3/8

Capítulo 14: Tomar Cuidado de Ello en Ventaja

Al día siguiente, Han Shuo fue despertado rudamente por una pesada bolsa de basura que se tiró sobre él.

Había estado soñando dulcemente cuando sintió una montaña pesada caer sobre él. Se levantó de la cama y se frotó los ojos para ver que había una bolsa de basura extra pesada en la cama. Inmediatamente entendió que alguien debía haber arrojado su basura a través de la ventana del almacén.

Él insultó y maldijo al azar, pateando la bolsa de basura de la cama. La bolsa aterrizó con un golpe y rodó hacia la puerta. Han Shuo estaba a punto de volver a dormir, cuando se dio cuenta de que debía estar tarde si alguien había arrojado una bolsa de basura.

El sol se había elevado realmente en cielo cuando Han Shuo abrió las ventanas para tomar una mirada. Suspiró a su vez, pensando que se había cansado de entrenarse anoche. Había dormido definitivamente hoy, y estaba a punto de salir corriendo por la puerta, cuando repentinamente recordó el sueño de la noche anterior. Parecía recordar que el pequeño esqueleto se había vengado de Fitch por él. El corazón de Han Shuo saltó de miedo cuando recordó que la última vez que tuvo un sueño similar, los acontecimientos habían sucedido realmente. Su mirada se dirigió rápidamente hacia el cubo de madera.

Fue sorprendido por la vista del esqueleto apoyando dos manos huesudas y negras en los lados del cubo y su hueso de la pierna izquierda cruzado sobre su hueso de pierna derecha, balanceándose perezosamente de un lado a otro, como si estuviera disfrutando de un sauna. Parecía muy cómodo y parecía un pícaro.

Han Shuo soltó un suspiro de alivio al verlo todavía en el cubo de madera y meditó en silencio por un momento. Se levantó y empujó el cubo debajo de la cama, y sólo salió del almacén para hacer frente a los deberes de su día después de que había agarrado una bolsa de basura para tapar el espacio debajo de la cama.

“Hola Bryan, ¿qué te tomó tanto tiempo hoy?” Jack estaba removiendo el polvo de las estatuas mientras saludaba a Han Shuo desde lejos con una sonrisa.

Han Shuo echó un vistazo a su alrededor y supo que se había retrasado porque no pasaban estudiantes por ese camino. Las clases ya deben estar en sesión.

“Oh, mi mente está aturdida después de los dos golpes de Fitch ayer. Por eso me dormí.”

Jack, de repente, dio una risa ligera y alegre y puso la cabeza en secreto junto a la de Han Shuo. Dijo humilde, “Bryan, no te emociones pero escuché a los estudiantes hablando en el camino a clase hoy. Que el esqueleto negro de siete alas, que apareció la última vez, derrotó a Fitch anoche. ¡Su cara está magullada e hinchada!”

Han Shuo, “…”.

Así que el sueño realmente había tenido lugar, con algunas diferencias marcadas de lo que había imaginado. Esta vez, el pequeño esqueleto fue notablemente mucho más rápido y ya había terminado de ejecutar sus comandos. No era de extrañar que el pequeño esqueleto hubiera estado tendido en el cubo en una posición diferente cuando comprobó el cubo esta mañana.

“Eh, Bryan. Por qué no dices nada? ¿Estás demasiado feliz? Jaja, ese debe ser el caso. Ese esqueleto negro es realmente algo. Cuando Fitch había sido golpeado despierto, sólo vio las siete alas. El esqueleto saltó directamente por la ventana y escapó de esa manera. Oh! Fitch vive en el cuarto piso. ¡Es asombroso que el esqueleto no aterrizara en pedazos de huesos rotos!”

Han Shuo dio dos tos secas y se sintió muy satisfecho. Repasó el tema y dijo: “¡Bien hecho! Me pregunto quién convocó a ese pequeño esqueleto y se vengó por mí. ¡He tenido tanta suerte últimamente!”

No pasaron más cosas desafortunadas a Han Shuo en los próximos días, y nadie vino a buscarlo para practicar magia. En estos días, Han Shuo se aprovechó de la rara calma para estar fuera de las aulas de necromancia temprano en la mañana, y escuchar las conferencias de Gene con una escoba en la mano.

