sus palabras. Torció sus cejas, “Entonces esto quiere decir que alguien está maquinando en contra nuestra familia Jiang!”

“Maldita sea, atreverse a hacer algo, incluso en las Pruebas del Dragón Oculto, está negando la cara de la familia real? No, hermano Chen, no podemos dejar que se salgan con la suya!”

“Cierto, hay que investigar a fondo. Debemos entender por qué si es que vamos a morir!”

Jiang Chen extendió las manos, “Tengo que llegar al fondo de esto. Padre, permanece dentro de la casa y evita entregarnos al desastre. Su hijo va a ir al lugar de las Pruebas del Dragón Oculto para buscar mi pergamino de respuestas. Si en verdad fue mi culpa, entonces, yo, Jiang Chen, no soy alguien que no pueda aceptar una derrota”.

Se detuvo, y sus palabras resonaron en todo el lugar mientras que su tono se endureció. “Pero si me entero de que alguien me la está jugando, entonces me han enfurecido con mucho éxito esta vez.”

La noticia de que Jiang Chen no pasó los exámenes fundamentales se extendió rápidamente como una plaga por toda la capital. Algunos pensaban que era inimaginable cuando recordaron lo formidable Jiang Chen había estado en los dos primeros exámenes, mientras que otros se regodeaban con su miseria.

Por supuesto, incluso más personas tomaron una actitud espectadora. Los que tenían incluso un poco de cerebro podría olfatear las corrientes subterráneas de conflicto y podían oír los sanguinarios sonidos de caballería blindada acercándose.

Cuando Jiang Chen había llegado al lugar de las Pruebas, ya estaba llena hasta el tope de gente que estaban esperando ver el espectáculo!

“Quiero comprobar mi pergamino de respuestas!” Jiang Chen fue directo.

No había motivo para que Jiang Chen sea discreto, ahora que alguien lo estaba acosando directamente.

“Comprobar su pergamino de respuestas? De acuerdo con las reglas, sólo tiene derecho a solicitar dicho pergamino después de tres días.” Las cejas del funcionario a cargo se arquearon levemente y él ni siquiera levantó la cabeza. Su voz era vaga, como si estuviese casi a punto de morir.

“Quiero verlo ahora!” Dijo Jiang Chen.

“¿Quién crees que eres? Comprobarlo porque tú lo dices? ¿En base a qué?”

“En base a esto!” La palma de Jiang Chen abofeteó con fuerza la mesa, y el medallón del dragón grabado que representa a la familia real en realidad se incrustó en esa mesa metálica, dejando un gran signo, fácilmente perceptible.

“¿Qué?” El oficial a cargo de inmediato despertó al ver a este artículo. Él frenéticamente se puso de pie y dejó una frase de pánico atrás. “Por favor, espere aquí, voy a informar a mis superiores.”

Con el medallón del dragón grabado de su lado, significaba que tenía el decreto imperial de Lu Oriental dentro del lugar de las Pruebas. Todas las dificultades se volvían nubes flotando en frente del poder real.

Por último, un organizador de mediana edad llamada Organizador Ma llegó.

“Joven Duque Jiang, de acuerdo con las reglas, un período de tres días son necesarios para que pueda solicitarse una comprobación del pergamino de respuestas. Sin embargo, ya que usted tiene un medallón real, entonces efectivamente merece un tratamiento especial. Vamos a hacerlo de esta manera, espere un momento mientras traigo su pergamino de respuestas. Además, comprobar el pergamino debe llevarse a cabo bajo la supervisión personal de nuestro organizador principal. Ahora, ya que nuestro Señor Du aún no ha llegado, es posible que tenga que esperar”.

“No hay necesidad de esperar, yo personalmente lo supervisaré.” En este momento, una nítida y sonora voz llegó desde el exterior.

Las cabezas se volvieron y vieron que era princesa Gouyu, vestida de cuero y haciendo alarde de un cuerpo tan atractivo que podría causar hemorragias nasales.

Una princesa real y el medallón real apareciendo a la vez en el lugar de las Pruebas. Esto inmediatamente provocó que la atmósfera del sitio se tornara en una fervientemente excitada.

Todo el mundo sabía que la princesa Gouyu normalmente no daba mucha atención a los asuntos de las Pruebas del Dragón Oculto. Ella sólo controla de forma remota y, ocasionalmente, ordenarle a Du Ruhai que entregue informes.

La princesa Gouyu era la principal organizadora – la primera a cargo, en nombre. Sin embargo, siempre había estado Du Ruhai a cargo de estos asuntos. Sería realista decir que Du Ruhai estaba cerrando los cielos con una mano.

Excepto que, nadie había pensado que la normalmente distante princesa Gouyu descendería personalmente hoy.

“¿Qué? ¿Puede ser que incluso yo, quien se ubica como la organizadora número uno, no tenga la autoridad para decidir sobre los asuntos de las Pruebas del Dragón Oculto?”

Una expresión helada se materializó en la cara de la princesa Gouyu.

La frente del organizador Ma sudó y ni siquiera se atrevía a respirar. De inmediato se dirigió a traer el pergamino de respuestas de Jiang Chen.

Después de pasar por el proceso, los cuatro pergaminos de respuestas fueron finalmente desplegados uno por uno. La comprobación de los pergaminos se inició bajo el testimonio de varias figuras de autoridades examinadoras.

