Estamos de vuelta :3

_______________________________________________________________

Capítulo 40: Padre Atacado, Se Renueva la Controversia.

Lo que Jiang Chen y Jiang Ying no habían pensado, era el hecho de que el duque de Jiang Han, Jiang Feng, tenía una lesión que no era tan simple como parecía ser. No sólo había sufrido una pequeña herida.

Su oponente había aplicado veneno a la hoja del cuchillo, ¡y era un veneno violento y rápido!

En el corto tiempo que Jiang Ying había salido a escoltar a Jiang Chen – menos de una hora – las lesiones de Jiang Feng se habían deteriorado rápidamente.

Cuando Jiang Chen regresó a la mansión, el duque de Jiang Han ya se había hundido en coma y su rostro era tan negro como las cenizas.

“Joven duque, Maestro Ying, finalmente regresaron. Su Señoría…” El jefe de intendencia de mansión, Jiang Fu, estaba tan preocupado que las lágrimas le corrían por la cara.

Jiang Chen combinó tres pasos en dos en cuanto se apresuró a ver a Jiang Feng, “Padre!”

La conciencia de Jiang Feng ya había entrado en coma. Sólo gimió un poco, y sus párpados ni siquiera se abrieron.

Los ojos feroces de Jiang Ying se llenaron de profundo pesar. Como jefe de la Guardia de Hierro de la familia Jiang, fue su abandono del deber no proteger adecuadamente al duque.

“Su Señoría, su subordinado le ha fallado y sólo puede responderle con su muerte”. Jiang Ying sacó la daga de su cintura con un chasquido y se cortó el cuello.

El codo de Jiang Chen lo golpeó ligeramente, justo así que ocurrió chocar contra el área entre la cintura de Jiang Ying y la caja torácica. Jiang Ying sintió que su brazo quedaba entumecido. Incapaz de agarrar firmemente el cuchillo en sus manos, la daga cayó al suelo con un clank.

“Jiang Ying, es fácil para un hombre morir. Trabajar para vivir en este complicado mundo es la parte difícil. No me vas a decir que el jefe de la Guardia de Hierro de la familia Jiang es un cobarde, ¿verdad?”

El tono de Jiang Chen era frío y severo, y llevaba algunos rastros de un tono de reprimenda.

Era como si un rayo hubiera golpeado a Jiang Ying. ¿Qué tan cómica era esta escena? ¿Cuándo el joven duque empezó a sermonear así? ¿Cuándo tuvo un dandy tonto que le había dado tantos dolores de cabeza a Jiang Ying, tal habilidad? ¿Le causó ser incapaz de sostener su daga firmemente con un golpe descuidado?

Jiang Chen no prestó más atención a Jiang Ying y le preguntó a Jiang Fu, “¿Hemos enviado a un médico?”

“Sí, lo hicimos. Hemos enviado tres o cuatro médicos y todos se fueron sin decir otra palabra cuando vieron esta situación. Estaban tan asustados que sus rostros se habían vuelto verdes.” Las palabras de Jiang Fu fueron pronunciadas con un tono lloroso.

Este tipo de veneno se había propagado increíblemente rápido. Si no fuera por el hecho de que Jiang Feng era un practicante fuerte de nueve meridianos de Qi Verdadero, una persona común habría muerto hace mucho tiempo.

¿Cómo podrían los médicos ordinarios, que nunca habían visto este tipo de veneno, ser capaces de curarlo?

“¿Ninguno de los alquimistas espirituales ha estado cerca?”, Preguntó Jiang Chen.

Jiang Fu estaba angustiado. “Fui en persona al Jardín Rey Píldora, pero me rechazaron burlándose. No tengo conexiones con los otros dos lugares.

El Jardín Rey Píldora siempre había estado en asociación con la familia Jiang. Por lo tanto Jiang Fu no había pensado demasiado cuando fue al Jardín a pedir un alquimista espiritual. Había sido objeto de una buena ronda de burlas y mofas, y eso lo ponía tan enojado que todo su cuerpo se había estremecido.

