Señores llegamos a los cien capítulos de la novela n_n

Capítulo 100: ¿La representación del demonio?

“¡Datara, Datara!”

Los trols del bosque a las afueras también se arrodillaron reverenciando, ante el estruendo de los trols de la vanguardia y también comenzaron a gritar.

“¿Que, que está pasando?” No solo Han Shuo, sino que también los enanos y los elfos a los alrededores estaban asombrados por el repentino cambio. Uno de los enanos pregunto de pronto con estupefacción.

“El guerrero esqueleto con alas parece ser similar al demonio que los trols del bosque adoran. El demonio es innatamente malvado y ama apoderarse de todo. ¡He escuchado a los ancianos de la tribu mencionar que el demonio que alaban los trols del bosque es llamado Datara!” Benedict pareció recordar algo en ese punto y de repente grito.

No muy lejos en la distancia, un trol del bosque sacerdote, tan viejo que parecía que cerraría los ojos en un sueño final en cualquier momento, se arrastró rápidamente de rodillas hacia el pequeño esqueleto. Han Shuo estaba bastante desconcertado al ver cómo se arrastraba tan rápidamente, y llego ante el pequeño esqueleto en poco tiempo. El viejo trol del bosque sacerdote murmuro algunas cosas al pequeño esqueleto en el lenguaje de los trols del bosque.

El pequeño esqueleto permanecía de pie estupefacto, con su daga de hueso rascándose su calavera brillante y limpia, como si no supiera que estaba pasando. Se dio la vuelta y miro a Han Shuo con su mirada vacía, como si esperara que Han Shuo le diera órdenes.

Al oír las palabras de Benedict, Han Shuo tuvo una idea bastante buena, de que algo maravilloso acababa de suceder. Esos trols del bosque habían pensado que el pequeño esqueleto era el demonio que ellos adoraban. El viejo sacerdote parecía querer llevar al pequeño esqueleto a algún lado, juzgando por sus interacciones. Todos los trols del bosque en la parte de atrás estaban congelados en su adoración sobre la tierra, y ninguno mencionaba el asunto de invadir la aldea enana de nuevo.

“Han, ¿qué está pasando, que debemos hacer?” Un enano miro a Han Shuo y pregunto en blanco.

Han Shuo estaba pensando furiosamente cuando escucho la pregunta del enano. Su cabeza también le dolía debido a la dificultad de la situación. Se quedó boquiabierto por un segundo, inseguro de lo que pasaría después y le dijo, “Pensare en una manera de retrasar a los trols del bosque. Ustedes chicos dejen el valle inmediatamente y encuentren un lugar seguro con el Jefe y Bennett. Creo que seré capaz de encontrarlos de nuevo chicos”.

“¿Sera peligroso para ti?” El enano estaba un poco incómodo de dejar el lado de Han Shuo y hablo un poco a regañadientes.

“No se preocupen, tengo las maneras de manejarlos. Benedict creo que tu grupo debería retirarse también. Mi esqueleto guerrero es un poco extraño, pero no creo que él sea el demonio que los trols del bosque veneran. No puedo predecir que tan bien se desarrollara la situación después, Creo que estarán más seguros si se retiran con ellos”. Han Shuo trato lentamente de persuadir a los enanos y a los elfos mientras él los miraba.

“Nos retiraremos, es muy peligroso aquí. Creo que primero debemos notificar a los ancianos”. Benedict pensó brevemente, asintiendo se retiró con los otros elfos después de hablar.

Bajo los apuros de Han Shuo, los enanos también se retiraron lentamente, sin desearlo del valle de la montaña. Uno de los demonios originales, que había estado continuamente observando a los trols del bosque, de repente se separó y siguió a los enanos en su retirada. Esto le permitió a Han Shuo ver claramente el camino que los enanos estaban tomando para escapar.

