Capítulo listo, hoy también saldrá el capítulo 3 de GDK.

___________________________________________________________

Capítulo 39: Ayudando a Gouyu, Devolviendo el favor.

Con la naturaleza orgullosa de la princesa Gouyu, si Jiang Chen hubiera dicho otra cosa, ella no habría vuelto a dar la vuelta.

Pero, Jiang Chen había llegado a golpear en su lugar más sensible, el más tormentoso, y el asunto más preocupante!

Sí, se había detenido en diez meridianos de Qi Verdadero durante tres años. Cuando tenía 18 años, la princesa Gouyu en su mejor momento se había sacudido de los grilletes y roto a través de los nueve meridianos de Qi Verdadero de un solo golpe, ascendiendo a diez meridianos de Qi Verdadero, convirtiéndose en la más joven maestra de Qi Verdadero en el reino.

En ese momento, la princesa Gouyu había resueltamente afirmado que el camino de su vida consistía en practicar el dao marcial.

Había trabajado todo el tiempo durante estos tres años y había dejado encargada casi completamente todas las misiones que su hermano real, Lu Oriental, le había entregado, a Du Ruhai para que lo controlara.

Esta fue también la razón por la que Du Ruhai pudo comandar libremente las Pruebas del Dragón Oculto. Realmente era porque le había dado demasiado poder.

Pero en estos tres años, no importa cuánto había intentado, se aventuró a entrenar, viajó de norte a sur, ella había sido incapaz de encontrar la oportunidad necesaria para romper a través de los once meridianos de Qi Verdadero.

Ese momento de ascensión arrastraba sus pies y no había llegado.

En estos tres años, ella había intentado, luchado valientemente, actuado locamente, e incluso lloró en silencio en la oscuridad de la noche cuando nadie más estaba alrededor.

Pero era como si cerraduras se hubieran colocado en su camino de dao marcial. Nunca había podido entrar en el reino de los once meridianos de Qi Verdadero.

Casi sospechaba que se había sobreestimado.

¿Era acaso diez meridianos de Qi Verdadero en el límite superior de su potencial?

Durante el tiempo que había regresado a la capital, ese era también uno de los períodos más tristes y abatidos de su vida.

La fría expresión de su frente se disipó ligeramente, y sutiles notas de emoción brillaron visiblemente a través de sus límpidos ojos. Sin embargo, esta apariencia sólo se mostró por un breve momento.

La princesa Gouyu reasumió su fría actitud después.

“Eres joven, no trates de adivinar sobre los asuntos de la vida marcial”.

“¿Es realmente adivinar al azar?” Jiang Chen sonrió mientras se sentaba y esperaba. “Es probable que ni siquiera sepas que la ansiedad que sientes al ser incapaz de romper a once meridianos de Qi Verdadero está escrita en toda tu cara.

Lo que probablemente te ha ocurrido aún menos es que a este ritmo, no sólo serás incapaz de avanzar, sino que no estarás muy lejos de una desviación de cultivo que se volverá contra ti.

También tienes que admitir que cada vez que se pone el sol, tus emociones se vuelven agitadas e irritables, como si numerosos fuegos furiosos estuvieran ardiendo locamente en tu pecho, tratando de reducirte a cenizas.

Puedes negarlo, pero todavía tengo que decirlo. Trátalo como si te devolviera el favor. En cuanto a si escuchas o no, ya depende de ti.”

Jiang Chen mostró una sonrisa amable. La sonrisa de un joven de quince o dieciséis años era la más brillante y llena de sol, y también la más fácil de disipar una neblina sombría.

De hecho, esta amable sonrisa hizo que la obstinada princesa Gouyu se abstuviera sorprendentemente de patear sus talones y salir, refutando a Jiang Chen, sino más bien mirarlo con una mirada complicada.

Para mirar a ese joven que entendía cada vez menos.

“Tu potencial, el método en el que estás entrenando, todos son suficientes para que puedas avanzar hasta la el onceavo meridiano de Qi Verdadero. Tu cuerpo encarna incluso el potencial de intentar el dao espiritual.

Pero por desgracia, estás demasiado enfocada en la victoria. Tu personalidad obstinada ha afectado tu estado de ánimo”.

“¿Y qué?” La princesa Gouyu estaba un poco descontenta, pero aún así deseaba que Jiang Chen continuara rápidamente hablando.

“Muy simple, una palabra – tranquilidad.” Jiang Chen sonrió débilmente. “El fuego en ti arde demasiado caliente, dando por resultado una sobreabundancia de qi yang dentro de tu cuerpo y causando un desequilibrio en tu yin y yang. Esto afecta la circulación de tus meridianos. Añade a eso tu impaciencia, y todo ello debilita tu control sobre tus meridianos.”

