Capítulo 46: El pequeño esqueleto actúa violentamente

Cuando Han Shuo se movió hacia el gordo, Descubrió que de los diez o más mercenarios que defendían el gordo, los más fuertes eran dos guerreros de rango medio, seguidos de seis guerreros novatos y unos cuantos guerreros aprendices.

Todos ellos estaban cubiertos de heridas, y los dos guerreros más fuertes fueron heridos más fuertemente hasta el punto donde casi había perdido su habilidad de pelear.

“¡Maestro Fabián, nosotros somos los que se supone deben protegerte!” El guerrero de rango medio con sangre aun brotando de un sangriento agujero en su caja torácica grito agitado al ver a Han Shuo acercarse rápidamente.

“La situación actual es bastante evidente, has perdido la habilidad de pelear y no puedes ofrecerme una protección efectiva. He pagado la mitad del oro a tu banda de mercenarios antes, pero debido a que son incapaces de escoltarme de nuevo al Imperio, no pagare la otra mitad”. Fabián dijo con una cara de resignación y entonces puso una ligera y cálida sonrisa en su rostro. Se inclinó ligeramente y le dijo a Han Shuo, “Poderoso guerrero por favor sáqueme de aquí y le pagare doscientos oros”.

“¡Bien, dame cien oros primero y comenzare inmediatamente!” Han Shuo estaba tranquilo y también respondió con una leve sonrisa.

En ese momento, al ver que Han Shuo no parecía retirarse, el líder de los trols del bosque finalmente grito con una rabia violenta, “¡Diabólicos y malvados humanos, mantelos a todos ellos!”

Cuando sonaron las palabras del líder, los trols guerreros, cazadores y sacerdotes que habían estado parados en sus lugares permaneciendo en blanco hablaron en el extraño lenguaje de los trols del bosque y corrieron con grandes zancadas.

“Muy bien, estos son cien oros. Cuando me saques seguro lejos de aquí, te daré los otros cien oros. ¡Maldición, ellos vienen hacia nosotros, haz tu movimiento!” Fabián rápidamente saco una bolsa de dinero y metió cien monedas de oro para Han Shuo cuando vio que los trols del bosque corrían con feas expresiones y empuñando armas.

Después de haber recibido las cien monedas de oro, Han Shuo de repente le sonrió a Fabián. Antes de que Fabián tuviera oportunidad de reaccionar, Han Shuo giro a Fabián sobre su espalda y arrancando unas cuantas tiras de gaza de un bolsillo abierto. Ato firmemente a Fabián en su espalda sin ningún preámbulo.

“Vamos, te llevare de forma segura lejos de aquí. ¡Debes mantenerte apretado, si te caes a medio camino, solo podrás culparte a ti mismo!” Han Shuo instruyo apresuradamente mientras tiraba el hacha de batalla en su mano, tomando una nueva lanza larga a su lado y abruptamente se precipito hacia el perímetro.

Siete trols del bosque habían bloqueado el camino, con algunos otros cazadores y sacerdotes detrás de ellos. Ellos ya habían arrojado sus lanzas largas y jabalinas con sonidos silbantes cuando vieron a Han Shuo dirigirse a hacia ellos.

Incluso con el gordo en su espalda, Han Shuo aun navegaba los caminos ásperos y expuestos con facilidad. Ágilmente cambio la dirección y fácilmente evadió varias lanzas largas y jabalinas.

Cuando Han Shuo se precipito al lado de los siete trols guerreros, Los grandes trols guerreros que esperaban corrieron hacia él, llevando sus hachas de batalla. Apretó la lanza larga en su mano con fuerza mientras Han Shuo rápidamente cerro la distancia, y la lanza apuñalo hacia el pecho del primer trol.

Una flor roja sangrienta de repente floreció en su pecho, y el trol guerrero cayo directamente hacia atrás después de estremecerse. En ese momento, el trol sacerdote en la retaguardia comenzó a cantar las magias de curación y Fuego del Alma. Unos cuantos rayos de luz verde descendieron en los trols guerreros.

