Feliz inicio de semana 😀

_____________________________________________________________

Capítulo 38: La Verdad es Revelada. Ruedan Cabezas

El cuarto examinador estuvo a cargo de “Los Artículos de Artes Marciales”.

Jiang Chen estaba aún más a gusto en este campo. Resolvió fácilmente las tres preguntas que el examinador hizo sucesivamente.

Estas tres preguntas eran obstáculos de las artes marciales de este examinador. Lo habían restringido durante muchos años, y tenía la sensación de ver de repente la luz después de las explicaciones de Jiang Chen.

“Su Majestad, su humilde servidor es un hombre de artes marciales y se atreve a poner su cabeza en juego para atestiguar por el joven duque Jiang. Si él ni siquiera fuese capaz de pasar los exámenes fundamentales, entonces nadie en la generación más joven será capaz de pasarlos”.

Estas palabras eran aún más profundas, absolutas.

El rostro del duque del Altísimo Dragón se oscureció ligeramente cuando oyó las palabras del cuarto examinador. ¿Era esto una bofetada en la cara? Mi hija Long Juxue nació con una Constitución Fénix Azur. ¿Su potencial y experiencia son inferiores a los de este mocoso? Humph. Eres un mero examinador, ¿qué aspectos de la vida has visto? ¿Cómo te atreves a hablar tan descontroladamente?

El duque del Altísimo Dragón estaba muy enfurecido.

Du Ruhai saltó de inmediato, “Su Majestad, su humilde servidor fue designado por Su Majestad para administrar las Pruebas del Dragón Oculto. He sido diligente y trabajador, pero hoy fui golpeado por este presuntuoso joven. Suplico a Su Majestad que tome una decisión justa sobre su viejo servidor.”

“Su Majestad, este Jiang Chen no tiene ley. Aunque tiene cierto talento, ha cometido infracciones graves repetidas veces. Su servidor siente que ya no podemos tolerar a este joven.

El duque del Altísimo Dragón finalmente habló.

Sus palabras representaban las actitudes de una porción selecta.

De hecho, muchos cortesanos y oficiales también saltaron y todos sinceramente rogaron a Lu Oriental que manejara esto severamente de acuerdo con las leyes de la tierra.

“Ministros, Jiang Chen es un joven repleto de talento. ¿Cómo podría haber producido pergaminos de respuestas llenos de tonterías tan ilegibles? Sin embargo, nombraré al Ministro Du para investigar rápidamente las circunstancias. ¿Hay alguien indigno en las filas inferiores que ha empleado algunos métodos sombríos en privado?

Lu Oriental dio a esas agresivas proclamaciones un frío tratamiento. Sus palabras eran el equivalente de proteger públicamente a Jiang Chen.

El duque del Altísimo Dragón estaba a punto de abrir la boca cuando ligeros sonidos llegaron de repente desde fuera del pasillo.

“¡No hay necesidad de investigar nada! Ya he descubierto la verdad”. En este momento, la princesa Gouyu, vestida con armadura, entró con un aire poderoso y valiente.

La muchedumbre de guerreros semejantes a tigres y lobos que la seguían eran obviamente los guardias del palacio real.

Estos guardias del palacio real habían atado a unas cuantas personas.

El rostro de Du Ruhai cambió drásticamente cuando vio a la banda de gente atada. ¡Éstos eran todos sus confidentes! ¿Habían cedido estos tipos bajo la presión en este momento crítico?

Había también una mujer de mediana edad que llevaba oro y plata, así como joyas brillantes. Tenía el rostro resplandeciente y llevaba polvo y rubor. ¿No era la esposa de Du Ruhai?

La mujer de mediana edad comenzó a maldecir fuertemente cuando vio a Du Ruhai. “Du Ruhai, ¿acaso no cometiste un crimen y fuiste llevado a la prisión real? ¿Qué estás haciendo aquí?”

Du Ruhai saltó hacia arriba. “¿Quién dijo que me llevaron a la prisión real? Ese es rumor falso! Tú idiota, ¿dijiste algo que no debías?”

La mujer se quedó en blanco, “Yo… yo les conté todo. Dijeron que serían indulgentes si hablaba con franqueza.”

La princesa Gouyu se rió fríamente una vez, “Hermano Real, hace tiempo que escuché los rumores sobre la corrupción y el abuso de Du Ruhai de la ley. He estado observando en secreto y reuniendo pruebas. Recopilar la evidencia por todos los medios en realidad ha dado lugar a buenos resultados. Este Du Ruhai es absolutamente una perjudicial alimaña! Esta es la confesión de la esposa de Du Ruhai y el testimonio firmado. Hay pruebas detalladas de la traición de Du Ruhai en las Pruebas del Dragón Oculto.

Y este Ma Datong, es el confidente de Du Ruhai. Du Ruhai le instruyó para que cometiera este vil acto. “¡Ma Datong, ahora es tu oportunidad de redimirte delante de Su Majestad!”

