Capítulos patrocinados por Sega.

Libro 1 Capítulo 58: Dúo long-tao

“Pero hace unos días, mi padre recibió información de que… Inesperadamente Zhang Yang había sido asesinado el día anterior!”

En este punto, la voz de Liu Meng se hizo un poco más fuerte, llevando un poco de asombro y aparentemente un rastro de… felicidad también?

“Siempre supe que era un inútil, incluso peor que aquel segundo joven maestro de ayer. Usualmente hacía todo tipo de cosas malas dependiendo de la influencia de su familia, pero nadie se atrevía a provocarlo. Lo que es ridículo es que todavía fue inesperadamente asesinado por alguien…”

“No siento nada respecto a su muerte. Si hay algo, hay un tinte de felicidad. Estoy feliz de que finalmente no tenga que preocuparme por ese llamado compromiso.”

“Pero, ¿quién habría pensado que mi padre me diría que fuera a la ciudad Luoshi para participar en los arreglos funerarios de la familia Zhang como su novia? Yo no estaba dispuesta a hacer esto así que al final empecé a discutir con mi padre. Enojada, salí de mi casa con Xiao Ning y quería dar un paseo por fuera durante unos días para aliviar el aburrimiento antes de volver a casa…”

“Más tarde fui a ese lugar que ocurrió el incidente y me encontré contigo, Yunfei…”

“Desde que me desperté en esa clínica ayer y te vi, he sentido que… eres diferente de las otras personas.” En este momento, Liu Meng se detuvo por un momento, su voz también contenía un rastro de diversión, Eres un cultivador alma, que es extremadamente exaltado y poderoso a los ojos de los plebeyos, pero no tienes un aire de arrogancia acerca de ti en absoluto. Además, me ayudaste sin querer nada a cambio.

“Además, la mirada en tus ojos, aunque era un poco, un poco…” En este momento, la cara de Liu Meng se enrojeció ligeramente. Parecía no saber qué palabras debía usar para describirlo, saltó sobre esto directamente y continuó: “Podría decir que no había malas intenciones en ella, a diferencia de Zhang Yang. Cuando me miró, aunque pensó que lo había ocultado muy bien, todavía podía ver que sus ojos estaban llenos de un deseo de posesión…”

“Por lo tanto, no quería perder la oportunidad de hacerme amiga tuya y te invité a una casa de té bajo el pretexto de agradecerte, entonces, te pedí ir a dar un paseo por este monte Qingquan conmigo.”

“Yunfei, ahora somos amigos… ¿no?”

Bai Yunfei había estado sentado allí escuchándola sinceramente todo el tiempo, tratando de digerir la historia sobre Liu Meng contada por ella misma. Sin embargo, había una sensación extraña que se extendía en su corazón. Sus ojos brillaban ligeramente, parecían pensativos.

Cuando escuchó la pregunta de Liu Meng, de repente se despertó. Después de un momento de estupefacción, inesperadamente dijo con un poco de nerviosismo: “Oh, por supuesto… ya somos amigos.”

“Hehe, eso es realmente bueno. Finalmente tengo un amigo. ¡A diferencia de aquellos que quieren acercarme a mí con intenciones ocultas, eres un amigo que yo misma he encontrado! “Liu Meng apartó su tristeza a un lado. Con una sonrisa en las comisuras de la boca y las manos colocadas en el suelo detrás de su espalda, levantó su cuerpo ligeramente, mirando a una bandada de pájaros volando por el cielo. Ella parecía estar especialmente feliz. (N/T: Nadie spoilee nada perros o los baneo… mantengo la esperanza que se involucre sentimentalmente con Yunfei)

Bai Yunfei sintió que su corazón parecía estar latiendo algo más rápido, pero no sabía qué decir. Nervioso en el interior, subconscientemente sacó la hierba delante de él con las manos.

Temporalmente, ambos se quedaron en silencio de nuevo sin querer ser los primeros en hablar.

“Ustedes dos, ustedes dos realmente han ido demasiado, demasiado lejos!”

Un grito de aliento, furioso, rompió el silencio, despertándolos con un sobresalto. Al mismo tiempo, se dieron la vuelta para mirar en su dirección. Resultó que la sirvienta Xiao Ning había finalmente subido el pico de la montaña y estaba apretando los dientes mirando a las dos personas que estaban sentadas tranquilamente juntas.

Liu Meng tomó un buen rato para calmar a una ‘extremadamente enojada’ Xiao Ning. Uno podía decir que ellas realmente tenían una relación fraternal y definitivamente no una entre un amo y un sirviente – ningún amo trataría de hacer a su sirvienta calmarse como esta, y ninguna sirvienta se atrevería a ‘enfadarse’ con su amo.