“Es solo eso?” La princesa Gouyu no pareció creerlo.

“Si dices que es simple, entonces es así de simple. Pero si dices que no es simple, tampoco es tan simple. El entrenamiento en el dao marcial no es meramente lectura de libros y teoría, sino uno debe cultivar un estado de tranquilidad y desterrar a los demonios del corazón. ¿Cómo es eso simple? Con tu personalidad, siento que la dificultad será alta. ¿No has descubierto que estás caminando cada vez más cerca de una desviación de cultivo?”

La princesa Gouyu se conmovió. Un rastro de bajo ánimo brilló a través de la incomparable belleza de su rostro. Ella realmente no quería admitirlo, pero el instinto le dijo que la verdad era tal.

De repente, sus cejas levemente fruncidas levantaron levemente y ella dejó escapar una pregunta, “Jiang Chen, ¿tienes alguna manera de resolver esto?”

La princesa Gouyu casi había agotado todas sus fuerzas al hacer esta pregunta. Incluso sentía que era verdaderamente débil. ¿Por qué era tan infantil como para pedirle respuestas? Si decía que no sabía, ¿qué tan feo sería eso?

Las emociones de Gouyu eran extremadamente complejas durante aquel breve momento y ni siquiera tuvo el coraje de mirar a los ojos de Jiang Chen. La mirada de este joven parecía que atravesaría rocas metálicas y rompería directamente su mente.

“Le dije que te debo una.” Jiang Chen sonrió. “Voy a ver a la princesa Zhiruo, ¿quieres venir?”

La princesa Gouyu dio un estampido con el pie, pero cobardemente sus pies todavía la traicionaron para que lo siguiera.

La princesa Zhiruo estaba encantada de ver a Jiang Chen. Todo su ser parecía como si volara en su euforia como miradas de incomparable felicidad salió de sus ojos.

“Hermano Jiang Chen, ¿no dijiste que vendrías una vez al mes? ¿Es la visita de hoy porque extrañabas a Zhiruo?” La niña era joven y naturalmente tenía pocas reservas cuando hablaba.

“¿Cómo podría estar a gusto si no te miraba? ¿Y si te torturaron y no siguieron mis instrucciones? Si algo te sucede, entonces mi cabeza será cortada para acompañarte.” Jiang Chen era igualmente relajado y casual alrededor de la princesa Zhiruo.

Los dos rieron y hablaron sin ningún rastro de alejamiento.

La recién llegada princesa Gouyu fue testigo de esta escena y se sintió un poco extraño en su corazón. Más bien envidiaba el hecho de que pudieran charlar tan íntimamente.

Pero también vagamente sentía que esto no era muy apropiado.

Pero no dijo nada al final.

Tía, has venido a verme. Qué maravilloso, Zhiruo ha visto a dos de sus personas más queridas en el lapso de un segundo hoy. ¡Qué alegría!

“Zhiruo, ve a buscar un pincel y papel, voy a escribir algo para tu tía. “Jiang Chen sostuvo una actitud de soy el jefe. También era la única persona que se atrevía a ordenar a Zhiruo Oriental de ese modo en todo el reino.

Incluso Lu Oriental  era demasiado suave para ordenar a su hija como si fuese una criada.

Pero, a esta niña no le importaba y obedeció feliz, como si un adulto le hubiera dado un caramelo a un niño, lleno de energía.

Parecía sentirse honrada de hacer algo por Jiang Chen.

Después de recibir el pincel y el papel, Jiang Chen reflexionó en silencio durante un momento mientras sostenía el pincel, y luego comenzó a escribir.

Dos formas fueron escritas rápidamente.

“La primera forma es un conjunto de encantamientos para suavizar tu qi. Llévatelo de vuelta para estudiar, será absolutamente útil para ti en la búsqueda de la tranquilidad. En cuanto a la segunda forma, es una receta. Puedes usarla para recetarte medicamentos. ” Jiang Chen dejó esos dos elementos en las manos de la Princesa Gouyu con un movimiento fluido.

Ella los aceptó con movimientos robóticos.

“¿Debes estar pensando, eres sólo un mocoso tonto, me estás molestando con estas cosas?” Jiang Chen sonrió alegremente. “Puedes elegir creer, o puedes elegir no creer. De cualquier manera, te he devuelto el favor.”

Oh verdad, si realmente no me crees, entonces puedes tomar la receta y subastarla en el Salón de Curación. Tal vez puedas conseguir tres o cinco millones de plata para ti.

Jiang Chen comenzó a vagar por los cuartos de la princesa Zhiruo después de que él dejó esas instrucciones.

Las piedras yang habían sido colocadas de acuerdo con sus instrucciones. Pero por el momento, estas piedras yang eran todavía objetos muertos que no se comunicaban entre sí y aún no habían formado un efecto de matriz.

