Capítulo 55: Un cambio en el estatus

El otro jinete de lobo, después de ver a Han Shuo embestir empuñando la espada larga, abrió con fuerza los ojos que descansaban bajo su frente peluda. Rugió furiosamente, obviamente sin practica en el lenguaje común, “¡Hu… Humanos ladinos, tu estas… buscando la muerte!”

El lobo gigante bajo sus piernas, aulló y el orco jinete de lobo saco la ballesta a espaldas de él, levantándola, y disparando hacia Han Shuo. Un silbido con sonidos perfora oídos volaba hacia el cuello de Han Shuo.

El yuan mágico se agito rápidamente, Han Shuo centro su concentración. Ese afilado perno silbante de repente parecía ralentizarse ante sus ojos, tan extraño como las escenas en cámara lenta de las películas que Han Shuo solía mirar. En un marcado contraste con la velocidad del perno de la ballesta, estaba la veloz percepción y fuerza de Han Shuo.

Cuando el perno había volado hasta un metro de distancia de Han Shuo, la espada larga en sus manos rápidamente se movió y aterrizo con un éxito preciso sobre la cabeza del perno. Un fuerte crujido resonó y el perno repentinamente exploto en pedazos.

Incluso después de destruir el perno lanzado por la ballesta, la velocidad de Han Shuo, aunque todavía estaba en la espalda del corcel de batalla, no fue afectada para nada. Antes de que el jinete de lobo tuviera la oportunidad de disparar un segundo perno, Han Shuo ya había levantado su espada larga cargando en contra del jinete.

El arco frio de la hoja se disparó de la mano derecha de Han Shuo, empuñando su espada. La espada larga era sólida y pesada, pero era liviana y grácil como una pluma en las manos de Han Shuo.

El orco jinete de lobo también levanto su espada, pero justo cuando las dos espadas estaban a punto de chocar entre ellas, un pequeño perno de ballesta marrón de repente voló de la manga derecha de Han Shuo. El perno silbo mientras pasaba cerca de la espada larga del orco y se hundía en el cuello del jinete de lobo con un sonido suave.

“¡Tra… Traición!”

Su boca echaba espuma con burbujas sangrientas, el orco jinete de lobo finalmente escupió sus palabras con mucha dificultad mientras la larga mano, con la cual estaba sosteniendo la espada larga de pronto perdió fuerza. La pesada espada larga hizo caer su moldeado y voluminoso cuerpo en la espalda del enorme lobo. Era obvio por cómo se miraban las cosas que estaba muerto.

“¡Una raza con poca inteligencia en efecto. Heh!” La expresión previamente severa y fría de Han Shuo se desvaneció mientras iba al lado del enorme lobo con un rostro lleno de rastros de una sonrisa malvada. Un movimiento de su espada larga envió la bolsa en el cuerpo del enorme lobo volando en dirección del corcel de batalla detrás de él. Posteriormente, la espada apuñalo hacia abajo y el lobo también se vino abajo en un charco de sangre.

“¡Matar, matar, matar!”

En ese momento, una ola de figuras repentinamente se materializó desde la esquina de la calle norte. Más de diez jinetes de lobos aullaron ruidosamente mientras ellos desesperadamente cazaban a un grupo de magos y guerreros. Entre los que escapaban estaba Beacher y los otros del departamento de luz de la Academia, cabalgando en corceles de batalla inferiores.

“¡Dense prisa y vámonos!” Han Shuo inmediatamente reacciono después de detenerse momentáneamente. Levanto las riendas en su mano y el corcel de batalla troto con pesados y apurados galopes mientras cambiaba de dirección una vez más dirigiéndose al norte.

Fanny y los otros tenían sus lenguas atadas mientras ellos miraban la representación de “perro come perro” de Han Shuo. Viendo que Han Shuo de pronto salía corriendo, ellos también entendieron que la situación era grave. Apuraron sus corceles de batalla y siguieron por detrás a Han Shuo, encauzando su escape hacia el norte.

El grupo de Han Shuo hizo su camino hasta un gran cañón después de medio día de un esforzado y frenético galope en las espaldas de sus caballos. Los lados de cañón eran empinados, y un vasto rio estaba en su extremo. Han Shuo y los otros detuvieron sus corceles de batalla al final del cañón y miraron las celestes aguas del rio, hundiéndose de repente en un dilema.

“Este debe ser el Rio Imperial Nirolan. Podemos hacer nuestro camino hasta la Ciudad de Balthazar en la parte sur del Imperio después de cruzar el Rio Nirolan. La Ciudad Balthazar y la Ciudad Zajoski no están demasiado alejadas. Aunque no esta tan fortificada como la Ciudad Zajoski, es seguro que tienen una guardia fuertemente armada. Creo que estaremos seguros siempre y cuando podamos llegar a la Ciudad Balthazar”.

Gene arrugo su frente en un pensamiento mientras miraba al basto Rio Nirolan y de pronto hablo.