El trol guerrero que había caído tembloroso volvió a ponerse de pie. Cuando los otros trols guerreros fueron envueltos por la magia del Fuego del Alma, fue como si una capa de piel metálica hubiera sido aplicada a su ya dura piel verde. Sus pieles brillaban con un tono metálico, seguidos de incrementos simultáneos de velocidad y fuerza. Ellos se arrojaron a los dos con gemidos ruidosos.

“¡Apúrate! ¡Date prisa y sácame de aquí!” Fabián estaba asustado fuera de su cordura y comenzó a gritar en estado de pánico en la espalda de Han Shuo.

Su expresión sin cambio, Han Shuo ignoro las llamadas y gritos de Fabián. Repentinamente lanzo la lanza en su mano empalando al trol guerrero, que solo movió vacilante sus pies, atravesando su cuello y clavándolo al suelo. A continuación saco las lanzas y jabalinas clavadas en el suelo lanzándolas a ellos, una por una, hacia los sacerdotes escondidos en la parte posterior.

Uno de los sacerdotes no esquivo a tiempo y fue traspasado hasta la muerte. Otros dos trols cazadores también murieron al ser empalados por el frente. En ese momento, Han Shuo al azar saco una lanza larga y comenzó a confrontar directamente a los trols guerreros frente a él.

Después de tener el Fuego del Alma lanzado en ellos, todas las funciones corporales de los trols guerreros incrementaron significativamente. Sin embargo, La condición actual de Han Shuo había tenido algunos pequeños logros en la práctica de la magia, y la tenacidad y flexibilidad de su cuerpo estaba muy por encima de ellos. Maniobraba la lanza larga y tiro las hachas de batalla una por una.

A lo largo del proceso, cuando las hachas de batalla habían sido enviadas a volar de las manos de los trols guerreros, ellos sacaron una jabalina o una lanza larga del suelo al mismo tiempo, bloqueando completamente el camino y escape de Han Shuo. Se enfrentó a seis con un gordo en su espalda. Aun cuando evadió con una alta velocidad, era incapaz de evitar completamente todas las heridas.

Siempre que el peligro de le acercaba, Han Shuo usaría maliciosamente como escudo a Fabián en su espalda, usando la grasa en el cuerpo robusto de este para disminuir el daño infligido en su propio cuerpo.

“Maldición, no puedes hacer esto, de lo contrario ni siquiera esperes recibir las otras cien monedas de oro después”. El trasero de Fabián había sido pinchado por una lanza larga, y su espalda se había ensangrentado por algunas jabalinas. Se lamentó con continuas quejas en la espalda de Han Shuo.

Desafortunadamente, Han Shuo ignoro completamente todas las quejas de Fabián. Convenientemente saco una lanza larga incrustada en el pecho del trol guerrero, y el resultante roció de sangre fresca salpico completamente a Han Shuo. Para empezar la expresión de Han Shuo había sido fría y cruel desde el inicio y ahora se veía más como la reencarnación de un dios sediento de sangre con toda esa sangre sobre su cuerpo. Esto sorprendió momentáneamente los sentidos de Fabián y no se atrevió a hablar sin sentido, simplemente gimió y lloro en la espalda de Han Shuo.

“¡Mátenlo, mátenlo, apresúrense juntos!” El líder de los trols del bosque de repente exploto con un furioso rugido al mirar que Han Shuo había matado un buen número de trols del bosque. Incluso saco un hacha de batalla atrás de él y salió corriendo.

Actualmente, aunque Han Shuo particularmente no mostraba un rostro sudado enfrentándose contra cinco trols, aún era excesivamente difícil para superarlos. Cuando el líder de los trols había terminado de hablar, incluso más trols del bosque fueron sobre él. Han Shuo esquivo el golpe aplastante de un hacha de batalla y retrocedió unos cuantos pasos.

“¡Almas de los soldados caídos, escuchen el llamado del heraldo oscuro y revelen su existencia!” Han Shuo extendió las manos y repentinamente canto el hechizo usado para las invocaciones de necromancia.

“¡Oh, mi dios! ¡También eres un mago!” Fabián que había estado sollozando en voz baja cuando fue impactado momentáneamente por Han Shuo empezando un encantamiento. Miro fijamente a Han Shuo con una expresión extraña y hablo de manera rara.

