Saludos a todos amigos, les traigo una propuesta nueva para un proyecto.

Muchos seguramente conocen esta novela, se encuentra en otras páginas y sin embargo quisiera darle una oportunidad con mi propia traducción, por esto espero que no cause molestias a otros traductores de ser así por favor díganme y simplemente parare, de momento en otras páginas está bastante avanzada, quisiera llevarla desde el inicio.

Pero no sé si les parezca de esta forma o bien si desean que intercale los primeros y los más avanzados (aunque creo que esto es algo confuso >.<), en cualquier caso aquí les dejo el primer capítulo (bastante, bastante en serio bastante largo XD).

También quisiera aclarar que la publicación de esta serie seria del tipo EuM (Es un Milagro XD)

 


Capítulo 1: En otra dimensión


 

Yue Yang miró una persona volando en el cielo, estiro su cuello hacia arriba y gritó, “¡Cariño, sal pronto y mira a Dios!”. La sombra cargaba una espada y se agitaba mientras volaba, parecía como si se fuera a caer. Yue Yang gritó nuevamente, “¡Hermano, no vueles tan rápido, tus pantalones se están cayendo! …”

La persona que estaba volando cayó de cabeza al suelo…

Yue Yang, un estudiante normal de preparatoria, ni se molestó en preguntar si la persona que había caído estaba bien, en vez de eso levantó la espada que brillaba con una luz dorada. Él grito, “Maestro, esta espada voladora es un tesoro, la romperá si la sigue lanzado sin cuidado. ¿Qué pasaría si accidentalmente golpea a un niño pequeño? Incluso si no, tampoco es bueno que golpee las flores y el pasto cercano. ¿Qué tal si deja que su discípulo se haga cargo de esta espada? ¿Y de la bolsa universal? Un poderoso e inteligente inmortal como el maestro no cargar una vieja bolsa como esta en su cintura… este discípulo le ayudará a protegerlas…”

El viejo sacerdote taoísta que cayó en el suelo casi tosía sangre. Habiendo vivido por miles de años, esta era la primera vez que se había encontrado a una persona tan desvergonzada que al azar lo había reconocido como su maestro.

“Maestro, su discípulo ha alcanzado la edad para contraer matrimonio, pero aún no hay un partido. ¿Usted tendrá una nieta por casualidad? No importa mucho su apariencia o edad, no soy una persona exigente…” Yue Yang rio lascivamente. Finalmente, el furioso sacerdote ya no pudo soportar más y lo pateo en el trasero, gritando: “¡Piérdete! ¡Piérdete mocoso!”

De esta forma, Yue Yang fue pateado a otra dimensión…


“¡Ah! ¡Sus ojos se movieron, se despertó! ¡Xiao San-gege finalmente despertó!” Los ojos de Yue Yang no habían abierto por completo cuando escucho una voz tan clara como el replique de campanillas en sus oídos.

“Shuang Er, no seas grosera con tu hermano…” Entonces, él escuchó una cálida y gentil voz que llevaba un aire de amor maternal en ella.

Cuando Yue Yang abrió sus ojos, el viejo sacerdote taoísta se había ido, en su lugar, una adorable y animada joven salto a su vista. Ella era una niña pequeña vestida con un traje chino de color verde-azulado, sus pálidos brazos salían de sus mangas. Su cabello estaba trenzado con listones rojos en los dos lados y bajaban hasta su cintura. Su muñeca blanca como perla estaba adornada con un brazalete plateado que tenía una pequeña campana.

La niña pequeña, maliciosamente acercó su mano para pellizcar la nariz de Yue Yang.

Mientras su suave y flexible brazo se movía, las campanas en su brazalete tintineaban, sonando parecido su crispada y clara risa.

¿Eh?