Sin embargo, esto era lo máximo que podía hacer en este momento. Con su actual nivel de entrenamiento, sería poco realista manipular una matriz.

Hablando temporalmente, era más forma que función. Sería bastante decente si pudiera ampliar una décima parte de su poder.

“Muy bien, ustedes dos tienen una conversación encantadora, todavía tengo cosas que hacer y me tengo que ir. No seas una pequeña traviesa, y no olvides las cosas que te dije.”

Jiang Chen sintió que la atmósfera de la escena era un poco extraña y decidió despedirse.

Zhiruo Oriental estaba un poco deprimida. “¿Hermano Jiang Chen, te marchas cuando acabas de llegar? No te preocupes, Zhiruo vivirá saludablemente para el hermano Jiang Chen, y no te arrastrará conmigo.”

Jiang Chen se quedó sin palabras después de escuchar eso y se despidió.

La princesa Gouyu miró furiosamente a la figura de Jiang Chen y murmuró: “A esta persona le encanta ser arrogante.”

“Heh heh, Tía, no es bueno decir cosas malas sobre alguien a sus espaldas.” La niña rió maliciosamente. “Por no mencionar que alguien se había beneficiado de esa persona arrogante.”

“Muy bien, pequeña mocosa, estás sesgada hacia los forasteros y olvidas a tu propia familia?” La princesa Gouyu era muy cercana a esta sobrina, y actuaban más como hermanas por lo general.

Resonaban los sonidos de risa, regocijo y juego. Sonidos de alegría llenaron el patio entero en ese momento.

La mente de Jiang Chen finalmente se había calmado al salir del palacio y resumía las ganancias y las pérdidas del día cuando una multitud de hombres y caballos subía por la calle.

El líder estaba vestido con una armadura. Era el líder de la Guardia de Hierro de la familia Jiang, Jiang Ying.

“Joven duque, el duque Jiang me ha ordenado venir a ayudarte.” Jiang Ying saltó de su caballo con movimiento suave y practicado. Sus ojos se llenaron de cautela y observaron a los alrededores entre sus palabras.

“Tío Ying, ¿qué estás haciendo aquí?” Los pensamientos de Jiang Chen corrieron mientras él parecía entender inmediatamente algo.

“Vamos a discutir después de que hayamos escoltado al joven duque de vuelta a la mansión.” El contingente de la Guardia de Hierro ya había rodeado a Jiang Chen en el cuidado protector de su núcleo cuando Jiang Ying habló.

“¿Ha ocurrido algo?”, Preguntó Jiang Chen humildemente.

“Cuando Su Señoría se marchaba justo ahora, fue emboscado en la puerta de la mansión. La situación es bastante caótica en la capital, por lo que Su Señoría me ha ordenado que vaya a ayudar al joven duque.”

“¿Qué? ¿Mi padre está herido?”La cara de Jiang Chen se oscureció. Parecía que había subestimado la situación caótica en la capital.

“Sólo unas ligeras lesiones, él estará bien con unos días de descanso.” Los ojos de Jiang Ying patrullaban constantemente el área como un halcón cuando él respondió. Su nivel de cautela era bastante alto.

“¿Quién lo hizo? ¿Tenemos alguna pista? “Jiang Chen se relajó un poco al oír que su padre no estaba seriamente incapacitado. Para ser honesto, la primera persona con la que se había identificado al llegar a este mundo era su adorable padre.

“No he tenido tiempo de investigar.” Jiang Ying respondió simplemente.

“Hmph. Parece que no fueron capaces de tomar nuestra tierra de Jiang con la vena espiritual a través de estrategias, por lo que ahora están preparados para usar la fuerza”. Jiang Chen podría utilizar sólo sus dedos para darse cuenta de que esta debe ser otra mano que el duque del Altísimo Dragón, Long Zhaofeng, había jugado.

Du Ruhai jugó el papel de un delantero bloqueando a Jiang Chen en los tres exámenes fundamentales. Ahora agregue a eso el ataque a su padre en las puertas delanteras – esto era obviamente una cadena de ataques interconectados.

Jiang Chen estaba enfurecido, realmente enfurecido desde el fondo de su corazón.

La provocación con la que había sido recibido desde que vinieron a este mundo eran pequeños interludios de peleas menores e insignificante en los ojos de Jiang Chen. Siempre los había visto con una actitud desapegada.

Pero ahora, una verdad sangrienta estaba delante de él. Esto no era una pelea menor, sino una lucha sanguinaria hasta la muerte.

“Long Zhaofeng…” Jiang Chen silenciosamente repitió este nombre en su corazón, un fuerte impulso de matar corría por todo su ser por primera vez.

<Anterior                                                                                                                                   Siguiente>

Anuncios