Este Ma Datong era en realidad el confidente de Du Ruhai, y desde que la esposa de Du Ruhai había confesado, se estaba empujando a sí mismo por el camino de la muerte si continuaba cubriendo las cosas.

No se atrevía a mirar a Du Ruhai en ese momento y se mecía con temblor. Contó toda la cuestión de cómo había cambiado los pergaminos de respuestas y cómo había engañado a otros.

El rostro de Lu Oriental se oscureció continuamente mientras escuchaba.

“Entonces, ¿dónde están los pergaminos de respuestas originales?”

La princesa Gouyu los tomó de las manos de un guardia del palacio real y los presentó. “Este Ma Datong era un poco inteligente y sabía que debía guardar algo. Él los guardó aún cuando Du Ruhai le dijo que los destruyera, y han actuado como salvavidas”.

Los testigos y pruebas materiales estaban presentes.

Después de eso, un administrador que había imitado la letra de Jiang Chen también confesó honestamente.

Todos los crímenes y pruebas señalaban a Du Ruhai sin una sola excepción. Estas personas habían sido amenazadas y coaccionadas por Du Ruhai, no dejándoles otra opción que hacerlo.

A continuación fueron continuos cargos de acusaciones.

Du Ruhai estaba completamente desconcertado por lo que estaba ocurriendo a su alrededor, y su presión arterial se disparó. Su expresión facial era desdichada mientras se sentó pesadamente en el suelo.

“¿Cómo puede ser esto, cómo puede ser esto?”

De repente, sus ojos miraron al duque del Altísimo Dragón y fue como si Du Ruhai hubiese encontrado una soga de la cual sostenerse. “Duque Long, diga algo en mi nombre. Yo, Du Ruhai, he realizado tareas para usted antes.”

En este momento, Du Ruhai era como un montón de mierda. Quienquiera que se acercara a él sería desafortunado. La frente del duque Long se arrugó ligeramente mientras maldecía en privado “inútil” y pateó a Du Ruhai con una pierna.

“En la vida de este duque, los villanos mezquinos como tú que son codiciosos y celosos de los virtuosos son los más aborrecidos.” El tono del duque del Altísimo Dragón estaba lleno de asco, como si despreciara una mosca grande, que debía evitarse como la peste.

“Su Majestad, lo que su servidor Long Zhaofeng no puede soportar más en esta vida son traidores como estos. ¡Su servidor pide sinceramente que Su Majestad pronuncie un edicto para permitir que su servidor saque a este ladrón para decapitarlo y exhibirlo públicamente!

Lu Oriental sonrió ligeramente, pensó momentáneamente, y luego asintió con la cabeza. “Estamos conmovidos por la lealtad del duque Long. ¡Aprobado!”

Incluso Jiang Chen estuvo un poco sorprendido por este desarrollo.

La princesa Gouyu también albergaba una cierta confusión. Pero, aparte de su confusión, no estaba dispuesta a decir algo después de que Lu Oriental tomara una decisión.

Du Ruhai estaba asustado más allá de lo imaginable cuando oyó esas palabras. “Duque Long, no me mate. Todavía puedo serle de utilidad”.

También comenzó a ladrar al árbol equivocado en su pánico. Cuando vio que el duque del Altísimo Dragón le estaba ignorando, en realidad se arrastró hacia los pies de Jiang Chen, “Joven duque Jiang, estaba equivocado. No soy humano. Yo…. Pero yo  tengo información privilegiada. Me coaccionaron. Joven duque Jiang, sé que eres el favorito de Su Majestad. Pide clemencia en mi nombre y yo, el viejo Du, me convertiré en tu perro de ahora en adelante. Morderé a quienquiera que me digas que muerda. Tengo información privilegiada para informar. Yo…”

Jiang Chen había visto algunos villanos miserables después de venir a este mundo, pero no había pensado que Du Ruhai podría llevar las cosas a otro nivel.

“Du Ruhai, dije que lo lamentarías cuando me provocaste. Pero quién hubiera pensado que morirías en las manos del duque Long. ¡Qué gran ironía!

Jiang Chen se echó a reír y le dio al duque del Altísimo Dragón una mirada significativa.

No tenía necesidad de tratar nada como un tabú delante del duque del Altísimo Dragón. Incluso un tonto podía ver la sombra del duque Long detrás de este asunto.

En cuanto a por qué Lu Oriental no lo había descubierto, debía de ser porque no quería gritar descaradamente al duque Long, todavía. Eso quería decir que todavía no era hora de mostrar las cartas en la mano.

Du Ruhai fue rápidamente llevado y personalmente decapitado por el duque del Altísimo Dragón!

Cuando el duque del Altísimo Dragón arrastró el sangriento cadáver sin cabeza para cumplir con su deber, incluso Jiang Chen estaba un poco impresionado por la crueldad de esta persona.