El líder de los trols del bosque a la distancia fue sorprendido y entonces incremento la velocidad, gritando en voz alta, “Mátenlo, dense prisa y mátenlo”.

Un esqueleto pequeño que sujetaba una daga de hueso de repente se materializo frente a Han Shuo. Su pequeño y delgado cuerpo se quedó allí en la soledad como sus vacías cuencas de los ojos patrullaban la zona un poco en pérdida.

“Oh vamos, solo es un pequeño esqueleto, y tan pequeño y delgado, ¿Para qué sirve?” Fabián comenzó a lamentarse sorprendido cuando miro que Han Shuo había invocado solo un esqueleto.

“¡Wahahaha, así que solo es un esqueleto. Eso me asusto… mátenlos!” Al ver que solo se trataba de un esqueleto después de ser sorprendido, el líder de los trols del bosque inmediatamente abucheo ruidosamente y dirigió a los trols guerreros para acercarse rápidamente.

Los dos ojos de Han Shuo eran fríos mientras un rastro de una sonrisa burlona se abrió paso en sus labios. Cuando el líder de los trols del bosque hablo, inmediatamente le dio al pequeño esqueleto la orden para atacar.

Cuando el pequeño esqueleto recibió la orden de atacar, los pequeños huesos de sus piernas se doblaron y luego se extendieron, de repente voló como una espada afilada. La daga de hueso en su mano dibujo una línea de luz negra a través del aire mientras volaba al primero. El primer trol del bosque, que venía corriendo, fue traspasado directamente en la frente como un corte de papel, y cayó hacia atrás.

La pequeña daga de hueso no se detuvo después de correr a través de la cabeza del primer trol guerrero. Silbo atravesando el aire de acuerdo a los movimientos del pequeño esqueleto, justo como un fantasma buscando sangre. Silbidos ensordecedores al oído acompañados de secretas e impredecibles curvas mientras corría a través de dos trols del bosque guerreros con otro golpe. Cuando el pequeño esqueleto se acercó a los trols guerreros, la daga regreso automáticamente a las manos del pequeño esqueleto.

La sola relajación de la daga de hueso había tomado instantáneamente la vida de tres trols guerreros. La extrema decepción previa de Fabián y las burlas en voz alta del líder de los trols estaban ambas sin palabras después de solo un golpe del pequeño esqueleto. Miraban de cerca con una cara de incredulidad al pequeño esqueleto. Era como un tigre que habían entrado en un rebaño de ovejas. La pequeña daga de hueso en sus manos empezó a cosechar ágilmente la vida de los trols guerreros.

“¡Oh mi dios! ¿Estoy viendo cosas? ¿Realmente es solo un esqueleto guerrero?” Fabián finalmente había recogido su ingenio y empezó a gritar excitadamente. Si no fuera por estar completamente envuelto por la gaza, incluso habría caído y aterrizado en el suelo en su emoción.

“No se acerquen a él, todo mundo manténgase alejado del esqueleto y usen las lanzas largas, jabalinas y hachas de batalla para eliminar ese esqueleto”. Después de que el líder de los trols se recuperó de la conmoción, emitió órdenes en voz alta con una mirada de miedo. Su cuerpo que originalmente avanzaba se detuvo en sus pisadas y comenzó a retroceder en su cobardía.

Los trols guerreros, que habían estado cerca del pequeño esqueleto, todos se habían retirado. Cuando se alejaron, lanzas largas, jabalinas, e incluso las hachas de batalla de los trols guerreros llenaban el aire y descendían sobre el pequeño esqueleto.

Han Shuo fue sorprendido. Aun cuando el pequeño esqueleto era fuerte, lo más probable es que sería golpeado bajo este fuerte bombardeo de ataques, Pero no sería capaz de regresarlo a tiempo incluso si comenzara el encantamiento ahora. Han Shuo se puso nervioso y comenzó verdaderamente a preocuparse por el pequeño esqueleto.

Excepto que, el pequeño esqueleto logro con éxito una increíble actuación volcando el entendimiento y conocimiento que Han Shuo tenía sobre él.

Anuncios