Después de un corto tiempo, no había nadie más en la entrada de la aldea fuera de Han Shuo y el pequeño esqueleto. El demonio original de Han Shuo que había estado observando los movimientos de los enanos, descubrió que ellos estaban atravesando un helado rio y salieron de una grieta diagonal en el valle de la montaña.

“¿Alguien aquí habla la lengua común del Continente?” Han Shuo camino y se paró a un lado del pequeño esqueleto, preguntando con el lenguaje de los humanos.

El viejo sacerdote, que había estado de rodillas frente al pequeño esqueleto y hablando con él en el lenguaje de los trols del bosque, de pronto miro a Han Shuo, susurro usando el lenguaje de los humanos de una manera torpe, “Estas con el poderoso Datara, ¿por qué eres un despreciable humano?”

“¿Estás seguro de que él es igual a tu Datara?” Han Shuo no sabía si reír o llorar mientras sacudía su cabeza y preguntaba extrañamente.

El rostro del trol del bosque era de un verde espantoso y la piel seca colgaba por todo su cuerpo como la corteza de un árbol que había resistido el viento y las tormentas por muchos años. El mostro una mirada de extremo desprecio y dijo, “Desde luego yo no podría equivocarme, esta es la representación del divino Datara en esta tierra”.

Mientras el viejo sacerdote hablaba, saco solemnemente un valioso rollo antiguo de una bolsa de cuero. El rollo fue desplegado lentamente mientras sus temblorosas manos lo abrían. Aparte de algunas líneas ondulares en el lenguaje de los trols del bosque que eran difíciles de distinguir, había una imagen de un enorme esqueleto con alas en su espalda. Los huesos del esqueleto eran de un blanco puro y las alas en su espalda estaban libres de plumas. Basado en la imagen, las alas verdaderamente tenían una gran semejanza con las púas de hueso en la espalda del pequeño esqueleto.

Había un pico de montaña totalmente estéril bajos los enormes pies del esqueleto blanco con toda clase de oro, plata y joyerías apiladas en lo alto de la cima de la montaña, incluyendo algunas joyas que lucían bastante preciosas. El esqueleto blanco tenía una cuenca vacía en un ojo y un parche negro cubriendo el otro, con el aspecto de un pirata de un solo ojo que quemaría, robaría y saquearía.

“Esta es la apariencia de nuestro poderoso Datara, nosotros no podemos estar equivocados. Él es la representación de Datara en este mundo y nos llevara a mas oro, plata y joyas. Nosotros tenemos tantas joyas y comida que nosotros nunca moriremos de hambre. ¡El poderoso Datara llevara a nuestra tribu a tomar las tierras de los despreciables humanos!” El tono del viejo trol del bosque sacerdote se volvió extrañamente ferviente y gritaba en voz alta.

Fuera de ser ligeramente más pequeño y no ser de un blanco puro, el pequeño esqueleto era de hecho bastante similar al Datara representado en el rollo. No era de extrañar que los codiciosos trols del bosque hubieran pensado que el pequeño esqueleto fuera la representación del demonio saqueador Datara.

Aunque esa situación inimaginablemente extraña hizo que Han Shuo se sintiera bastante sorprendido. Un repentino pensamiento lo golpeo mientras meditaba cuidadosamente. Un rastro de una sonrisa perversa apareció en sus labios mientras le daba una orden al pequeño esqueleto.

El pequeño esqueleto que originalmente había estado allí con su daga de hueso en la mano repentinamente agito la daga de hueso en ese momento, mientras su mano izquierda libre hizo un gesto para indicar que todo mundo se levantara.

“¡Oh! ¡Datara, ha escuchado nuestras oraciones!” El viejo trol del bosque sacerdote inmediatamente se apresuró con gran emoción, mientras sus pies como de pollo y sus manos marchitas se agitaban, hablando muy ceremoniosamente en el lenguaje de los trols del bosque.

Los trols del bosque que había estado arrodillados homenajeando, gritaron en voz alta y se levantaron del suelo, quitándose los bolsos que llevaban atado en ellos y sacudiéndolos fuertemente.