Yue Yang se sentía extraño. ¿Es esa chica la nieta del viejo sacerdote taoísta? ¡Una lolita de alta calidad! Mientras se preparaba para hacer un movimiento en la chica, repentinamente un par de brazos se acercaron por detrás y tomaron a la maliciosa niña, golpeando sus pequeñas manos ligeramente. Pensando que este castigo por ser maliciosa era suficiente, la niña fue sujetada en brazos. La pequeña no tenía miedo y pensaba que era divertido; riendo en los brazos de su madre. Haciendo muecas hacia la encantadora escena frente a él, Yue Yang pensó en lo extraño que todo esto. Su mirada pasó por toda la habitación y se fijó en la mujer detrás de la pequeña, y su corazón inconscientemente dejo salir un pequeño suspiro.

Oh mi dios, que hermosa esposa…

Una joven mujer de treinta años estaba sentada frente a Yue Yang.

Tenía rasgos delicados, su complexión blanca como la luna y sus ojos claros como el verano. Su pequeña boca florecía en una sonrisa que era gentil y refinada como una corriente de agua.

Su lustroso cabello negro estaba levantado en forma de un bollo sobre su cabeza, apenas decorado con una horquilla de fénix purpura, simple y elegante pero aun así con estilo. Mirándola como un todo, su expresión parecía aún más hermosa y llena de sabiduría. Adornada con un vestido azul cielo y un brazalete de jade en su muñeca con la cual estaba abrazando a la pequeña, ¡Era una vista para Yue Yang!

Si pudiera casarme con una mujer así, no pediría nada más.

La hermosa mujer vio que Yue Yang estaba despierto y su sonrisa desapareció. Su complexión de jade blanco estaba llena de una expresión de preocupación y culpa, “San-er, no seas tan imprudente la próxima vez. ¿Quién te dio la idea de ahogarte en río cuando las cosas se ponen difíciles? Por suerte logramos salvarte a tiempo, de lo contrario, ¿cómo iba yo… como iba a dar cara a mi hermana mayor? Cuando mi hermana mayor te confió a mi cuidado, Si Niang, yo realmente pienso en ti como mi propio hijo. San-er, ya muchos años han pasado, nunca he tenido el corazón para castigarte. Pero esta vez cometiste un gran error y si no hago que recuerdes lección hoy, sería dejar a mi hermana mayor sin cara. El siguiente mes, espera a que tu Cuarto tío regrese, le pedirás que te golpee como castigo”.

La pequeña torció su pequeña nariz y dijo, “Pídele que te de una paliza, “papapa”, ¡deja que te pegue hasta que tu trasero se hinche!”

¿Ah?

Yue Yang estaba desconcertado. ¿Cuándo había intentado ahogarse a sí mismo?

¿Dónde es aquí? ¿A dónde lo había pateado el viejo sacerdote taoísta?, ¿Ella lo estará confundiendo con alguien más?

Un pensamiento extraño le pasó por su mente: ¿Podría ser que alguien que se lucia como yo y yo cayéramos al río juntos, y esta bella mujer me salvara a mí en lugar del otro chico, dejando que ese desafortunado tipo se ahogara y se convirtiera en comida para los peces?

Su frente goteaba con sudor pensando en eso.

¡Este malentendido es enorme!

El chico que fue transportado hacia otra dimensión tenía miedo de decir algo equivocado si habría su boca. Él no se atrevió a explicar el malentendido, y menos preguntar dónde estaba.

Si la otra parte se daba cuenta que él no era su precioso San-er, ella podría tirarlo de nuevamente al río. Eso no era bueno.

La hermosa mujer miró al nervioso Yue Yang, cuya frente estaba llena de gotas de sudor y tenía la cara pálida como las sabanas. Ella pensó que él se sentía culpable y lucía muy lindo, así que su voz se volvió más gentil, “San-er, está bien si entiendes tus errores. Los jóvenes no deberían tener miedo de cometer errores, pero es un problema si ellos no aprenden de sus errores. Si Niang te ha visto crecer y sabe que tú conoces lo que es bueno y malo para ti. Es solo que el asunto de la hija de la Familia Xue rechazando su compromiso fue un golpe muy fuerte para ti y te hizo hacer algo precipitado. San-er, incluso pensando que la hija de la Familia Xue es buena, si su corazón no se ha fijado en ti, deja ir el compromiso. Si no puedes compartir tus problemas y alegrías con tu esposa y no pueden apoyarse el uno al otro en tiempos de difíciles, entonces no deberían casarse. Mira a nuestra Familia Yue, somos una de las cuatro grandes familias. Hay muchas chicas en el mundo, ¿Piensas no eres capaz de encontrar una?”