Aunque Du Ruhai era uno de sus perros, era un perro que había ayudado bastante al duque Long.

Había decapitado a Du Ruhai tal como había dicho. De hecho, era una persona fiera y despiadada.

Esta perturbación rápidamente se convirtió en una operación anticorrupción. Lu Oriental estaba muy enojado y dio la orden de allanamiento de todas las casas y ejecuciones!

¡Los cómplices restantes fueron enviados a un exilio lejano!

En cuanto a las verdaderas respuestas de la víctima Jiang Chen, después de una ronda de verificación de los cuatro examinadores, descubrieron que las respuestas eran exactamente iguales, concordando con los pergaminos de respuestas que había elaborado ese día, sin una sola palabra diferente.

De esta manera, la gente estaba bastante sorprendida por la asombrosa memoria de Jiang Chen.

La verdad había salido a la luz. Como la organizadora principal de las Pruebas del Dragón Oculto, la princesa Gouyu anunció inmediatamente que Jiang Chen había pasado los tres exámenes fundamentales y estaba calificado para entrar en los exámenes finales de las Pruebas.

“Te debo una.”

Cuando la corte fue despedida, Jiang Chen asintió con la cabeza hacia la princesa Gouyu. Jiang Chen estaba muy obligado a este favor ya que de otro modo habría sido necesario pasar por un montón de problemas.

“¡No hace falta!” Los delgados brazos de la princesa Gouyu le hacían señas mientras hablaba como una persona de negocios. “Yo soy la organizadora de las Pruebas del Dragón Oculto y es parte de mis deberes asegurar que cada heredero de los ducados reciba tratamiento justo y parcial”.

Jiang Chen sonrió involuntariamente. “¿Debes ser tan arrogante?”

“¿Perdón?” Los ojos de fénix de la princesa Gouyu se movieron y ella preguntó frunciendo el ceño.

“Las mujeres no se ven bien cuando fruncen el ceño.” Jiang Chen sonrió débilmente. “Y cuando te digo que te debo una, entonces te debo una.”

La Princesa Gouyu volteó su cabello ondulado y su tono seguía siendo incómodo. “¿Hay algo más? Si no, tengo muchas otras cosas de las que hacerme cargo.”

Uno tenía que decir, los pensamientos de las mujeres eran siempre cambiantes. La princesa Gouyu sintió lo mismo hacia este Jiang Chen.

Su primera impresión había sido pobre la primera vez que conoció a Jiang Chen. Había sentido que era un joven frívolo.

Estos pensamientos se volvieron más resueltos cuando él la regañó intensamente durante ese primer encuentro.

Después de eso, Jiang Chen se había dirigido aún más sin reservas hacia la princesa Gouyu y dictó órdenes cuando llegó a renovar los aposentos de la princesa Zhiruo.

Algunos sentimientos extraños habían aparecido en el corazón de la princesa Gouyu en ese momento, porque aún no había conocido a alguien en su vida que se hubiera atrevido a hablarle de esta manera.

Y esta persona era por lo menos seis o siete años más joven que ella.

Después, cuando la princesa Gouyu se enteró de que la enfermedad de Zhiruos Oriental había dado un giro para mejor después de los diagnósticos y el tratamiento de Jiang Chen, su punto de vista; sin saberlo, había tomado un giro de 180 grados en ese momento.

Cuando Jiang Chen causó la gran perturbación en la mansión del Altísimo Dragón luego, la princesa Gouyu tuvo que admitir que había juzgado mal a este joven previamente.

Y ahora en la actualidad, la princesa Gouyu sabía claramente más que nadie que Jiang Chen no era tan simple como él se había mostrado previamente. Que el ser llamado bueno para nada y dandy que se negaba a aprender y no tenía habilidades marciales era absolutamente un disfraz!

Pero, la princesa Gouyu era también una persona obstinada. Ella no había recibido ninguna disculpa de Jiang Chen en sus interacciones anteriores, y la modestia de una mujer le impidió dejar su dignidad de lado y hablar con calma con este joven.

Sin embargo, Jiang Chen no tenía ni idea de que los pensamientos de la princesa Gouyu eran así, y pensó que esta mujer seguía teniendo rencor porque él le había gritado ese día en el palacio.

Sonriendo irónicamente a la atractiva figura de la princesa Gouyu, sonrió y aumentó el volumen de su voz. “Conflictos de Qi Verdadero resultan en dificultades del control. Has estado atrapada en el reino de los diez meridianos de Qi Verdadero por al menos tres años, ¿no? ¿Por qué sigues fallando al intentar avanzar? Originalmente quería aprovechar esta oportunidad para devolver este favor, pero olvídalo ya que no lo quieres.”

El cuerpo de la princesa Gouyu, tan orgulloso como un ave fénix, se estremeció vagamente con debilidad. De repente, sus movimientos parecidos a lotos se detuvieron.

<Anterior                                                                                                             Siguiente>

Anuncios