El pequeño esqueleto espero hasta que los trols del bosque se pusieron de pie y uso su mano izquierda vacía para apuntar a Han Shuo, de acuerdo a sus órdenes. Bajo la mirada desconcertada de los trols del bosque, uso nuevamente su mano vacía para apuntarse a sí mismo.

“Él quiere que me convierta en su interprete e interactúe contigo”. Han Shuo se incorporó orgulloso y le hablo con un aire arrogante al viejo sacerdote. El pequeño esqueleto asintió de manera oportuna después de que Han Shuo le dio una orden, como si comprobara lo que Han Shuo acababa de decir.

“¿Por qué, porque este despreciable ser humano debe ser tu interprete?” El viejo trol del bosque sacerdote obviamente no podía aceptar esto e inmediatamente pregunto confundido.

El pequeño esqueleto había extendido la daga de hueso y está ya estaba descansando en el cuello del viejo sacerdote tan pronto como el viejo termino de hablar. El pequeño esqueleto estaba de puntitas, tratando de parecer más alto de lo que era. Sus dos cuencas vacías miraban directamente al viejo sacerdote mientras sonidos de dientes apretándose salían de su boca.

El viejo sacerdote se asustó inmediatamente hasta el punto de perder toda la fuerza en su cuerpo, estrellándose en el suelo y volviendo a arrodillarse en el suelo. Levanto sus manos sobre su cabeza y grito, “¡Nunca me atreveré a cuestionar sus decisiones de nuevo, por favor no tome todo lo que tenemos!”

Ninguno de los trols del bosque que estaban de pie se atrevió a hacer un movimiento cuando vieron que el más venerado de los sacerdotes ancianos dentro de su tribu estaba siendo amenazado públicamente. Solo se quedaron allí con sus cabezas agachadas y hablando algo en el lenguaje de los trols del bosque.

“Levántate, levántate, tu noble Datara te ha perdonado. ¿Creo que ahora reconocerás mi estatus como enlace?” Han Shuo se carcajeaba por dentro mientras hablaba con una apariencia de seriedad con el viejo sacerdote.

Inclinando su cabeza, el viejo sacerdote hablo con una renuencia visible en su rostro y asintió, “¿Podría el gran Datara y el enlace venir con nosotros para honrar a nuestra tribu con su presencia? ¡Nosotros tenemos algunas cosas que ofrecerle al gran Datara!”

“¿No habían venido a robar a los enanos?” Han Shuo lo miro fijamente y abrió su boca para preguntar.

“No, después de que escuche a los miembros de la tribu describir al grandioso la última vez, Inmediatamente le dije a la tribu que buscaran los rastros del grandioso. Esos molestos enanos son solo una pequeña aldea de cien personas y no vale la pena enviar tantas elites de nuestra tribu. Escuchamos que el grandioso apareció en las cercanías, ese fue por lo que enviamos tantos miembros de la tribu en esta ocasión, así nosotros podríamos darle la bienvenida de nuevo a su suelo sagrado”. El viejo trol del bosque sacerdote sacudió su cabeza y le explico a Han Shuo.

“Suelo sagrado, ¿qué suelo sagrado?” Han Shuo pregunto sorprendido.

“Un palacio que nuestra tribu a construido especialmente para el grandioso. Incluso hay antigüedades que fueron pasadas generación por generación. Se dice que este es el lugar donde el gran Datara comenzó, así que le ofreceremos todo al grandioso en esta ocasión.” El viejo sacerdote miro a Han Shuo con cierta repugnancia, pero no se atrevió a violar las órdenes del pequeño esqueleto explicando con impaciencia.

“¡Muy bien, muy bien! ¡Vayamos entonces!” Han Shuo estaba regocijado cuando escucho esas palabras e inmediatamente insto a los trols del bosque a que se pusieran en camino.