“Si…” Yue Yang decidió fingir ser el tonto que se ahogó a sí mismo en el río. Después de que la crisis terminara, esperaría por la oportunidad para explicar.

“San-er, es bueno si lo entiendes. Si Niang esta aliviada ahora.” La hermosa mujer se había preparado para persuadirlo por un largo tiempo, pero inesperadamente el chico volvió en si después de saltar al río. Ella pensó que los milagros existían.

La bella mujer entonces le dijo a Yue Yang que descansara bien.

Ella bajo a la pequeña y se detuvo, preparándose para dejar la habitación.

Yue Yang dio un suspiro de alivio en su corazón, afortunadamente había logrado esconder la verdad. Pero ahora tenía que encontrar la manera de escapar, solo en el caso de que el chico que se ahogó a sí mismo no hubiera muerto y regresara. Entonces seria expuesto.

La bella mujer tomó las manos de la pequeña y caminó hacia la puerta, repentinamente se dio la vuelta y preguntó, “San-er, ¿Me prometes que no vas a intentaras nada precipitado? Tal vez parezcas débil, pero tienes una mente fuerte en su interior. Incluso si luces agradable en el exterior, tienes un corazón terco, yo lo sé. Por favor no esperes a que me vaya para empezar a hacer cosas tontas a mis espaldas nuevamente… ¿De verdad no harás nada imprudente otra vez, verdad?

“No, no lo haré,” Yue Yang giró su cabeza como un sonajero.

¿Por qué se suicidaría? ¡Él aún tenía que encontrar al viejo sacerdote taoísta en busca de venganza!

La bella mujer miró la cara de Yue Yang que estaba llena de sinceridad y su corazón se sintió mucho mejor, “Si Niang confía en ti, San-er. No vuelvas a tratar de matarte otra vez. Tus padres ya no están aquí. Tu cuarto tío no tiene hijos y yo soy estéril, Bing-er es una niña y Shuang-er aún es joven. Tu padre y tu cuarto tío no tienen a nadie más que continúe nuestra línea familiar, así que depende de ti. Recuerda esto, ¿De acuerdo?”

Yue Yang sudó profundamente, pensando: no, no puedes dejarme eso a mí, yo no soy tu San-er. Tu San-er se ha convertido en comida para los peces… Me temo que este asunto de continuar el linaje nunca se lograra…

Pero claro, él no podía decir esto en voz alta. Simplemente asintió y susurró un pequeño “sí”.

La pequeña se estaba aburriendo, así que se soltó de la mano de la mujer y salto fuera de la puerta, desapareciendo en un instante.

La bella mujer llamó a la pequeña pero ella no le escuchó, así que la tuvo que perseguir a la niña. Incluso mientras caminaba hacia la puerta, dio vuelta nuevamente y dijo preocupada, “San-er, no estés tan deprimido, incluso tu estúpido tío solo se las arregló para completar su primer contrato un mes antes de su cumpleaños veinte. ¿No te quedan aún tres meses? Haz trabajado tan duro por varios años. Todavía no es el fin, ¿Quieres rendirte ahora? Nadie de nuestra familia Yue ha fallado en hacer un contrato con un grimorio de invocación. Confía en mí, tú no serás una excepción…. Pienso, que tal vez es porque tus padres sellaron tu grimorio cuando aún eras joven. Ellos no querían que hicieras un contrato con un grimorio a una tierna edad y entonces te volvieras arrogante. Continúa entrenando duro, ¿De acuerdo? De lo contrario, con el talento que mostraste cuando eras joven, ¿Cómo podrías no hacer un contrato? Créeme, tienes la sangre de tus padres fluyendo a través de tus venas, definitivamente en el futuro serás una persona talentosa y sobresaliente. Tendrás éxito, ¡Así que no te desanimes y trata aún más fuerte…!”

¿Contrato de Grimorio?

¿Qué diablos es un grimorio de invocación?