Jiang Chen se quedó sin palabras. Este Jiang Fu se dirigía a cualquier médico que pudiera encontrar en ese momento de necesidad. Sería una cosa extraña, de hecho, si el Jardín Rey Píldora estuviese dispuesto a venir a curar a Jiang Feng ahora.

Quién sabe, tal vez el Jardín había tenido incluso intervención en el negocio con el veneno.

Después de todo, la situación ahora era bastante clara. El Jardín Rey Píldora se había puesto del lado del duque del Altísimo Dragón y se convirtió en un perro mordaz a su orden.

Jiang Chen no se quedó inmóvil. Colocó los dedos en el pulso de Jiang Feng mientras su ceño se arrugaba débilmente.

Jiang Chen también había llevado a cabo muchas investigaciones sobre los asuntos de emplear veneno en su vida pasada.

Pensó por un momento, se puso de pie y pidió a Jiang Fu que trajera papel y pincel, escribiendo una lista.

“Jiang Fu, ve al Salón de Curación y entrega esta lista al tercer hallmaster Qiao Baishi. También, pídele que venga con los artículos de la lista.”

Jiang Chen buscó en sus bolsillos y le dio el medallón del dragón grabado a Jiang Ying. “Tío Ying, toma este artículo y acompaña a Jiang Fu”

Jiang Chen estaba tranquilo y ordenado ante el pánico.

Por alguna razón, Jiang Ying había desarrollado repentinamente y de manera misteriosa un poco de confianza hacia el joven duque desde que fue impartido por él en este momento.

“Yo escucho y obedezco.” Jiang Ying sabía que salvar una vida era tan urgente como apagar un fuego y él agarró a Jiang Fu, arrastrándolo mientras volaba por la puerta.

Uno tenía que decir, Qiao Baishi le daba a Jiang Chen mucha cara. Había llegado a la mansión de Jiang con los medicamentos espirituales en la lista en menos de cinco minutos.

Qiao Baishi también se sorprendió al ver la condición de Jiang Feng.

Después de un momento de diagnóstico, su expresión se hizo aún más grave. Había indicios de incomprensión en su expresión, algunos de profunda reflexión y un poco de impotencia.

“Joven duque Jiang, Su Señoría ha sido envenenado. De eso no cabe duda. Pero la teoría detrás de este veneno es difícil de comprender. Me temo que estoy desamparado con mi mero nivel de práctica. El Lord hallmaster es muy ingenioso y tiene poderes extraordinarios, pero desafortunadamente salió ayer…”

El tono de Qiao Baishi llevó pesar y disculpa. Miró a Jiang Chen, momentáneamente sin saber cómo consolarlo.

Y, también estaba internamente sorprendido. ¡Pensar que la situación dentro de la capital se deterioraría repentinamente hasta este punto! ¡Un duque regional había sido emboscado en las puertas de su propia casa!

“Tercer hallmaster, en tu mente, ¿cuántos tienen la capacidad de usar este veneno dentro de la capital?”

Qiao Baishi frunció el ceño en un profundo pensamiento y respondió después de un largo rato. “Los tres pesos pesados en la medicina espiritual en la capital no son particularmente adeptos a usar veneno. Yo teorizo que esto no era el trabajo de un experto en veneno dentro de la capital.”

“Joven duque, el veneno en tu padre ha invadido los vasos sanguíneos. Debemos darnos prisa y actuar. ¿Por qué no actuar de acuerdo con los métodos habituales de tratamiento, y perforar los puntos de acupuntura con agujas de plata con el fin de dejar salir la sangre envenenada?”

Aunque Qiao Bai no podía comprender completamente el funcionamiento de este veneno, sabía que el tratamiento del veneno usualmente seguía este procedimiento. Sangrar la sangre envenenada primero podría al menos reducir la velocidad en la que el veneno atacaría al corazón.

Sin embargo, Jiang Chen sacudió la cabeza. “No, estaríamos cayendo en la trampa del otro si usamos agujas de plata para perforar los puntos de acupuntura. Este veneno no es de sangre, sino uno de los nervios. Si usamos agujas de plata para estimular los puntos de acupuntura, esto sólo hará que el veneno se disemine más rápido”.