Tal vez fue debido a su paliza a manos del esqueleto, pero Fitch no se presentó a clase en esos pocos días. Han Shuo escuchó las explicaciones de Gene sobre el conocimiento mágico todos los días, y fue iluminado en muchas teorías que él simplemente no entendía antes.

Por la noche, Han Shuo practicaba el “Fuego Glaciar Místico”, y poco a poco, circulaba el yuan mágico hacia su palma y punta de los dedos según el método prescrito por el hechizo. Se quemaba de dolor cada vez, pero en el transcurso de estos pocos días, Han Shuo casi había circulado el yuan mágico a su muñeca.

Continuó estudiando “Los Fundamentos de la Necromancia”, y notaba mentalmente las porciones que no entendía para ver si Gene, por casualidad, mencionaba cualquiera de esos temas cuando Han Shuo estaba espiando a sus clases.

Ahora que las raciones de Han Shuo habían aumentado y su cuerpo estaba recibiendo más nutrición, sin mencionarlo entrenando a su yuan mágico, el cuerpo originariamente delicado de Han Shuo inconscientemente sufrió algunos cambios fundamentales. Comenzó a formar músculos, e incluso pareció crecer un poco más alto, mientras que su temperamento cambió también.

Los estudiantes de necromancia relegaron los cambios de Han Shuo como consecuencia de que se volviera loco. Han Shuo disfrutaba de la facilidad de que nadie le prestaba mucha atención y continuaba trabajando y practicando magia encubiertamente. Estaba feliz de presenciar los cambios en su cuerpo.

“¡Oh, oscuridad sin fin, transfórmate en destructoras flechas de hueso y arrasa según mi voluntad, Flechas de Hueso!” Un largo hueso cortante y afilado se materializó del aire cuando el encantamiento fue completado y voló hacia una figura de paja delante de Han Shuo con un chasquido de su dedo. Sin embargo, de repente se estremeció a medio camino.

¡Pa!

La flecha del hueso explotó repentinamente a medio camino de su objetivo, y por vista de su dirección, se había desviado grandemente del curso. No estaba dirigido hacia la figura de paja rellena en absoluto.

Han Shuo soltó un suspiro mientras sacudía la cabeza, pensando que la comprensión de la teoría era una cosa, pero realmente usarla era otra. Han Shuo había estado practicando esta magia de bajo nivel Flecha de Hueso cerca del cementerio en estos días, y nunca había sido capaz de lanzarla con éxito. O no podía llamar la flecha, o su dirección estaba muy fuera de curso y explotaría a medio vuelo.

Han Shuo entendió que la práctica repetida era necesaria para invocar con éxito la magia de la necromancia. Sólo a través de la práctica constante sería capaz de comprender plenamente los detalles de un hechizo, y ser capaz de lanzar con éxito, sin errores o defectos.

En estos días, Han Shuo siempre entrenaba su yuan mágico durante un tiempo cada vez que caía la noche, luego se colaba al cementerio, donde había sido arrojado como un cadáver, para practicar la necromancia. El pequeño esqueleto permanecería inmóvil una vez que hubiese sacado dos bolsas de basura y las hubiese tirado.

Justo cuando Han Shuo estaba reflexionando sobre el encantamiento y los sellos manuales que había utilizado en aquel momento, y estaba tratando de averiguar dónde se había equivocado al emplear su fuerza mental, de repente oyó pasos apresurados a lo lejos. Saltó y rápidamente se escondió en los afloramientos rocosos aleatoriamente dispersos junto al cementerio.

El cementerio era amplio y completamente tranquilo por la noche. Pocos lo visitaban aparte de Han Shuo para tirar los ingredientes mágicos desechados. Practicó furtivamente la magia aquí porque no quería ser descubierto, y naturalmente se escondía de la vista cuando escuchaba sonidos de pasos.

Al cabo de un rato, un hombre alto, de cabello azul, de mediana edad, con la ropa teñida de color carmesí sangre y espuma sangrienta en la boca, entró en la línea de visión de Han Shuo. Empuñó una espada y se tambaleó hacia delante con una mirada de ansiedad. Tropezó sin dirección, y siguió comprobando su espalda.

Su cuerpo se estremeció cuando llegó a la zona donde Han Shuo había estado practicando antes, y sus pasos se tambalearon cuando cayó al suelo. Sacó un bolso gris de un bolsillo interior del pecho, golpeó al azar la tierra dos veces y metió la bolsa en la tierra. Se levantó y siguió corriendo después de haber alisado la tierra.

