Capítulo 44: Cementerio de la Muerte

El cementerio de la muerte era una tierra legendaria y sagrada para los nigromantes, y la elevada esperanza que la banda había deseado al viajar al Bosque Oscuro. Han Shuo observo completamente sus alrededores, conectándolo con las previas descripciones de Fanny. Él podía estar seguro de que ese era el legendario cementerio de la muerte.

No era de extrañar que Han Shuo había sentido algo vagamente familiar sobre este lugar antes. Esto era debido a que Han Shuo también practicaba la magia de necromancia. Los fuertes pulsos de magia de la muerte en esta zona, incluyendo el olor desprendido por las ilusiones de los huesos blancos, eran todas cosas con las que Han Shuo estaba sumamente familiarizado.

Miro por todos los alrededores, captándolo todo. Han Shuo frunció su ceño mientras pensaba, todos los que han visto el cementerio de la muerte han terminado muertos. Ahora estoy aquí, ¿Debería ir o no?

El cementerio de la muerte era el lugar en que los nigromantes poderosos estudiaron la nigromancia, atrás cuando su magia se encontraba en su apogeo. Todos los nigromantes habían muerto más tarde, y el cementerio de la muerte desapareció sin dejar rastro.

Sin embargo, dado que este cementerio de la muerte había sido un lugar de investigación para esos nigromantes, algunos secretos de la necromancia seguramente existían aquí. Esta era una gran tentación para un novato como Han Shuo, alguien que apenas acababa de entrar en las puertas de la magia. Esto obligo a Han Shuo a considerar seriamente si debía o no tomar esta aventura.

Después de un tiempo, Han Shuo camino en dirección del cementerio y puso su pie en las pilas de huesos blancos, una firme resolución era evidente en su rostro. Cuando el dio unos cuantos pasos hacia adelante y puso su pie en las partes internas de esa área, la bola redonda verde oscuro colgada en el aire de repente aterrizo de vuelta en la caja de jade, y la luz verde que bañaba los alrededores se desvaneció sin dejar rastro.

Han Shuo comenzó a mirar a su alrededor, aturdido. El perímetro, que sus ojos habían acabado de pasar, habían cambiado nuevamente. Se había restaurado a la vista que había mirado por primera vez cuando llego. Solo las áreas alrededor del cementerio y al suelo debajo de los pies de Han Shuo eran la misma escena de muerte y tristeza.

Mirando la bola redonda en su mano, Han Shuo comprendió que esa bola era un elemento fundamental para entrar en el cementerio de la muerte. Parecía ser capaz de abrir las puertas del cementerio. El cementerio completo estaba rodeado por un campo de ocultación. Nadie sería capaz de detectar nada fuera de lo ordinario si miraban desde el exterior, ni este atraería la atención de nadie.

Sin embargo, uno sería capaz de revelar la verdadera naturaleza del cementerio de la muerte con esta bola redonda y envolver todo el cementerio bajo un velo de silencio y desolación.

Los crudos huesos blancos crujían bajo sus pies. El sonido repentinamente rompió por el aire quieto y solitario, dándole a Han Shuo escalofríos. Era algo bueno que el había acabado de romper con éxito a través del Reino Solido, dándole a el coraje de quien sabe dónde. En realidad se dirigió de forma precipitada hacia el cementerio de la muerte sin prestar atención a algo más.

Después de un rato, finalmente se paró frente al cementerio. Había un foso circular frente a la puerta y un agua negra como la tinta fluía en él. Un puente hecho de líneas negras y huesos blancos colgaba solitario sobre el foso.

Sin vacilar, las manos de Han Shuo se apretaron alrededor de la caja de jade, que contenía la bola y avanzaba poco a poco aprensivamente hacia el puente de huesos, caminando lentamente hacia las puertas del cementerio de la muerte. El puente se balanceo, arruinando el balance de su cuerpo. No sabía que era lo que estaba en el foso de abajo, pero una simple mirada era suficiente para erizar su cabello. De alguna manera sentía que lo que fuera que estuviera en el agua negra del foso era muy peligroso.