Quizá linaje del chico ahogado era buena, pero él no era ese chico, él era solo un chico normal.

Si el tuviera algún aspecto sobresaliente, serian únicamente sus buenas habilidades al jugar juegos, especialmente los juegos del mercado extranjero.

Yue Yang no sabía cómo hacer un contrato con cualquier grimorio, pero después de escuchar a la bella mujer, podía adivinar que el chico que se veía como él decidió cometer suicidio debido a que había perdido toda esperanza.

Este chico no tenía padres y no pudo tener éxito en hacer un contrato con cualquier grimorio por un largo tiempo, entonces su prometida rechazó su compromiso. Seguramente pensó que la vida era demasiado dura para vivirla y se ahogó a sí mismo.

La cosa más triste era pensar que después de que tratara de ahogarse, el que fue salvado era en realidad otra persona que se miraba como él… Al final él fue llevado de regreso, y el lamentable chico de unos 18 probablemente había comprado un billete expreso gratis al fondo del océano.

La única cosa que Yue Yang no podía entender era ¿Cómo pudo terminar en el río?

¿Era acaso que ese viejo sacerdote taoísta me pateó al río?

¿Por qué me pateo al río? ¿O quizás ese vejete quería que renaciera como ese lamentable chico?

Yue Yang pensaba eso mientras gotas de sudor bajaban por su frente.

Esta broma fue demasiado lejos…

“San-er, debes descansar primero. Estos son mis pensamientos… Incluso si no puedes hacer un contrato con el grimorio, tú aun seguirás siendo mi precioso San-er. Pienso en ti como mi propio hijo, incluso si tuviéramos que vender todas nuestras riquezas, pensaremos en algo para tu futuro. Tu cuarto tío quizás no dice en voz alta, pero él también piensa igual. San-er, solamente concéntrate en recuperarte. Quizá mañana puedas repentinamente hacer el contrato exitosamente”. La bella mujer repetidamente le pidió que descansara antes de girar y salir de la habitación.

Yue Yang fue tocado por sus palabras.

Aunque su preocupación no iba dirigida directamente a él, ella era realmente amable con ese pobre chico. Pensó que era una tontería haber cometido suicidio.

Tan buena madrastra, ¿cómo podría encontrar otra en el mundo?

En lugar de apreciar lo que tenía, el lamentable chico se ahogó debido a su compromiso fallido. ¡Cumple apropiadamente! El corazón de Yue Yang ya no pensaba objetivamente. Él había quería una persona que lo amara tanto, pero nunca pudo tener una.

Él miró a la bella mujer saliendo de la habitación y dio un suspiro con alivio. Si tan sólo él fuera ese San-er y tuviera tan buena madrastra. Desafortunadamente, él no era ese pobre chico.

Recostado en su cama, su mirada se posó en enorme libro con una cobertura de oro que estaba en la mesa.

Parecía como un poco bronce, estaba descolorido y viejo. Era extrañamente grueso, dos o tres veces más grueso que un libro normal. La portada incluso estaba llena de extraños y antiguos caracteres.

Yue Yang sentía una extraña atracción hacia ese libro.

Parecía haber algo desconocido dentro del libro que lentamente lo llamaba. Ese tipo de sentimiento era como el ansia al instalar un juego, esperando impacientemente para mover el ratón y dar clic en el botón de inicio… Yue Yang inconscientemente levantó sus manos, esperando tocar aquel libro dorado extraño. Sin el saberlo, al momento en que sus dedos tocaron el libro, este súbitamente brilló con una luz dorada.

La habitación entera estaba llena con una luz dorada.

Bajo tan brillante luz, Yue Yang usó su otra mano y cubrió sus ojos. Casi no podía abrir sus ojos debido a la fuerte luz.

Repentinamente, un flujo interminable de conocimiento surgió violentamente dentro de su cerebro. Por otra parte, era tan fuerte que no podía ser detenida. Yue Yang ni siquiera tuvo tiempo de reaccionar mientras su cerebro era llenado hasta el tope de conocimientos extraños. Por otro lado, el libro seguía emitiendo una fuerte luz, como hubiera más conocimiento para transmitir.

