¡Aquí esta! – The Waifu :3

Libro 1 Capítulo 54: Primera llegada a la Ciudad Cuiliu; ¿Una escena cliché?

“¿Se ha ido así?”

Bai Yunfei, que estaba solo en lo alto de la montaña, miró con expresión estupefacta en la dirección en que Ge Yiyun había desaparecido.

El entorno de repente se oscureció, despertando a Bai Yunfei. Resultó que el fuego flotante en un lado estaba desapareciendo lentamente en el aire.

“¿Por qué se marchó de inmediato?… En este tipo de situación, ¿no debería haberme dado algunos artículos alma y técnicas otra vez, o gastado su energía ayudándome a mejorar mi poder, al menos hasta que rompa a través del Alma Sprite.” De alguna manera, estos pensamientos aparecieron inesperadamente en su mente en este momento.

“Er, ¿cómo puedo tener tales pensamientos avariciosos…?” Bai Yunfei se sobresaltó y se rió en auto-burla. Luego subió a un árbol grande, listo para descansar un poco.

“De todos modos, esta noche tuve mucha suerte de haberme topado con Ge Yiyun. Continuemos mi viaje mañana y lleguemos a la Ciudad Cuiliu tan pronto como sea posible…”

… … … …

Al pie de la montaña, Ge Yiyun caminaba lentamente con las manos a la espalda. A pesar de que sus pasos eran obviamente muy lentos, estaba extrañamente cubriendo varios cientos de metros con cada pocos pasos.

“No puedo tener demasiada conexión con él de nuevo. Hasta ahora, mi ayuda ha estado todavía dentro del límite del “destino correcto”. Si le ayudo más, me temo que algo inesperado sucederá. Sería mejor para mí tener cuidado…” Ge Yiyun discutió en su mente mientras caminaba, “En cuanto a su extraña velocidad de cultivo, será mejor que no interfiera. No importa qué secreto tenga, esto no hará daño a mi Escuela Destino…”

“Además de él, sigue habiendo ese tipo llamado Li Chengfeng. Si lo que dijo es cierto entonces…” Ge Yiyun frunció ligeramente el ceño, “Acabo de llegar a la provincia Qingyun, mi alma destino inesperadamente no me guió a alguien con tal talento extraordinario para el cultivo… Pero esto también es una buena cosa. Como yo me enteré de ese tipo por ayuda del muchacho, esto no está dentro de la frontera influencia de la dirección del alma destino por lo que yo puedo hacer muchas más cosas ahora. Si ese es el caso…”

“De todos modos, siempre y cuando haya algo útil para que mi Escuela Destino enfrentre el futuro desastre, ¡sin duda no ignoraré ninguna posibilidad de conseguirlo!”

… … … …

Al mediodía, dos días después, cuando Bai Yunfei volvió a ver una amplia carretera principal, sus ojos estaban casi llenos de lágrimas, ¡finalmente había llegado a una ruta normal!

Después de poner el pie en esta carretera principal, donde era imposible para él perderse, Bai Yunfei estaba un poco exaltado por dentro. Miró a su alrededor mientras caminaba. Al ver un río sinuoso junto al camino y líneas aparentemente interminables de sauces, suspiró emocionalmente en su corazón: “No es de extrañar que se llame Ciudad Cuiliu(N/T: Ya expliqué antes que Culliu = Sauce Verde). Hay tantos sauces… Hablando de ello, este tipo de nombrar es realmente perezoso. Este lugar tiene un montón de sauces por lo que se llama Ciudad Cuilliu, seguido, un lugar con un montón de árboles de pino se llama Cangsong Ciudad [Ciudad Pino Verde] y un lugar con un montón de álamos llamado Ciudad Baiyang [Ciudad Álamos]… Una forma de nombrar no estresante en absoluto…”

Mientras dejaba vagar su mente, lentamente entró en la ciudad. Por supuesto, él había sacado ese sombrero de paja rasgado y se lo volvió a poner en la cabeza, aunque aún no había advertido ningún peligro en este lugar, sería mejor que fuera lo más discreto posible.

Sin embargo, a diferencia de cuando había entrado en la ciudad Baifeng la última vez, Bai Yunfei no estaba muy nervioso esta vez. Quizás esto era porque él había salido de la ciudad Baifeng sin ningún incidente la vez última o porque este lugar era ya muy cercano a la frontera de la provincia Qingyun. Por el momento, además de prestar atención cuidadosamente a la situación en los alrededores, Bai Yunfei también estaba disfrutando un poco del paisaje que lo rodeaba.

