Capítulos 02/04 patrocinados por José Raúl

Capítulo 36: La calma de un chico de los recados

Los Monstruos Come Hombres hacían sonidos extraños con sus bocas mientras se movían. Ellos comenzaron a correr bruscamente hacia la banda en cuanto el más fuerte y alto de los Monstruos Come Hombres apunto hacia ellos con su garrote.

Cadenas de encantamientos mágicos sonaron antes de que los monstruos siquiera pudieran aproximarse. Montones de flechas de hueso volaron hacia los Monstruos Come Hombres de la nada, y aquellos con un nivel por encima de mago aprendiz incluso dispararon un encantamiento más fuerte, Lanza de Hueso.

Lanzas de Hueso era una magia de necromancia similar a la Flecha de Hueso, pero uno tenía que ser por lo menos un mago novato con el fin de dominarlo. El poder del hechizo también era ligeramente más fuerte que las flechas de hueso. Flechas y lanzas de hueso salieron volando simultáneamente, a través del aire, directamente a los ocho Monstruos Come Hombres.

Estos ocho monstruos sabían cómo evadir los ataques mientras corrían, pero no eran una raza conocida por su velocidad. Algunos todavía fueron alcanzados por las flechas y lanzas de hueso.

Excepto, que sus cuerpos eran extremadamente duraderos. Las flechas de hueso solo les causaron quejarse de dolor y temporalmente afectando su velocidad, pero no pudieron perforar sus cuerpos. Solo las lanzas de hueso dejaron agujeros sangrantes en sus cuerpos, con sangre verde saliendo de ellos.

Los ocho monstruos continuaron siendo heridos mientras se aproximaban, pero ninguno de ellos perdió totalmente la habilidad de pelear. Se estrellaron contra el perímetro defensivo exterior y empezaron a atacar el anillo interno.

Han Shuo se mantuvo dentro del anillo defensivo de una manera imperturbable y ordenada. Su rostro lleno de calma, miro fríamente hacia el grupo de Monstruos Come Hombres que se acercaba y lentamente media su fuerza de batalla.

“¡Dejen que las criaturas oscuras ataquen!” Fanny dio un gran grito mientras sus hermosas facciones se volvían rígidas al ver a los Monstruos Come Hombres acercarse.

Todos comenzaron a dirigir a las criaturas oscuras al anillo exterior para atacar después de que las palabras de Fanny resonaron. Los necrófagos invocados, esqueletos guerreros, zombis guerreros, Guerreros de Odio todos mantuvieron sus posiciones con firmeza, saliendo solo cuando los Monstruos Come Hombres cerraban la distancia.

Pero los Monstruos Come Hombres eran altos y de piel gruesa, y sus músculos les proveían una dura defensa. Aparte de los Guerreros de Odio, que en realidad causaron algo de daño con sus garrotes de metal, el efecto de los ataques de las otras criaturas oscuras fue bastante limitado.

Los necrófagos y los esqueletos guerreros fueron particularmente inefectivos. Fueron pulverizados inmediatamente bajos los garrotes con clavos, con los esqueletos guerreros cayendo en pedazos y los necrófagos muriendo en una masa de carne y sangre. Los zombis guerreros fueron más durables y pudieron soportar múltiples golpes de los garrotes con clavos, pero ellos también cayeron después de ser golpeados unas cuantas veces.

“¡Estos malditos Monstruos Come Hombres son algo difícil de manejar!” Gene comenzó a preocuparse cuando vio el perímetro exterior de las criaturas oscuras comenzar a colapsar, y a los monstruos aun de pie, aun cuando sangraban profundamente de varios ataques mágicos.

“¡Mantengan la línea! ¡No los dejen avanzar, de lo contrario seguramente moriremos si los enfrentamos en combate cuerpo a cuerpo!” Fanny grito en voz alta, un rastro de ansiedad apareció en su bella cara también.

Rondas de lanzas de hueso continuaban apareciendo mientras ella cantaba sus hechizos. Se enfocaron en particular en un Monstruo Come Hombres, con la lanza final perforando a través del ojo y penetrando su cabeza de un solo golpe. Esto hizo que el Monstruo Come Hombres se tambaleara, para luego caer al suelo sin vida.

Los siete Monstruos Come Hombres restantes parecían haber perdido sus mentes después de que su camarada fue asesinado. Era como si los dos con lanzas habían sido activados mientras gritaban con extraños sonidos silbantes y repentinamente lanzaban sus lanzas. Las lanzas dibujaron una curva en el aire, y silbaban afiladamente mientras inmovilizaban a los dos Guerreros de Odio.

Los dos Guerreros de Odio eran los escudos de carne más fuertes en el perímetro exterior. Aunque no perdieron inmediatamente su habilidad para moverse, sus movimientos se volvieron  más lentos ahora que sus cuerpos habían sido empalados. Eran mucho más ineficientes después de que los dos Monstruos Come Hombres habían restringido cada uno de sus movimientos.

En ese momento, solo dos Guerreros de Odio y seis zombis guerreros quedaban en el perímetro exterior. Los zombis guerreros eran inferiores a los Guerreros de Odio en cada aspecto, y la presión en la formación había incrementado ahora que los Guerreros de Odio habían sido empalados. Dos zombis guerreros habían caído en un lapso de tiempo.

“¿Que hacemos, que hacemos? ¿Acaso estos malditos Monstruos Come Hombres van a comernos?”

“Oh dios mío, ¿por qué sus cuerpos son tan resistentes? Las flechas de hueso no los afectan al golpearlos”.

“Jodidos, estamos jodidos. Debimos haber vuelto ayer, wah… wah…”

Rondas de quejas deprimentes y sollozos de miedo salían de las bocas de los estudiantes, afectando incluso sus hechizos por un momento.