“Dylan, ¿a dónde piensas correr ahora?” Una voz benevolente llevada desde lejos como una luz negra destelló y se materializó en un hombre delgado, frágil, viejo detrás del hombre de mediana edad. Llevaba una sonrisa compasiva en su rostro y sus ropas estaban bordeadas de oro. Llevaba un bastón obviamente precioso que estaba incrustado con un rubí, zafiro y topacio.

Una bola de luz verde oscura voló rápidamente de lejos después de que el viejo y frágil mago hubiera aparecido. Cuando llegó al claro, la luz verde oscuro desapareció abruptamente y apareció un espadachín de aspecto fuerte y musculoso, equipado con una espada larga.

“Maestro Duque, ¿cómo debemos manejar a Dylan?” El espadachín se paró educadamente al lado del mago y preguntó humildemente después de que hubiera llegado.

El viejo mago compasivo, Duque, arrugó sus cejas pardas y miró a la figura colapsada en el suelo con sangre saliendo de su boca. “Pobre Dylan… probablemente esté al final de su tormento. No debe sufrir este tipo de dolor. ¡Erick, envíalo a descansar!”

“El maestro es demasiado amable” saludó el espadachín Erick con una extraña expresión en su rostro, y de repente parpadeó como un rayo hacia el todavía corriendo Dylan. Han Shuo captó una fugaz mirada de una bola de luz verde oscuro mientras la sangre salpicaba de la espalda de Dylan, y finalmente cayó al suelo, inmóvil.

Erick enfundó su espada larga y se inclinó de inmediato para buscar el cuerpo de Dylan. Su expresión facial se volvió más fea y fea, por fin se levantó y dijo resignadamente: “¡Maestro Duque, no está en él!”

“¡Cómo es posible! Duque se sorprendió y su expresión cambió. Atacó el cadáver de Dylan con un movimiento de su bastón, cantó un encantamiento mágico de viento, y varias cuchillas afiladas parecían despedazar la ropa del cadáver.

Han Shou claramente lo vio todo mientras se escondía detrás del afloramiento de roca. La luz verde oscura que brotaba de la espada larga de Erick indicaba que era un caballero mayor.

El hecho de que un caballero tan importante fuera tan respetuoso con ese tal Duque significaba que la identidad, o capacidad de esta persona, era aún mayor. Era la primera vez que Han Shuo había visto un asesinato cometido, y su corazón latía con fuerza mientras corría de pánico. (N/T: El nombre es Duque, lo dejo en inglés o también lo traduzco?)

“¡Realmente no está en él!” Murmuró Duque para sí mismo y arrojó el cuerpo desnudo de Dylan al suelo como basura con otro movimiento de su bastón.

Duque sacudió su bastón de nuevo, y un fuerte pulso de fuerza mental brotó hacia Han Shuo. El cuerpo de Han Shuo voló contra su voluntad y aterrizó delante de Duque.

“¿Eh? ¿Cómo supiste que yo estaba allí?” No sólo era Han Shuo entrando en pánico internamente, sino que su boca estaba entrando en pánico también. Se balanceó con los miembros en el aire y gritó con incredulidad.

“¡Eh, qué mono tan inocente! A juzgar por tu ropa, ¿eres de la Academia de Magia y Fuerza Babilonia? Duque miró con amabilidad a Han Shuo y lo arrojó al suelo después de decir estas líneas.

“Sí, soy un chico de recados de la Academia Babilonia. Yo estaba aquí para tirar la basura mágica. No vi nada en este momento. Eh, se está haciendo tarde. Ustedes siguan charlando, voy a regresar ahora.”

Han Shuo se levantó del suelo y respondió con una cara llena de ingenuidad. Dio dos pasos medidos hacia los terrenos de la academia, luego aumentó su velocidad y huyó con todas sus fuerzas. Estos dos tipos extraños podrían hacer algo perjudicial para mí, mejor escapar tan pronto como sea posible.

“Heh, este tipo es un poco astuto. Erick, ¿por qué no lo mandas con Dylan? Duque habló con benevolencia y se rió ligeramente detrás de la espalda de Han Shuo.

Han Shuo sintió que una fuerte corriente de aire se acercaba rápidamente tan pronto como Duque había terminado de hablar.

<Anterior                                                                                 Siguiente>

Anuncios