El viejo sacerdote no dijo mucho y sacudió su cabeza. El trol del bosque de aspecto más voluminoso que estaba a la distancia camino humildemente hacia el viejo sacerdote. Después de darle una ronda de ordenes en lenguaje trol, el líder inmediatamente dio las órdenes para que los cinco o seis cientos de trols del bosque para que ignoraran el asunto de los enanos y los dirigió hacia las partes más profundas del Bosque Oscuro con grandes fanfarrias.

Cuatro guerreros trols altos y musculosos llevaba un lujoso carro de jade negro con varias joyas brillantes incrustadas en él. Había suaves plumas extendidas en el interior mientras el pequeño esqueleto avanzaba en su camino a las profundidades del Bosque Oscuro. Parecía que los trols del bosque habían ido preparados.

El pequeño esqueleto yacía tranquilamente en el interior, mirando de atrás hacia adelante. Como el enlace, Han Shuo no podía disfrutar de tal comodidad y solo podía ir a pie a su lado. Ellos encontraron muchas criaturas mágicas a lo largo del camino, pero las criaturas mágicas no se atrevían a acercarse a tan enorme grupo de cinco o seis cientos de trols del bosque. Incluso varias bestias salvajes y feroces de nivel tres o dos decidían no continuar la cacería después de ver el gran grupo que marchaba con fanfarrias. En cambio, decidieron quedarse lejos, muy lejos de ese grupo formado por una tribu villana.

En las afueras del Bosque Oscuro, los innatamente codiciosos trols del bosque, con un amor por robar eran renombrados y muy temidos. Ya fueran algunas de las tribus más raras que vivían en las afueras del Bosque Oscuro o los aventureros y comerciantes que se aventuraban en el Bosque Oscuro, siempre iban a ser robados hasta cierto punto cuando se encontraran con ellos.

Aparte de algunas formas de vida más fuertes dentro de las profundidades del Bosque Oscuro, estos infames villanos en las afueras del Bosque Oscuro eran universalmente odiados y temidos. Sus más odiados rivales, los elfos habían luchado numerosas veces con los trols del bosque y no habían sido capaces de obtener la victoria. Nadie podía detener su impulso innato por el robo.

A medida que se acercaban a las profundidades del Bosque Oscuro, incluso los frenéticos trols del bosque, procedieron con cautela entre más profundamente entraban en el Bosque Oscuro, como si estuvieran mortalmente asustados de crear algún disturbio.

“¿Por qué es que se vuelven así de tímidos cuando van más lejos?” Han Shuo había detectado esa anormalidad en los trols del bosque y no pudo evitar preguntarle al viejo sacerdote junto a él.

Echando un vistazo a su alrededor, el viejo sacerdote explico, “Hemos entrado en la zona media del Bosque Oscuro. Hay muchas bestias de alto nivel y varias tribus especiales. Los humanos que aparecen aquí también son difíciles de manejar. Nosotros esperamos no encontrarnos con ellos, o habrá problemas”.

Un fuerte estruendo retumbo no demasiado lejos mientras un gigante espantosamente grande de piedra blanca de seis o siete metros de altura se movía lentamente con tres grandes árboles sobre su hombro. Una voz baja sonó desde el cielo mientras una enorme sombra negra volaba sobre ellos. Cuando la sombra se proyectó sobre el suelo, se podían distinguir dos largos y delgados cuellos.

“El que estaba cubierto de polvo de piedra blanca es un gigante montañoso. Su naturaleza es muy pacífica y no les gusta pelear. Sin embargo, si los haces enojar, sería un desastre. Lo que voló sobre nuestras cabezas fue un dragón de cabezas gemelas del más bajo nivel. En realidad no son dragones, solo son criaturas mágicas de nivel dos, pero ellos pueden escupir veneno y son difíciles de tratar”. El viejo sacerdote dio una explicación al ver el asombro de Han Shuo.

Asintiendo, Han Shuo suspiro con gran aprecio. “¡Finalmente entiendo porque te atreves a actuar salvajemente solo a las afueras del Bosque Oscuro!”

Anuncios