“¿Qué?” Qiao Baishi estaba muy asombrado. Era la primera vez que oía algo así.

Incluso las expresiones de Jiang Ying y los que estaban al margen cambiaron drásticamente al oír estas palabras.

Tratar este veneno de la manera habitual aumentaría realmente la velocidad del veneno. Era algo bueno que no se hubieran imaginado inteligentes y usaran las agujas de plata. De lo contrario, ¿no estaba esto poniendo al duque en un peligro aún mayor?

Qiao Baishi se acordó de algo y sus cejas se arquearon. “Joven duque, escribiste una lista para mí y me dijo que trajera esos medicamentos espirituales. ¿Ya tienes una manera de curarlo?”

Jiang Chen asintió ligeramente. “Si el nivel de mi entrenamiento fuera similar al de mi padre, yo sería capaz de curarlo fácilmente de este veneno. Sin embargo, el nivel de mi padre es mucho más alto que el mío y por lo tanto tomará algún esfuerzo para curarlo. Pero yo tengo mis métodos.”

Jiang Fu, preparar una habitación secreta.

Jiang Ying, activar el nivel más alto de alerta del señorío!

Tercer hallmaster, gracias por venir hasta aquí. Espera aquí, vendré a charlar contigo cuando haya curado a mi padre del veneno.

Qiao Baishi tuvo dificultades para rascar la picazón en su corazón al oír las palabras de Jiang Chen. Él nunca había visto este tipo de veneno antes y realmente quería observar desde un lado. Pero también sabía que no podía haber un momento de distracción durante el proceso de curación del veneno, por lo que contenía ferozmente su curiosidad.

Pero él nunca estaría de acuerdo en volver al Salón en este momento si alguien le dijese que lo hiciera. No renunciaría a esta excelente oportunidad para ampliar sus perspectivas.

Además, él también quiso aprovechar esta oportunidad para entender completamente la teoría detrás de curar este veneno.

Como alquimista espiritual, Qiao Baishi era un ávido erudito. ¿Cómo podría perder la oportunidad de aprender y aumentar sus habilidades?

Estaba dispuesto a esperar diez días y diez noches sin ni siquiera la más mínima arruga de su frente, por no mencionarla por un corto tiempo.

Este veneno, aunque extremadamente incomprensible en los ingredientes utilizados, no fue suficiente para atrapar al ampliamente conocedor Jiang Chen. Aunque había algunos métodos infrecuentes usados en la aplicación de este veneno que confundió incluso a Qiao Baishi, un hallmaster del Salón de Curación. Quien hubiera usado el veneno contaría como un adepto en el uso de veneno.

Para Jiang Chen, sin embargo, estos trucos estaban todos todavía en el nivel de pediatría.

Uno tenía que saber, Jiang Chen había pasado millones de años estudiando el dao de la alquimia en su vida pasada, ¿qué no había visto? Muchos de los inmortales de la alquimia habían venido a menudo a hacer preguntas de Jiang Chen.

Jiang Chen en su vida anterior era un inepto en el aspecto del entrenamiento del dao marcial, pero era un amo preeminente en el nivel de poder reír orgulloso en los cielos en términos del dao de la alquimia.

En todo el proceso de Jiang Chen, que evitaba que Jiang Ying se suicidara, instruyéndoles a traer de vuelta a Qiao Baishi, escribiendo la lista y conversando con Qiao Baishi en ese momento, en realidad había estado contemplando continuamente cómo curar el veneno.

Por último, se estableció un método que era más confiable para una cura.

Después de entrar en la habitación secreta, Jiang Chen aplastó a fondo toda la medicina del espíritu y los dispersó completamente usando las Vastas Olas de Qi Verdadero, incorporando la medicina en el Qi Verdadero y llevándolo al cuerpo de Jiang Feng.

La teoría de usar el Qi verdadero para conducir la medicina parecía simple en teoría, pero no era algo que cualquiera pudiera usar para curar un veneno.