Cuando Han Shuo camino sobre el puente, la bola redonda dentro de la caja de jade comenzó a emitir una extraña luz verde de nuevo. Esta parecía ser alguna medicina milagrosa para el mareo por movimiento ya que el puente tembloroso dejo de balancearse tan pronto como la luz verde destello. Las líneas negras que alguna vez habían sido grandes huecos en el puente inmediatamente solidificaron el espacio entre los huesos.

Han Shuo finalmente llego a la puerta. Había esqueletos de dos enormes caballeros malvados y sus corceles frente a las dos grandes y grises puertas que estaban hechas de un material desconocido.

Caballeros Malvados eran criaturas oscuras que poseían un extremadamente fuerte poder de batalla. Nigromantes que no estuvieran en el nivel de un archimago ni siquiera tendrían la idea de invocar caballeros malvados. De los enormes esqueletos de los dos caballeros malvados frente a las puertas y de la forma de sus corceles de batalla. Han Shuo vagamente podía decir que esos dos caballeros malvados eran la crema de la cosecha.

Había patrones mágicos complicados y detallados en las dos puertas grises. Una ranura redonda estaba presente en el centro, donde las dos puertas se cruzaban. La forma de esa ranura parecía una llave que podía abrir las puertas.

En ese momento, la bola verde oscuro que Han Shuo sostenía de repente disparo un rayo de luz verde, apuntando directamente a la ranura redonda en medio de las puertas. Los pensamientos de Han Shuo corrieron mientras inmediatamente entendió lo que estaba ocurriendo. Levanto la caja de jade sin dudas y acerco la bola cerca de la ranura, insertándola lentamente.

En todo el proceso, Han Shuo se esforzó de asegurarse que su mano no tocara la bola redonda, porque entendía que esa bola no era un objeto simple. No estaba seguro si algunos cambios indeseados podrían ocurrir si su piel y carne la tocaban, por lo que evito tocarlo con sus manos desnudas lo más que fuera posible.

Cuando la bola fue insertada en la ranura, un rugido sonó mientras las puertas se abrían abruptamente con un crujido. La ranura se abrió automáticamente con la apertura de las puertas, y la bola redonda que había sido insertada permanecía en la caja de jade sin cambios.

La neblina oscura y polvo del interior se desvanecieron, acompañando la apertura de las puertas, causando que Han Shuo tosiera unas cuantas veces antes de calmarse y observar que había en el interior.

Había un gran salón dentro del cementerio de la muerte y seis habitaciones con las puertas cerradas alrededor del salón. El salón entero era bastante amplio y el techo era extremadamente alto. Era aproximadamente del tamaño de un campo de baloncesto, y había una matriz mágica con la forma de una gran estrella de seis puntas en el centro. Era al menos de 80% a 90% similar a la que llevo a Han Shuo de la Academia a la Ciudad Zajoski, y también había antiguas y curiosas imágenes mágicas dibujadas en el centro.

Aparte de la matriz de seis picos, el salón estaba desprovisto de cualquier otra cosa. Había solo unos cuantos pilares mágicos que estaban soportando la construcción, y algunas piezas de huesos rotos en la esquina.

Había una esencia espesa de decadencia en el aire y Han Shuo espero un momento en la puerta, solo comenzó a caminar despacio cuando la esencia lentamente había empezado a dispersarse por las puertas abiertas.

Fuera de la matriz de estrella de seis picos, solo estaba el elevado techo en el vestíbulo, Sumado a esto las seis puertas de las habitaciones apuntaban a los picos de la matriz. Primero miro a través del salón y no encontró nada valioso. Han Shuo entonces centro su atención a las seis habitaciones con las puertas cerradas.

Una, dos, tres…

Han Shuo aún seguía con las manos vacías después de ir a través de las seis habitaciones. De la forma de las habitaciones, estas eran simplemente seis almacenes vacíos con nada dentro de ellos.

Regreso al gran salón y comenzó a recordar lo que Fanny había dicho la última vez. A parte de la apariencia general, Han Shuo gradualmente recordó que solo una pequeña porción del cementerio de la muerte se revelo por encima del suelo. La mayor parte estaba enterrada bajo tierra, y el verdadero secreto seguramente estaría en las profundidades del cementerio.

