Un pequeño retraso en la agenda, pero aquí les va el primer bloque de capítulos.

Libro 1 Capítulo 43: Huir y… Preocuparse.

Ese sentimiento de mareo en su cabeza ralentizó ligeramente los movimientos de Bai Yunfei. En un momento de descuido, fue obligado a regresar al ruedo.

El capitán de este grupo de hombres no era otro que Zhao Ping. Y el hombre de piel oscura que había reaccionado lo antes posible al lanzar su sable hacia Bai Yunfei era el capitán de la brigada Wei Xu, un Alma Aprendiz Avanzada.

Después de forzar a Bai Yunfei a retirarse, sin darle la oportunidad de canalizar su soulforce para recuperar la compostura, Zhao Ping gritó en voz alta nuevamente “¡Atrápenlo!”, Luego tomó la iniciativa y cargó hacia Bai Yunfei.

En su estado actual, la Lanza con Punta de Fuego no era adecuada para ser usada. Además, había pánico en su corazón. A pesar de que el enemigo le superaba en número, ya había notado que no tenían ningún cultivador alma más poderoso que él.

Agitó un taburete junto a él con el pie y lo tiró a un grupo de hombres que avanzaban hacia él desde la izquierda. Aprovechándose de cuando lo esquivaron, se precipitó a gran velocidad con un empujón de sus pies.

Estos hombres obviamente eran todos luchadores muy experimentados. Eran incluso varias veces más formidables que los bandidos que Bai Yunfei había matado antes. Sabiendo que estarían en desventaja si lo dejaban acercarse a ellos, inmediatamente se retiraron varios pasos. Los hombres que usaban largos sables sacaron rápidamente sus armas, bloqueando el camino de Bai Yunfei.

El cuerpo de Bai Yunfei se detuvo por un momento. Originalmente había querido saltar sobre ellos, pero debido a que algunos ataques ya le venían desde atrás, no tenía más remedio que darse la vuelta para alejarlos.

Después de levantar la daga para bloquear la entrante espada corta de Zhao Ping, se inclinó hacia un lado, evitando un sable de Wei Xu, y lo obligó a retirarse con una patada. Al mismo tiempo, él retiró su mano y agarró una larga lanza que estaba siendo empujada hacia él. Venas azules salían de su brazo derecho, hizo un barrido horizontal feroz con la lanza, forzando a la gente que cargaba a retroceder.

Bai Yunfei sacudió la cabeza con fuerza. Ya había una mirada furiosa en sus ojos. ¡Si no hubiera sido drogado por ellos, no le sería imposible usar todo su poder y así no estaría rodeado de este modo!

Después de ser obligado a retroceder, Zhao Ping no se detuvo en absoluto. Sosteniendo su espada corta, volvió a atacar. Cuando su espada estaba a punto de cortar el cuello de Bai Yunfei, el cuerpo de este de repente se inclinó hacia un lado de una manera extraña. En el momento en que Bai Yunfei casi cayó al suelo, se levantó nuevamente con un salto. Luego dio unos pasos, sus piernas se convirtieron en varias manchas. Cuando se dio la vuelta, inesperadamente ya estaba frente a Zhao Ping.

¡Esto no era otro que los Pasos Pisadas Superpuestas!

Bai Yunfei levantó su daga y la empujó en el punto medio entre las cejas del oponente! Aterrorizado, Zhao Ping levantó apresuradamente su espada para bloquearlo, pero de repente sintió un dolor en su vientre y fue enviado volando con una patada!

Justo cuando Bai Yunfei quería perseguirlo y atacarlo, un gran sable le fue lanzado horizontalmente. Dio un resoplido frío. En un instante, su cuerpo se inclinó hacia atrás, convirtiéndose en una imagen residual, evitando varias armas entrantes sucesivamente. Luego salió corriendo de entre estos varios hombres, se dirigió directamente a la cara de Wei Xu y lanzó un puñetazo sin detenerse en absoluto.

Después de realizar un corte con su sable, Wei Xu sólo vio un borrón ante sus ojos. En poco tiempo, el oponente se había colocado frente a él y estaba a punto de golpearlo! Con pánico, hizo una maniobra levantando su gran sable y sosteniéndolo delante de su pecho, deseando protegerse de este puñetazo con la hoja del sable.

Los ojos de Bai Yunfei destellaron con solemnidad y venas azules salieron de su brazo derecho. Llevando consigo cortos sonidos de zumbidos, su brazo golpeó la hoja en un instante. Se oyó un leve crujido cuando el gran sable fue destrozado directamente. Antes de que Wei Xu pudiera regocijarse de haber bloqueado ese ataque, fue enviado a volar un metro en el aire por el puñetazo como si hubiera sido golpeado por una fuerza de miles de libras y luego cayó hacia la parte trasera del campo de batalla. Después de lanzar una bocanada de sangre en el aire, cayó al suelo y no se movió en absoluto. Aunque todavía estaba vivo, ya no era capaz de luchar de nuevo.