Su mente parecía haber entendido un sin fin de cosas, pero aun así no las había comprendido. No podía tomar el conocimiento principal y era incapaz de entender claramente el conocimiento que había aprendido.

Ahora, Yue Yang estaba en una situación que parecía entender, pero que no entendía, parecía tener todo en claro pero no muy claro, un gran estado muy confuso.

Dentro de su cuerpo, parecía haber un cambio. Parecía que algo había despertado.

Se sentía como si un misterioso poder que había estado dormido en su interior hubiera despertado. La revelación parecía como heraldos de ángeles cantando en la puerta del cielo, causando que Yue Yang temblara.

Aunque sus oídos no podían escucharlo, su corazón escuchaba la “voz” muy claramente. En efecto, un misterioso poder estaba llamándolo dentro de su cuerpo. Pero no podía entender lo que significaba y solo escucho el llamado del misterioso poder, esta era una experiencia única, la voz sonaba incluso más celestial que una canción de los ángeles, inmersa muy profundo en su interior. Esta clase bella voz podía conmover el alma de una persona, como la canción de cuna de una madre que escuchabas cuando eras un niño y estabas enfermo. Miles de palabras no eran capaces de describir ese sentimiento…. Al mismo tiempo, en el medio de su conciencia, Yue Yang vio una espada voladora emitiendo una extraña luz. Esta estaba girando misteriosamente en sí misma, lo extraño de todo esto no podía describirse con palabras.

La espada voladora fue tomada en las manos de un hada. Parecía como si ella estuviera cantando y bailando con gracia, moviéndose con libertad a través del espacio vacío.

¿Qué, qué diablos es todo esto?

La luz dorada que envolvía a Yue Yang desapareció lentamente, regresando dentro del libro, apenas brillando entre los dedos de Yue Yang y el libro mismo.

El silencio regresó mientras la misteriosa llamada desaparecía. La espada voladora también empezó a desaparecer sin dejar ningún rastro. Yue Yang regreso nuevamente a la realidad y estaba sorprendido al descubrir que sus dedos estaban brillando con una luz.

Yue Yang se congelo y retorció sus dedos. La luz dorada desapareció lentamente.

Sin embargo, ese libro de color bronce que parecía realmente pesado inesperadamente empezó a flotar en el aire y se detuvo frente a él. El sentimiento que le dio a Yue Yang en ese momento ya no era el pesado libro dorado, pero de alguna manera parecía formar parte de él, como sus propios brazos o piernas.

En la puerta, la bella mujer estaba atónita, su cara estaba llena de lágrimas.

Se apoyó en un lado de la puerta, usando la puerta para apoyarse de los temblores de la emoción en su cuerpo. Entonces su cuerpo pareció perder fuerza mientras ella caía al suelo.

Ella había mirado todo, su cara mostraba una extremadamente sorprendida pero feliz expresión. Sus lágrimas fluían como una corriente de agua, goteando en su ropa.

“San-er, tú, ¿lograste hacer un contrato con el grimorio de invocación? ¿Es, es esto real? ¿Estoy soñando? Cielos, todo esto es gracias a las bendiciones de mí hermana mayor. Hermana mayor, ¿Viste que San-er logro hacer un contrato? Yo lo dije antes, San-er no es un bueno para nada… Gracias a los cielos que no lo es, te lo agradezco desde el fondo de mi corazón en nombre de nuestro San-er…” La bella mujer se hincó en la tierra, sus emociones fluían sin control. Hizo una reverencia sincera, agradeciendo a los cielos por sus bendiciones.

Su blanca frente se puso roja debido a las veces que se inclinó en reverencia, y el suelo se mojó con sus lágrimas.

Pero a la bella mujer no le importaba el dolor y seguía continuaba inclinándose y dando gracias.

Yue Yang rápidamente se acercó y trató de ayudar a Si Niang a levantarse. Aunque el fuera falso, había sido conmovido por esta bella mujer.

En la puerta, la pequeña había regresado también, en sus manos llevaba un gran rehilete rojo. Inclinó su cabeza y preguntó, “Mama, ¿Por qué estás llorando en el piso?”

Anuncios