A la hora del almuerzo, Liu Meng sacó de su anillo interespacial una cesta con bastantes capas. La cesta estaba hecha de materiales especiales. Después de que se abrió, la comida dentro todavía estaba caliente. Esto avergonzó a Bai Yunfei un poco. Había también materiales de almuerzo en su anillo interespacial, pero eran dos pollos crudos. Originalmente tenía la intención de asarlo y comerlos – en comparación, él sentía que su plan original era demasiado primitivo por lo que no se atrevió a sacarlos.

Después de almorzar, los tres caminaron lentamente por esta montaña, disfrutando de la captura de pájaros, cazando conejos, recogiendo flores silvestres… En el sendero cubierto de hierba, la risa encantadora de las dos chicas resonaba de vez en cuando.

…………

Al atardecer, tres siluetas aparecieron gradualmente en la carretera principal que corría a través de la puerta este de la ciudad. No eran más que Bai Yunfei y las dos chicas.

Había expresiones de deseo parcialmente insatisfecho en las caras de todos ellos. Bai Yunfei estaba caminando a la izquierda, Liu Meng en el centro y Xiao Ning a la derecha, que estaba chirriando algo de una manera obviamente muy emocionada.

“¡Eres realmente impresionante, señor Yunfei! Ese pajarito azul ya había volado en el aire, pero inesperadamente todavía fue capaz de atraparlo!” Cuando Xiao Ning recordó cómo Bai Yunfei había ‘volado’ hasta un árbol grande con varios destellos, luego saltó en el aire y fácilmente agarró a un ave volando en su mano, su rostro todavía estaba lleno de emoción. Sin embargo, ella le preguntó con un poco de pesar: “¿Pero por qué lo dejaste ir al final? A la Señorita le gustó tanto…”

“Haha, ese pájaro naturalmente pertenece en el cielo. Volar libremente es la vida que debe tener. Lo cogí sólo para divertirme un rato. ¿Cómo podría encerrarlo en una jaula desde ese momento, quitándole su libertad?” Bai Yunfei dijo suavemente con una sonrisa.

“¿No hay otras personas que mantienen a las aves en jaulas? Por desgracia, olvídalo, cogiste a ese pájaro de todos modos, así que deberías decidir qué hacer con él… Pero fue realmente una lástima que el conejo con rayas blancas se escapó. Nunca he visto un conejito tan lindo. Sería genial si pudiera levantarlo… No, incluso si lo hubiéramos capturado, al final todavía lo dejarías ir, ¡humph!”

“Oh, ¿te refieres a ese conejo? Fue una lástima que huyera, pero si lo hubiéramos pillado, no lo habría dejado ir…” Bai Yunfei dijo muy seriamente.

“¿Oh? ¿Podría ser que usted quería mantenerlo como una mascota?”

“No, lo habría comido…”

“¡Ah! ¡Eres tan malo!”

“Er, déjame preguntarte, Xiao Ning. Entre los alimentos que teníamos para el almuerzo de hoy, parecía haber uno hecho de carne de conejo, ¿verdad?”

“Este…”

“Ja, ja, bien, Xiao Ning, dejar de divagar. Has estado hablando todo el camino de vuelta aquí. ¿No estás cansada?” Viendo a Xiao Ning arrugarse las cejas de una manera encantadora, Liu Meng no pudo evitar decir riendo.

Mientras hablaban y reían entre sí, los tres entraron muy rápidamente en la puerta de la ciudad, caminando por esa amplia calle. Sin embargo, poco después de que entraron en la ciudad, su camino fue bloqueado por un grupo de hombres.

“¡Hermano, es él! ¡Él miró hacia abajo a nuestra familia Long!” Una voz llena de odio resonó. Dos hombres salieron entonces de ese grupo, hablando entre ellos. Uno de ellos no era otro que el segundo joven maestro de la familia Long, long-tao… no, Long Tao, que ayer había intentado atacar a Liu Meng y que finalmente había sido asustado por Bai Yunfei. (N/T: En este caso al decir long-tao se refiere a un personaje inútil a modo de burla, por eso se rectifica luego escribiéndolo con mayúsculas)

Bai Yunfei les dijo a las chicas que retrocedieran un poco. Él mismo dio un paso adelante. Al ver a los dos hombres frente a él, dijo con el ceño fruncido: “Joven maestro Tao Long, ¿por qué no has ido a tu descanso?”