Excepto que, Han Shuo no había visto ningún túnel o escalera que bajara después de haber pasado por el gran salón y las seis habitaciones. Esto lo sorprendió mucho y se hundió nuevamente en profundos pensamientos.

Después de un tiempo, Han Shuo todavía sentía que la bola redonda dentro de sus manos era la llave. Inmediatamente se levantó y nuevamente rodeo el salón, incluyendo las seis habitaciones en su inspección.

Finalmente, Han Shuo descubrió otra ranura en una esquina de una las habitaciones. Estaba lleno de alegría y otro sonido resonó cuando inserto la bola redonda en la ranura. De repente un túnel oscuro abrió las paredes de la habitación, y mostró seis palos plateados, hechos de un extraño material que no era ni roca o madera, colocados en el primer peldaño del túnel. Parecía haber puntos de conexión en ambos extremos de cada palo, como si los seis palos pudieran ser ensamblados.

Había solo una delgada hoja de papel aparte de los seis palos. En ella, antiguos símbolos mágicos fueron usados para escribir palabras garabateadas apuradamente. Han Shuo tomo la delgada hoja de papel.

Cuando leyó cuidadosamente las palabras mágicas, Han Shuo comprendió que esos seis palos podían formar un diagrama de una estrella con seis puntas y se usaba para transportarse directamente a la matriz mágica en el salón. También claramente entendió que si uno tenía fuerza mental insuficiente, sería incapaz de aventurarse más en las profundidades.

A parte de eso, Han Shuo era incapaz de obtener cualquier otra información útil de la delgada hoja de papel.

Pensando brevemente, Han Shuo puso a un lado los seis palos mágicos y arrugo la frente mientras comenzaba a caminar por el túnel. Un campo invisible repentinamente apareció mientras luz verde ondulaba, sacudiéndolo abruptamente. Han Shuo solo sintió que su mente dolía anormalmente a lo largo del proceso, e internamente reflejaba que las palabras de la delgada hoja de papel eran verdad. Su fuerza mental debía ser muy débil y se le impedía descender aún más en las profundidades del edificio.

Maldiciendo en voz baja, Han Shuo permaneció en la habitación y conecto los seis palos mágicos de acuerdo a las instrucciones grabadas en el papel y formo una estrella de seis picos en el suelo. Entonces él se colocó en el centro de esta mini matriz, activándola con su fuerza mental, y Han Shuo apareció en la gran matriz en el centro del salón con un destello de luz blanca.

Repitiendo el mismo método, Han Shuo infundio la matriz de transportación en el salón con su fuerza mental y regreso a la misma habitación después de la activación, apareciendo dentro de la pequeña matriz de seis picos.

Con su ceja fruncida en un profundo pensamiento, Han Shuo entendió que sería incapaz de entrar en el túnel y explorar el cementerio de la muerte de momento. Era algo bueno que el ganara los seis palos mágicos y la bola redonda que le permitía convenientemente ir hay sin importar donde estuviera. Esto lleno su corazón con júbilo ya que él había comenzado a pensar en este sitio como su base secreta.

Desde que él era temporalmente incapaz de descubrir los secretos de este lugar, Han Shuo no tenia deseos de continuar hay. Después de pensarlo por un tiempo, enrollo los seis palos mágicos y los coloco en su espalda, guardo el papel en su bolsillo, y camino fuera del cementerio de la muerte de la misma manera que sostuvo la caja de jade.

Cuando Han Shuo había salido seguro, miro hacia atrás se dio cuenta que la escena era la misma que cuando el camino dentro. Los crecimientos de malas hierbas altas, arbustos, y arboles altos permaneció sin cambios. Los alrededores seguían siendo bastante desolados.

Una pequeña, sonrisa de satisfacción apareció en su cara. Han Shuo entendió que la excursión en el Bosque Oscuro había llegado a su fin.

Se había topado con el legendario cementerio de la muerte por pura y absurda suerte. Los secretos de este cementerio le pertenecían a él y a nadie más, incluyendo a los estudiantes y maestros de necromancia.

Anuncios