¡Arte Ondas Superpuestas, Triple Fuerza de Puño!

Bai Yunfei no estaba de humor para pelear. Aprovechando la oportunidad creada cuando todo el mundo se había congelado por el intercambio anterior, siguió avanzando continuamente, corriendo hacia la entrada del hotel en un borrón.

Antes de que pudiera llegar a la entrada, su camino fue bloqueado de nuevo por una espada corta entrante – este no era otro que Zhao Ping, que había sido enviado a volar con una patada por él antes.

Frente a una espada obstructiva, el cuerpo galopante de Bai Yunfei de repente se detuvo de una manera extraña. Bajo la mirada de incredulidad  de su oponente, se inclinó hacia atrás y entonces, con sus pies siendo el centro, se movió en un semicírculo como un objeto redondo que se mueve en un tazón. Cuando se levantó de nuevo, ¡ya estaba al otro lado de la espada corta!

Con los ojos brillado con frialdad, Bai Yunfei lanzó la daga en su mano y directamente al corazón del oponente con determinación.

Simplemente era demasiado tarde para que Zhao Ping retirara su espada y bloquease, así que no tuvo más remedio que apretar los dientes y apartarse unos centímetros. Luego soltó un doloroso gemido mientras la daga penetraba directamente en su hombro izquierdo.

Los ojos de Bai Yunfei destellaron con un toque de decepción. Echando un rápido vistazo a aquellos hombres que ahora reaccionaban y cargaban directamente hacia él, de repente levantó su pierna izquierda y pateó a Zhao Ping otra vez en el estómago.

Un golpe profundo resonó. La daga fue retirada, creando un rastro de sangre, y el cuerpo de Zhao Ping fue disparado contra los hombres que lo perseguían como una bala de cañón. Aquellos hombres fueron arrojados inmediatamente al desorden.

Después de enviar a Zhao Ping volando, Bai Yunfei se dio la vuelta y salió corriendo sin dudarlo.

Tan pronto como él puso su pie fuera, un borrón repentinamente salió de la sombra al lado de la puerta sin una señal de advertencia, yendo directamente hacia él!

Asustado, Bai Yunfei levantó apresuradamente su daga contra su pecho. Al mismo tiempo, cambió su juego de pies, alejándose a un lado.

Esa pequeña mancha negra y Bai Yunfei se rozaron. Sin embargo, aparentemente no quería atacarlo en absoluto. Cuando se cruzaron entre sí, Bai Yunfei sintió repentinamente un escalofrío en la parte posterior de su mano derecha, que estaba siendo sostenida delante de él. Parecía que una pequeña masa de líquido le había golpeado el dorso de la mano.

En cuanto salió del hotel, echó un vistazo hacia atrás y vio que aquel borrón caía al suelo – era inesperadamente un pequeño animal gris que parecía una ardilla.

Todos los hombres del hotel observaron desesperadamente mientras Bai Yunfei desapareció después de varios pasos. Entonces miraron a su capitán y vice capitán, ambos heridos, y se miraron en consternación, sin saber qué hacer.

Zhao Ping estaba sentado en el suelo con los dientes apretados en sudor frío. Ese golpe lanzado por Bai Yunfei en ese momento había sido realmente poderoso. Si fuese un hombre corriente, probablemente habría muerto.

“Ya se ha escapado. ¿Por qué todavía estás de pie allí?… Rápidamente ve a ver a Wei Xu!” Sólo después de una docena de segundos Zhao Ping respiró hondo y logró regañar con una voz elevada.

Al ver a sus subordinados corriendo a ver a Wei Xu como un enjambre de abejas, Zhao Ping sacudió la cabeza de una manera frustrada. Luego silenciosamente canalizó su soulforce para sanar las heridas en su cuerpo. Al mismo tiempo, suspiró para sí mismo mentalmente.

“Ay… me equivoqué. De acuerdo con la información obtenida anteriormente, este hombre era obviamente sólo un Alma Personaje Avanzado cuando mató al joven maestro. Pero ahora parece que ha roto a través de la etapa Alma Guerrera. Tener un gran avance en tan poco tiempo, tal vez ya estaba en el apogeo de la etapa Alma Personaje cuando mató al joven maestro…

“Era tan difícil atacarlo. En toda la pelea, sólo pude sacar mi espada unas cuantas veces. Simplemente no me dio la oportunidad de atraerlo a una pelea de perros. Además, el movimiento que hirió a Wei Xu con debería haber sido una técnica alma! ¡Y esa habilidad de movimiento que le permitía moverse como un fantasma era una técnica alma también! Él es obviamente poderoso, pero no estaba interesado en pelear en absoluto. Aunque al final tenía una gran ventaja, todavía huyó sin dudarlo… Este hombre tiene una mente extraordinaria también.