Después de entrar en la ciudad, Bai Yunfei fue inmediatamente un poco sorprendido por lo próspera que era esta Ciudad Cuiliu. La última vez, cuando había estado en la ciudad Baifeng, sólo había dado un paseo apresurado, y en ese momento había estado cerca del atardecer, por lo que no había estado en el estado de ánimo para “disfrutar” del paisaje como ahora. Por lo tanto, se podría decir que esta fue la primera vez que realmente había visto las escenas en una gran ciudad.

Las calles eran tan amplias que podían acomodar a cuatro carruajes que corrían lado a lado. A ambos lados de las calles había todo tipo de negocios, especialmente espléndidos y lujosos. Bai Yunfei incluso sintió que las cosas que había comprado en algunas de las “tiendas de la calle” eran obviamente mejores que las que había comprado en las llamadas “tiendas grandes” en la ciudad Luoshi. En medio de la gente que iba y venía, una gran variedad de voces y gritos podían oírse constantemente, y lo que le hacía sentirse más enérgico…

“Tantas mujeres hermosas…” Bai Yunfei finalmente no pudo evitar suspirar de emoción después de estar en un trance en mitad de la calle durante medio minuto.

De alguna manera Bai Yunfei siempre sentía que las figuras graciosas y encantadoras seguían apareciendo en la calle una tras otra. Los perfumes de sus cosméticos se habían extendido por toda la calle. Estas hermosas muchachas se paseaban por la calle, solas o acompañadas por alguien. Sus voces cristalinas podían ser escuchadas de vez en cuando cuando hablaban.

Bajo la mirada audaz de Bai Yunfei, una jovencita que llevaba una canasta en la mano rápidamente pasó junto a él con un ligero rubor. Viendo su silueta desaparecer en la multitud, Bai Yunfei inesperadamente no podía dejar de soltar un suspiro.

Sin embargo, la expresión de su rostro se volvió repentinamente extraña. Retiró la mirada y se sintió en un trance por un largo tiempo, entonces sacudió la cabeza con fuerza, murmurando: “¿Qué está mal conmigo ahora? Imposible, en el pasado definitivamente no habría actuado así. Justo ahora, frente a estas chicas, inesperadamente empecé a hacer frívolas observaciones sobre ellas en mi mente como si esto fuera algo natural…”

Mientras reflexionaba sobre las “anormalidades” en su mente, se dirigió lentamente hacia el centro de la ciudad. Por el momento, ya no le interesaba disfrutar de la belleza de las mujeres.

Después de comer en un restaurante bastante lujoso, Bai Yunfei siguió paseando por las calles, listo para ir de compras antes de descansar por una noche y luego reanudar su viaje mañana.

Saliendo de una joyería, Bai Yunfei tocó el anillo interespacial de su mano de una manera bastante satisfecha, pensando en sí mismo: “A pesar de que eran algo caros, son todas piezas de joyería “de grado alto”. Ahora debería ser capaz de empezar a investigar la cuestión de la actualización de joyería… “

“¡Tú, sinvergüenza, no se te permite tocar a mi señorita!”

“Oh, eres muy feroz para una joven sirvienta. Yo tampoco le he hecho nada a tu señorita. Es sólo que se ve enferma, así que quiero llevarla a un médico. ¿Cómo puedes decir que un joven maestro como yo es un canalla?”

Tan pronto como Bai Yunfei salió de este restaurante, oyó el regaño enojado de una niña y la voz arrogante de un hombre.

Deteniendo sus pasos, miró en dirección a los sonidos y vio que un joven lujosamente vestido con una expresión totalmente arrogante y cuatro personas en ropa de acompañantes bloqueaban el camino de dos chicas jóvenes en la entrada de un callejón a la derecha del restaurante.

Frente a ellos, había una joven vestida con ropa de sirvientes. A pesar de ser superada en número, ella no estaba mostrando ningún signo de miedo. En lugar de eso, ella miraba con enojo a esa gente con una expresión fría.

Detrás de ella, había una muchacha joven en ropa azul clara que estaba parada con dificultad apoyándose en una pared. Tenía la cabeza baja, el cuerpo doblado, el pelo largo y hermoso que le cubría la cara, lo que hacía imposible ver cómo se veía. Parecía que estaba enferma y soportaba un dolor extremo.