“¿Qué?” Long Tao estaba estupefacto. No sólo no entendía el significado de estas palabras pronunciadas de repente por Bai Yunfei, sino que las otras personas en la escena tampoco. Sin embargo, todos podían ver claramente que Bai Yunfei estaba mirando hacia abajo al segundo joven maestro Long en frente de él…

“Humph! ¡Un mocoso arrogante! Parece que realmente no tienes respeto por mi familia Long!”

Antes de que Long Tao pudiera decir algo, aquel hombre alto y alto con una barba llena a su lado fue el primero en responder.

Bai Yunfei le echó un vistazo luego a Long Tao. Sintiendo que eran algo parecidos en físico, preguntó dudoso: “¿Podría ser usted su padre? ¿Eres Long Gang o algo así?”

“¡Yo… yo soy su hermano!” El hombre barbudo rugió, su rostro enrojeciendo.

“¿Oh? ¿Eres su hermano?” Bai Yunfei los comparó un poco más dos veces, luego chasqueó su lengua un par de veces, preguntando: “Tú eres su hermano, entonces eres el primer joven maestro, ¿verdad? ¿Cuál es tu nombre?”

El primer joven maestro Long soltó un resoplido frío y dijo con una expresión totalmente arrogante: “¡Correcto! Soy el primer joven maestro de la familia Long… Long Tao! “(Este Tao es diferente del Tao en el nombre del segundo joven maestro Long)(Se pierde muchas veces el sentido de las bromas en la traducción)

Las comisuras de la boca de Bai Yunfei se contrajeron. Una respiración casi se le clavó en la garganta. Después de mirarlos durante mucho tiempo, finalmente no pudo evitar estallar una carcajada.

“Después de tanto hablar, resulta que eres un long-tao también! Realmente, no es de extrañar que son hermanos! Son el dúo long-tao! Jaja…”

Bai Yunfei, bajo la curiosa observación de un grupo de hombres, se rió con tanta exageración. En su mente, sentía que los nombres de estos dos hermanos eran realmente muy graciosos. Por supuesto, como la única persona que conocía el significado de las palabras «long-tao», sólo él comprendía esto, aunque él mismo no tenía ni idea de cómo lo sabía.

“Humph! Lenguaje loco y desquiciado! Es desconcertante! ¡Todos ustedes atáquenlo por mí! ¡Rómpanle las piernas antes de traerlo de vuelta y torturarlo!” Long Tao [el hermano mayor] gritó furiosamente a los veinte subordinados alrededor. Se enfureció tanto por la inexplicable burla de Bai Yunfei que su barba tembló en desorden.

Bai Yunfei dejó de reír y echó un vistazo a los hombres que lo rodeaban poco a poco, pero no había ningún signo de pánico en sus ojos. Le dio a las dos niñas detrás de él una indirecta con sus ojos y cooperaron retirándose otra vez. Tampoco había un rastro de pánico en sus ojos. Sabían que esta gente no podría hacerle nada a un cultivador alma como Bai Yunfei.

La pelea fue terminada muy rápidamente. Casi cada uno de los veinte hombres que cargaba al ataque sólo podía encontrarse cara a cara con Bai Yunfei por un momento antes de acurrucarse en el suelo abrazando su estómago y expulsando espuma de la boca…

Cuando Long Tao [el hermano mayor] vio a Bai Yunfei de pie en medio de la pila de hombres y se miraba con una expresión que sugería que no había tenido suficiente de eso, su expresión se hizo extremadamente antiestética. Dijo con odio: “¡Humph! ¡Un cultivador alma! ¿Y qué? Yo personalmente trataré contigo!”

Los músculos de todo su cuerpo se desbordaron, él cargó contra Bai Yunfei con una expresión feroz. Viendo esto, Bai Yunfei acurrucó ligeramente la boca – ahora, un Alma Personaje Avanzado ya no era una amenaza para él.

En ese momento no había desatado su soulforce para que el enemigo no supiera lo poderoso que era. Ahora que el enemigo ya estaba cargando, Bai Yunfei no tenía ganas de arrastrar la lucha tampoco. Él canalizó su soulforce, sus ojos parpadeando con un tinte de astucia. Con un movimiento de su cuerpo, se lanzó a la cara del enemigo en un instante. Bajo la mirada asombrada en los ojos del oponente, golpeó con su puño derecho. Este puñetazo violento se estrelló contra el estómago del oponente, enviándolo volando. Al mismo tiempo, una vez más gritó una línea que nadie en la escena entendió.

“Tu parte ya ha terminado. Toma tu fiambre y vete!!”

Anuncios