“Este no es mi pergamino de respuestas!” Jiang Chen sacudió la cabeza con una sonrisa fría después de dar un primer vistazo.

Organizador Ma desvió la mirada hacia los funcionarios que estaban a cargo de la lectura de los exámenes. Él preguntó: “Ustedes fueron los que calificaron estos pergaminos de respuesta. Echen un vistazo y vean si estos son los que Jiang Chen entregó”.

Todos los funcionarios tomaron una mirada y dijeron: “Estos eran de hecho los pergaminos de respuestas que se calificaron. Mira estas respuestas, los errores y omisiones son insoportables, respuestas irrelevantes a la pregunta, completamente sin sentido. Realmente no podía dejar pasar este tipo de pergamino de respuestas”.

Los diversos funcionarios fueron elegidos para leer exámenes de forma natural, ya que tenían autoridad, poseían la integridad, y fueron capaces de reunir la aceptación de los demás.

La primera opinión respecto a los pergaminos de respuestas de Jiang Chen era de hecho bastante horrible después de escuchar las palabras de los funcionarios.

Los ojos de la princesa Gouyu realizaron un movimiento rápido mientras miraba hacia Jiang Chen.

“No me mires. Estos pergaminos de respuestas idiotas definitivamente no vinieron de mí. Eres la principal organizadora de las Pruebas del Dragón Oculto, encárgate de ello”.

La princesa Gouyu apretó los dientes. ¿Acaso te va a matar, mocoso, el hablar un poco más suavemente? Ella tendría que tener un ligero punto de inflexión y hacer un gran alboroto de este asunto con el fin de crear un espacio para encargarse.

“Cada uno tiene su propia explicación de este asunto. Como organizadora, debo ser imparcial. ¿Qué tal esto, vamos a dejar que Jiang Chen tome el examen de nuevo en este momento?” La propuesta de la princesa Gouyu nació sin compromiso.

A los diversos funcionarios no les importaba. Era sólo leer los pergaminos de nuevo.

Sin embargo, alguien no estaba de acuerdo.

“Princesa, esto debe ser evitado a toda costa. Los antepasados establecen en la ley que no hay otras oportunidades si los exámenes no se aprobaron después de la fecha límite. La princesa es la principal organizadora y una princesa real. ¿Cómo pueden los deseos de los antepasados abolirse por un simple heredero de un ducado?”

Se había dicho que no estaba aquí, pero Du Ruhai había aparecido en el último momento.

“Du Ruhai…” Jiang Chen débilmente pensó en algo cuando vio la cara de Du Ruhai.

“Jiang Chen, su desconocimiento de la ley y la disciplina, perturba enormemente el lugar de las Pruebas, sus crímenes son atroces!”

“Rompedor de reglas, que tienta a la princesa a caer en caos, maquinando para abolir los deseos de los antepasados, eres un traidor!”

“Eres tan solo un mero heredero de un ducado, cómo te atreves!”

Las palabras de Du Ruhai salieron una tras otra y un gran sombrero de delitos fue puesto sobre la cabeza de Jiang Chen.

En este momento, una escena increíble que pasó!

El brazo de Jiang Chen giró mientras le arrojó brutalmente una bofetada en la cara a Du Ruhai.

“Jiang Chen, no seas imprudente!” La princesa Gouyu habló a toda prisa.

Sin embargo, una ardiente, punzante bofetada había aterrizado sólidamente en la cara de Du Ruhai. Una montaña de color rojo brillante formada por cinco dedos fue impresa en la cara de Du Ruhai, que parecía un tanto más notable por su rostro sombrío y oscuro.

“Du Ruhai, te he advertido que te metas conmigo. Sin embargo, eres de hecho incorregible. No morirás si no buscas a la muerte. Puesto que busca la muerte, Yo, Jiang Chen, cumpliré tu deseo!”

“Ven, quiero que me acompañes al Salón Imperial Aurum. Quiero enfrentarte delante de Su Majestad. Si mi pergamino de respuestas está mal, entonces yo dócilmente entregaré el ducado. Si alguien me está jugando una mala pasada, entonces, Du Ruhai, la cabeza sobre tus hombros será mía!”

Jiang Chen ignoró por completo la desastrosa escena que se había formado, completamente ignorando esas expresiones de shock mientras caminaba hacia fuera como las estrellas fugaces, apresurando su paso directamente hacia el Salón Imperial Aurum.

Dejando tras de sí un sitio lleno de atónitas – completamente paralizadas – personas.

La princesa Gouyu carecía de expresión cuando ella también se fue rápidamente, dejando a Du Ruhai sin tiempo para sacar sus lágrimas si hubiera querido llorar.

“Oh cielos! Este padre e hijo Jiang quieren rebelarse! Golpear al organizador de las Pruebas del Dragón Oculto, perturbando considerablemente el lugar de las Pruebas, aboliendo los deseos de los ancestros! Yo también quiero presentar mi caso a Su Majestad en el Salón Imperial Aurum. Este oficial busca la aniquilación del clan familiar Jiang!” La expresión de Du Ruhai estaba totalmente sombría!

<Anterior                                                                                                                                       Siguiente>

Anuncios