Según nuestra investigación, hace dos meses todavía era un plebeyo. ¿Qué clase de encuentro afortunado tuvo realmente?!

Será difícil encontrarlo ahora. Después de que él fue engañado y rodeado, todavía logramos dejarlo escapar. ¡Por suerte mi “rata gris de seguimiento” ya ha dejado una “marca” en él para que no pueda escapar! Ahora solo tenemos que esperar a que llegue el maestro. Después, usaremos la rata gris para averiguar dónde está…

“El rastreo de la saliva de la rata gris es eficaz durante tres días. Una paloma mensajera ya ha sido liberada. Dada la velocidad del maestro, debe llegar mañana por la noche. Ese hombre definitivamente no sabe de esto así que después de huir por un día a lo más, relajará su vigilancia. Y entonces el maestro tendrá tiempo suficiente para ponerse al día con él!

“No está mal… Ahora parece que esto tampoco es un fracaso completo.”

…. …………. ……………. ………..

Después de escapar, Bai Yunfei no se atrevió a hacer una pausa. En cambio, estimó las direcciones un poco y corrió todo el camino. Sólo después de correr durante casi cuatro horas se detuvo finalmente en una orilla de un río pequeño.

Usando los Pasos Pisadas Superpuestas incesantemente durante un período tan largo había casi agotado su soulforce así que él no tenía ninguna opción sino parar y descansar por un rato antes de que él pudiera hacer otros planes.

De hecho, si lo hubiera querido, todas las personas de ese hotel habrían sido asesinadas. Pero no sabía si el enemigo tenía refuerzos o no, así que habría estado en más peligro si hubiera permanecido allí más tiempo. Además, habría sido inútil matarlos a todos, por lo tanto, desde el principio sólo había querido huir.

Aquella débil sensación de malestar en su cabeza ya se había ido. Bai Yunfei estaba sentado sobre una gran roca, recuperando silenciosamente el soulforce que había utilizado.

“Todavía soy demasiado inexperto en el mundo exterior. ¿Quién habría pensado que caería tan fácilmente en la trampa del enemigo? Afortunadamente, no bebo, de lo contrario…” Recordando esa sensación de estar drogado, Bai Yunfei todavía no podía dejar de tener un rastro de miedo retrospectivo. (N/T: Ya saben, si se están escapando de un jefe de familia realmente poderoso que te cagas, por favor no tomen)

“Maldita sea, ¿cuán grande es la influencia de la familia Zhang? ¿Cómo pueden tener tantos hombres en una ciudad tan pequeña? ¿Podría ser que todas las otras ciudades también son así? Imposible, hay demasiados cultivadores alma en ese grupo de hombres. Incluso si la familia Zhang tuviera una mayor influencia, todavía sería imposible para ellos enviar este tipo de mano de obra a cada ciudad. Esto significa que… ¿yo soy demasiado desafortunado?” En este punto, Bai Yunfei no podía dejar de sacudir la cabeza en la auto-burla, sintiéndose bastante frustrado.

De hecho, en realidad era demasiado desafortunado para haber llegado la ciudad Buen Viejo en lugar de otra ciudad. Simplemente ocurrió que el grupo de Zhao Ping estaba buscando su paradero cerca. Después de recibir el mensaje secreto de ese posadero, inmediatamente se apresuraron…

“Ahora que mi paradero ha sido expuesto, creo que Zhang Zhenshan definitivamente se precipitará de inmediato. Es malo. Todavía no puedo parar. ¡Tengo que huir de él!”

“Además, ese pequeño animal al final de la pelea fue muy extraño. El líquido que quedó en mi mano en ese momento parece ser su saliva. ¿Por qué quería hacer esto?” Bai Yunfei sostuvo su mano derecha ante sus ojos y la observó cuidadosamente bajo la luz de la luna, pero parecía totalmente sin cambios.

Cuando lo puso bajo su nariz y lo olfateó, de repente frunció el ceño: “Hay un ligero olor. Podría ser… ¡Seguimiento!”

En este punto, la expresión de Bai Yunfei se volvió desagradable. Se levantó y fue hasta el borde del río, extendió las manos al agua y las limpió sin parar. Luego sacó su polvo de ropa y las volvió a lavar. Sólo después de lavarse las manos durante diez minutos y su piel casi se había enrojecido, se detuvo.

Volvió a oler su mano derecha y ya no podía detectar ese extraño olor. Sólo ahora Bai Yunfei pudo relajarse un poco. Sin embargo, seguía habiendo un rastro de preocupación en su mente.

“Parece que voy a tener que planificar aún más para poder escapar!”

<Anterior                                                                                            Siguiente>

 

Anuncios