“Con el fin de llegar a Balthazar, debemos cruzar el Rio Nirolan primero, pero este Rio Nirolan es muy vasto. Pienso que seremos incapaces de cruzarlo sin un barco para llevarnos”. La cara de Fanny estaba llena de ansiedad mientras suspiraba al ver de lejos las aguas celestes del rio.

Han Shuo no había dicho nada después de alcanzar este sitio y solamente se dedicó a buscar absorto entre las dos grandes bolsas en el corcel de batalla. Las tiendas de la ciudad de Drol fueron establecidas para los aventureros y mercenarios, por lo que las tiendas en su mayoría vendían productos necesarios en la batalla.

Han Shuo hizo un inventario y se dio cuenta de que en las dos bolsas saqueadas de los dos jinetes de lobos, habían cuatro ballestas y más de diez pernos de alta calidad, tres dagas de alta calidad, dos espadas largas y báculos mágicos de calidad ordinaria, y tres juegos de armaduras de cuero diseñados para llevarse en contacto con la piel. Fuera de eso, también había unas cuantas botellas de medicina curativa y todo tipo de venenos.

Han Shuo primero recogió una afilada daga con un zafiro incrustado en ella y naturalmente la escondió cerca de su cuerpo. Entonces cuidadosamente tomo con cuidado las botellas de varios venenos y finalmente saco las armas y armaduras de las bolsas poniéndolas en el suelo. Levanto la cabeza, mirando a todos, y dijo calmadamente. “¡Pónganse estas cosas y prepárense para pelear!”

Los maestros y estudiantes de necromancia, que habían estado suspirando y frunciendo sus ceños en profundos pensamientos de potenciales estrategias, pronto todos notaron las palabras de Han Shuo. Gene hizo una pausa y de repente recordó la última actuación de Han Shuo. Exclamo con sorpresa y se quedó mirando a Han Shuo preguntando, “Bryan, ¿Usaste la flecha de hueso mágica hace poco?”

La pregunta de Gene causo que todos con excepción de Fanny comenzaran a ver a Han Shuo con caras llenas de conmoción. Lisa incluso grito de miedo y señalo con su dedo derecho a Han Shuo con una cara llena de incredulidad. “Así es… Bryan, ¿cómo puedes usar magia?”

“Este no es el momento de discutir estos asuntos. Una porción de los orcos jinetes de lobos se dirigen en esta dirección. Pienso que esos malditos jinetes de lobos llegaran aquí pronto. Tenemos el cañón al frente y el basto Rio Nirolan detrás de nosotros. Lo que debemos considerar es como vamos a manejar a esos orcos jinetes de lobos que están a punto de llegar”. La expresión de Han Shuo era calmada mientras esmeradamente arreglaba las armas que habían estado dentro de las bolsas, tranquilamente explico mientras lo hacía.

“Si no fuera por ti guiándonos hasta este lugar abandonado, ¿Cómo podríamos estar en esta situación tan extrema?” Bella miro a Han Shuo desdeñosamente al escuchar sus palabras y se burlaba de él con una expresión fría.

Frunciendo su ceño, En el calmado rostro de Han Shuo de pronto creció un frio e irreprimible sentido de disgusto y desagrado en su corazón. El levanto su cabeza para mirar a la burlona Bella y dijo, “¿Quieres decir que mi decisión estuvo equivocada?”

Bella estaba a punto de abrir su boca y decir “precisamente” cuando ella repentinamente se dio cuenta que la mirada de Han Shuo era siniestramente fría. El cuerpo de Bella se estremeció involuntariamente al ver esa mirada que era como la de los chacales y lobos al acechar a su presa. Ella sonrió temerosa y balbuceo, “Yo, Yo no quise decir eso”.

Asintiendo, una sonrisa encontró su camino en el rostro de Han Shuo mientras el sonreía como si nada hubiera pasado. “Desde que ese es el caso, todo mundo tome un arma. Nuestra fuerza mental es limitada y el rango de lanzamiento de la magia no llega tan lejos como las ballestas. Pienso que primero debemos usar estas armas, y cuando las armas sean inútiles, entonces usaremos magia para atacar. Vengan, hagamos algunas preparaciones y esperemos por estos jinetes de lobos vengan por sus muertes”.

La actuación de Han Shuo ahora era como el estilo de alguien a cargo. Esta sería originalmente una escena muy cómica. Después de todo, él era un esclavo de los recados para el departamento de necromancia y no tenía derecho a tener una palabra.

Sin embargo, después de experimentar los horrores de Han Shuo perdiendo la razón en el Bosque Oscuro y las previas muertes heladas y crueles de esos dos jinetes de lobos, nadie pensó que era divertido contradecir las órdenes de Han Shuo.

Era como si ellos estuvieran conociendo de nuevo a Han Shuo. Incluso Fanny y Gene fueron dócilmente y empezaron a escoger ballestas de las manos de Han Shuo. Nadie levanto ninguna objeción o desafío hacia Han Shuo.

Sin el conocimiento de nadie, el originalmente esclavo de los recados Han Shuo había establecido su autoridad entre ellos, causando que ellos por propia voluntad siguieron las órdenes de Han Shuo.

Anuncios