“Humph! Pequeña sirvienta, no dejes de apreciar mi bondad. Soy el segundo joven maestro Long. En esta Ciudad Cuiliu, soy bien conocido por estar listo para ayudar a otros. Usted ve, su señorita está tan enferma que ni siquiera puede caminar. Será mejor que me la lleve a mi casa para recibir tratamiento. No te preocupes, definitivamente la curaré. Además, yo la valoraré…” Mientras hablaba, su voz cambió un poco, sonando como si hubiese algún tipo de maldad en ella.

“No importa el lugar, este tipo de ricos buenos para nada siempre existe…” Bai Yunfei frunció el ceño ligeramente y dijo dudoso en su mente, “Además, ¿por qué esto de alguna manera me resulta familiar? Hay una palabra a punto de salir “Tramar”. ¿Qué significa eso?” (N/T: No sé si hay palabra en español que defina mejor “Contrived”, que viene a ser algo armado o falso)

Mientras evitaba que la gente que se encontraba frente a ella se acercara, la sirvienta echó un vistazo a la joven que estaba detrás de ella y le dijo con odio: “¡Ah, cabrones! Ni siquiera piensen en hacer algo a mi señorita! ¡Si no se hubiese enfermado de repente, dado su poder, ella los destruiría con facilidad! Déjame decirte, mi jovencita es un Alma… “

“Humph! ¡No trates de asustarme con esas palabras! Ambas se ven muy desconocidas. Creo que debes venir a la Ciudad Cuiliu para divertirte, ¿verdad? No me extraña que no me reconozcas. ¡Deja que te diga, en esta Ciudad Cuiliu, incluso la Escuela Sauce Verde tiene que mostrarle a mi familia Long un cierto respeto!” Ese hombre interrumpió a la sirvienta y siguió jactándose.

Aquella sirvienta era obstinada, pero ahora estaba asustada, como si estuviera algo asustada. Además, estaba preocupada por la joven detrás de ella, así que la expresión en su rostro estaba obviamente ansiosa, con lágrimas vagamente surgiendo en sus ojos…

Las personas que habían estado ocupadas en los alrededores originalmente habían corrido lejos, aparentemente porque tenían un poco de miedo de este segundo joven maestro Long.

“Está bien, deja de hablar, criada. Todavía tengo que apresurarme y curar a tu señorita. ¡Vete! Ese hombre parecía haberse vuelto algo impaciente. Inmediatamente empujó a la sirvienta delante de él a un lado y le dijo a sus subordinados que la atraparan, no permitiéndole escapar.

“Ja, ja, no tengas miedo, jovencita. Sólo déjame llevarte a mi casa. Le pediré al mejor médico que te trate…” El segundo joven maestro Long dijo de una manera “amistosa” mientras miraba a la joven con una elegante ropa azul clara, que estaba apoyada contra la pared. Al mismo tiempo, extendió la mano, deseando agarrar su muñeca.

Sin embargo, justo cuando su mano estaba a punto de tocarla, otra mano de repente alcanzó y agarró su brazo, haciendo imposible para él moverla hacia delante.

“Oh?” El segundo joven maestro Long estuvo ligeramente estupefacto por un momento. Volviendo la cabeza, dudando, echó un vistazo, vio que un muchacho vestido con ropajes grises y un sombrero de paja, bastante roto, le agarraba el brazo y lo miraba con ojos llenos de desdén.

“¿Quién eres tú? ¡Esto no es de tu incumbencia!” Después de un momento de estupefacción, el segundo joven maestro reaccionó inmediatamente. ¡No esperaba que alguien se atreviera a detenerlo!

El desprecio en los ojos de Bai Yunfei se intensificó. Extendiendo un poco de fuerza con la mano, lo empujó directamente. El segundo joven maestro Long no parecía haber esperado que este hombre se atreviera a atacarlo primero, así que se tambaleó hacia atrás continuamente. Sólo cuando sus subordinados lo apoyaron fue capaz de recuperar el equilibrio.

“¡Tú! ¡Eres tan insolente! ¿No sabes quién soy? ¿No sabes quién es mi padre? ¡Mi padre es Long Gang!! ¡Ahora que te atreviste a ofenderme, te haré sufrir tanto que desearás estar muerto!” El segundo joven maestro rugió mientras miraba fijamente a Bai Yunfei, con el rostro totalmente rojo.

“Estas palabras… ¿Puedes ser más cliché?” Bai Yunfei rizó su boca y dijo con desdén.

Anuncios