En primer lugar, el Qi Verdadero de las dos personas debe ser de un origen común y no podría tener ni siquiera el menor conflicto. De lo contrario, el Qi Verdadero se opondría entre sí, y el menor conflicto entre el Qi Verdadero sería suficiente para estimular el veneno y dar lugar a que el veneno se extienda en todas direcciones.

Este proceso no toleraría la menor interferencia.

Para Jiang Chen, el único problema estaba en la diferencia entre sus seis meridianos de Qi Verdadero y los nueve meridianos de Qi Verdadero de Jiang Feng. Dado que este era el caso, tendría que tener cuidado con un efecto rebote del veneno mientras él estaba en el proceso de curar a su padre.

Era una buena cosa que Jiang Feng estuviera en coma inducido por veneno. Aunque su conciencia todavía ejecutaba movimientos de manipular el Qi Verdadero por costumbre, no había manera de que pudiera activar los límites de su Qi Verdadero.

Añada a eso el hecho de que Jiang Chen estaba practicando el “Secreto de los Nueve Océanos Risueños”, un método que era cientos de veces más sofisticado que el “Método Vastas Olas” de Jiang Feng.

Por lo tanto, las vastas olas de Qi Verdadero de Jiang Chen disfrutaron de ventaja absoluta y entraron sólidamente en el cuerpo de Jiang Feng, llevando los medicamentos de antídoto a todos los rincones del cuerpo de Jiang Feng.

En este asunto, el proceso de curar el veneno se hizo sencillo.

Jiang Feng se despertó despacio después de una hora.

“Chen’er, ¿me has curado de mi veneno?” Jiang Feng amplió de inmediato sus sentidos y se sorprendió aún más. “Tales ricas y puras vastas olas de Qi Verdadero, tú… Chen’er, ¿qué nivel alcanzó tu ‘Método Vastas Olas’?”

Jiang Feng pensaba que las ricas y puras vastas olas de Qi Verdadero eran simplemente increíbles.

Jiang Chen rió entre dientes, “Padre, quería hablarte sobre este asunto. Estoy practicando no el “Método Vastas Olas”, sino el “Secreto de los Nueve Océanos Risueños”, el Método Vastas Olas es simplemente una rama de él, y es un método que comparte un origen común con él.”

“¿Secreto de los Nueve Océanos Risueños?” Jiang Feng se había quedado completamente petrificado.

“Sí, por ejemplo. Este “Secreto de los Nueve Océanos Risueños es como el viejo antepasado del “Método Vastas Olas”. Padre, encuentra tu paz interior y te lo diré. Practica el “Secreto de los Nueve Océanos Risueños” a partir de ahora y te prometo que romperás los grilletes de los nueve meridianos de Qi Verdaderos dentro de un mes, y te unirás a las filas de maestros de Qi Verdadero!”

Dentro del reino del Qi Verdadero, diez meridianos de Qi Verdaderos a doce meridianos de Qi Verdaderos eran llamados maestros de Qi Verdadero.

Convertirse en un maestro de Qi Verdadero significaba entrar en los niveles superiores del reino del Qi Verdadero. ¡El practicante estaba destinado a convertirse en el ápice de los fuertes en el Reino Oriental!

Era como si Jiang Feng estuviera en un sueño, y su expresión todavía no se había recuperado completamente.

Pero la siguiente frase de Jiang Chen aún lo abrumaba completamente.

“Padre, este “Secreto de los Nueve Océanos Risueños” es un método avanzado. ¡Practicar este método le otorgará una oportunidad del setenta por ciento de asaltar el reino del dao espiritual!”

“¿El reino dao espiritual?” – Jiang Feng estaba completamente atónito.

El reino del dao espiritual era una existencia legendaria a los practicantes superiores en el Reino Oriental. Se dijo que en los cientos de años de existencia del Reino Oriental, sólo uno había aparecido!

Ascender al dao espiritual era como convertirse en un dragón escalado de oro. ¡Uno se elevaría en los cielos, se elevaría meteóricamente, rompería la jaula mundana y se elevaría sobre las nubes!

<Anterior                                    Siguiente>

Anuncios