“¡Maestro Gene, rápido, vamos a usar el hechizo Explosión de Cadáveres!” Fanny grito súbitamente y su hermoso rostro se endureció después de ver a todos caer en depresión.

“¡Oh alma perecida, mi voluntad será el comando, entrega tu cuerpo a mí, explota violentamente, Explosión de Cadáveres!” Fanny y Gene ambos cantaron al mismo tiempo, y Fanny apunto al Monstruo Come Hombres que previamente había atravesado cuando termino. Gene apunto a otro zombi guerrero caído.

Dos violentas explosiones repentinamente estallaron de los cuerpos del Monstruo Come Hombre y el zombi guerrero. Los cuatro Monstruos Come Hombres junto a ellos, incluyendo dos zombis guerreros, que estaban luchando contra ellos, fueron afectados siendo lanzados con fuerza a través del aire.

Los cuatro monstruos fueron lanzados en diferentes direcciones son un fuerte sonido junto a los dos zombis guerreros. Todos se quedaron inmóviles, obviamente completamente terminados.

Los ojos de Han Shuo brillaron al posarlos en Fanny. Estaba bastante atónito por la magia Explosión de Cadáveres. Había visto claramente como justo en ese momento el cuerpo del Monstruo Come Hombres exploto abruptamente después de que Fanny termino su encantamiento, para ser seguido por una fuerza aterradora. De los cuatro monstruos, que habían sido alcanzados, tres de ellos habían muerto bajo la magia de Fanny.

Han Shuo anteriormente había oído un poco respecto a la magia Explosión de Cadáveres. Había entendido que solo los magos adeptos podían lanzarlo, y las explosiones podrían variar de acuerdo a la fuerza del mago. La magia Explosión de Cadáveres de Fanny había sido notablemente más fuerte que la de Gene. Esto podía haber tenido que ver con la magia de Fanny y usar al Monstruo Come Hombres como contenedor.

Sin embargo, parecía que el hechizo Explosión de Cadáveres dreno significativamente su fuerza mental. Los rostros de Fanny y Gene eran pálidos después de lanzar el hechizo y jadeaban pesadamente.

Hasta ese momento, de los ocho Monstruos Come Hombres originales, Fanny había matado uno con su lanza de hueso, y cuatro más habían sido asesinados con los hechizos de Explosión de Cadáveres. A pesar de  que los dos Guerreros de Odio habían sido empalados por las lanzas de los Monstruos Come Hombres, continuaron manteniendo sus posiciones y con resolución terminaron a otros dos monstruos.

Solo el Monstruo Come Hombres más fuerte y alto no había sido totalmente afectado. Agito su garrote con clavos y corrió como un loco, haciendo extraños ruidos e incluso gritando frases simples como “yo… yo voy… a matarte”.

“Acabamos de usar el hechizo de Explosión de Cadáveres y mucha de nuestra fuerza mental fue drenada. No seremos capaces de usar otra magia de alto nivel por un rato. ¡Todo mundo corra!” el rostro de Gene creció en pánico y grito rápidamente.

Fanny miro alrededor y los apuro, “¡Todos dense prisa y huyan! No dejen que esos monstruos los atrapen”.

Todos entraron aún más en pánico después de esas palabras de Fanny y Gene. Los recursos a su lado habían sido abandonados, ya que todos trataban desesperadamente de distanciarse del garrote con clavos, que balanceaba el Monstruo Come Hombres.

Excepto, que aunque la velocidad del Monstruo Come Hombres no era muy alta, aún era más rápido que los estudiantes, en especial por que al estar en pánico en ocasiones estos tropezaban con los restos de los esqueletos guerreros. Esto resulto en una completa falta de velocidad cuando se comparaba con los Monstruos Come Hombres.

Los pensamientos de Fanny estaban con los estudiantes mientras los apuraba para que salieran mientras ella se quedaba atrás. El Monstruo Come Hombres alto, que recordaba que fue Fanny quien lanzo el hechizo Explosión de Cadáveres y voló a tres monstruos en pedazos, la persiguió sin pensarlo ni por un segundo al ver como se había quedado atrás. Cuando el garrote fue levantado y se desplomo contra Fanny.

“¡Maestra Fanny, Tenga cuidado!”

“¡Cuidado! ¡Fanny, detrás ti!”

Lisa, Gene, y muchos otros gritaron en shock y susto al ver el garrote descender hacia Fanny por detrás.

Fanny volteo al escuchar a los otros gritar y descubrió que el garrote con clavos estaba cayendo directamente sobre ella. Los afilados clavos en el garrote brillaban con una helada luz, y el sonido silbante que lo acompañaba daba testimonio de la fuerza detrás de ese golpe.

Su encantador rostro tenía un blanco crudo sin un solo rastro de color, y sus bellas piernas repentinamente sin fuerza. Un sentimiento de triste impotencia se veía dentro de sus ojos al aparecer en su visión el garrote con clavos.

Clang. Las chispas volaron por todas partes.

Los bellos ojos de Fanny se abrieron mientras miraba frente a ella, un poco perdida. Dos garrotes con clavos aparecieron frente a ella en algún momento desconocido, y los dos habían chocado entre sí. Los clavos afilados se habían aplanado en el punto de contacto, que todavía emitía algunas chispas metálicas.

Ella siguió con su mirada al garrote opuesto y repentinamente descubrió que Han Shuo había aparecido a su izquierda. Ambas manos agarraban con fuerza el garrote que era totalmente desproporcionado con su cuerpo. Venas habían saltado en su frente y brazos, y su cara se torcía en una mueca mientras miraba fijamente al Monstruo Come Hombres.

Anuncios