Etiquetas

Representando a las categorías Japonesa – (R+18) tenemos a Chikyuu Tenseisha No Koroshikata /  Como Matar Reencarnados de la Tierra.

Prólogo: El Terrícola enviado a matar a los terrícolas

Traducción del Japones al Inglés por: larvyde

“Estos terrícolas son reeeeeealmente  molestos, lo son!! ¿Qué diablos tienen? ¿Les enseñaron a hacer problemas en otros mundos desde que eran niños o algo así?”

La Reina Orco O’Luna golpeó los pies en el suelo del castillo, liberando su ira.

Esa noche los sonidos de los gritos de la reina y el suelo pisoteado resonaron en todo el castillo.

Tan ruidoso, pensé, tapar mis oídos.

“Oi Luna, cálmate. ¿Qué hora crees que es? Estás preocupando a los sirvientes”

Las sirvientas menores de los Orcos reunidas en el cuarto de la Reina estaban mirándolo de manera divertida paseando por la habitación como un NPC. Tan irritante….

Sin embargo, la reina Luna, a pesar de las preocupaciones de sus criadas, se estresaba cada vez más.

El bello rostro como un elfo de Luna, frunció el ceño mientras continuaba maldiciendo: “Terrícolas, imperdonable… definitivamente los mataré… Voy a matarlos en serio…”

Ella estaba completamente irritada por los terrícolas que no había palabras capaces de entrar en sus oídos.

Bueno, es obvio que esté furiosa.

Justo ahora, la fortaleza Orco al pie del monte Schera cayó por las manos de un reencarnado de la Tierra.

El terrícola lo hizo por diversión.

Estaban engañando con el poder de hacer trampa que la diosa les dio cuando reencarnaron.

Denunciaron a los demihumanos de este mundo y los intimidaron.

Afortunadamente, nadie murió esta vez, pero el daño fue grande.

La reina Luna, después de haber sido despertada en medio de la noche y oído hablar de la caída de la fortaleza, irrumpió en su habitación, rompiendo todo lo que podía poner en sus manos.

Entonces rugió como una bestia salvaje.

Las sirvientas durmiendo en las otras habitaciones y oyeron el sonido y llegaron a este lugar.

**

“Maldición todos ellos – … Estoy realmente enojada ahora mismo – … Los terrícolas son realmente malditos irritantes – … No pueden hacer lo que quieran sólo porque somos orcos…”

Luna siguió murmurando al amanecer. Estaba abrazando sus rodillas en su lujosa cama y murmuró sus rencores.

“Lo sé, lo sé. Realmente lo hago”

Sentada al lado de la cama, solté cualquier palabra para acompañarla.

Alguien me dijo una vez que cuando una mujer está enojada, primero debes simpatizar.

Por cierto, las sirvientas orcas estaban durmiendo alrededor de todo el suelo.

Dormir en la habitación de su amo, realmente, estos chicos son inútiles.

Mientras yo decía “Sé, entiendo por qué estás molesta” de vuelta a ella, mis ojos están arraigados en su pecho.

Debido a que se ha deshecho el botón en el pecho del camisón blanco de Luna, sus cerros gemelos colgantes estaban muuuy cerca de asomarse.

Si se agachaba un poco más, las puntas iban a ser visibles…

“¡¡He decidido!!”

Luna de repente se puso de pie en la cama. Apretó el puño, parece que ha tomado una decisión.

“He decidido… matar a todos y cada uno de los reencarnados que vinieron a este mundo desde la Tierra!”

“¿Todos ellos? Hee. ¿Así que también me matarás?

Lo siento por la introducción tardía, pero mi nombre es Kato Tomoki.

Un reencarnado de la Tierra.

Habiendo muerto en la Tierra, recibí una cierta habilidad única de la diosa, y reencarnado en este mundo como un tramposo.

Mi raza es humana – lo que significa un ser humano completamente normal, pero cosas pasaron y ahora mismo me quedo como invitado en el castillo de la reina Orco O’Luna.

Normalmente, un reencarnado de la Tierra sería considerado un enemigo natural de los Orcos, pero Luna y yo habíamos pasado por algunas cosas juntos y ahora somos amigos.

“Kato, a pesar de que eres un terrícola eres mi amigo! Solo a ti no te mataría. Sí, eres mi igual aquí”

Parece que Luna me eximió de su lista de matar porque soy su amigo.

Gracias a dios. Ahora puedo ponerme amistoso con esta atractiva reina orco por un poco más de tiempo.

“Por cierto, Kato. Tengo algo que pedirte como amigo…”

Luna apretó los dos dedos índices y torció el cuerpo con tímido gesto.

“¿Matarías a los terrícolas en mi lugar…? Esos terrícolas son todos fuertes. No puedo ganar contra ellos. Pero como otro Terrícola, tú…”

Ser amigos es bueno y todo eso, pero ¿por qué tengo que matar a mis compañeros terrícolas? Deja de engañarme!

Estaba enfurecido y casi le grité – pero… espera.

Si escucho su petición ahora, entonces puedo hacerla mía más fácilmente, ¿no?

“Bien”

Al oírme estar de acuerdo, Luna giró todas las sonrisas y saltó.

“¿¡De Verdad!? ¡Sólo quería intentar preguntarte! ¡Eres el mejor Kato! ¡¡El mejor!! Whee! ¡Muy guay! ¡Ahora brillas muy brillante!

“Sin embargo,” continué. Hay una condición

“C, condición…?”

“Sip. Voy a matar a mis compañeros reencarnados todo por tu bien, y a cambio de eso – Luna, quiero que me dejes hacer lo que me guste con tu cuerpo”

Siempre he querido a Luna.

Bueno, ella es caliente, ya sabes.

Anuncios