Capítulo de último minuto XD, perdón me quede dormido y apenas me acorde de subirlo (lo sé está el auto publicado pero bueno O///O no me juzguen XD)

Capítulo 114: Cambios en el pantano

Han Shuo empujo con todas sus fuerzas y salió volando usando la rama flexible como un trampolín, su cuerpo dibujo un arco a través del aire. Cuando regreso al punto de partida, piso con fuerza la rama con ambos pies y su cuerpo volvió a volar como un rayo.

Después de moverse de arriba hacia abajo unas cuantas veces, el grado en que el cuerpo de Han Shuo se balanceaba se hizo más y más grande, su velocidad aumento y aumento aún más. El grupo lo miraba con asombro mientras sus corazones revoloteaban de arriba a abajo de acuerdo a los balanceos de Han Shuo.

Justo cuando Han Shuo sintió que su velocidad de balanceo había alcanzado su máximo, grito en voz alta, “¡Angélica, prepara el hechizo Viento Lúgubre!”

Han Shuo repentinamente se soltó y salió volando hacia el otro lado del pantano bajo un enorme impulso detrás de sus movimientos. Al mismo tiempo que dejo la rama, el planeador simple que él había guardado en su anillo espacial reapareció. Era como un par de alas que de pronto aparecieron detrás de Han Shuo mientras las sujetaba bajo su cuerpo.

Al mismo tiempo, Angélica confiadamente canto el hechizo Viento Lúgubre, y un violento viento comenzó a soplar donde Han Shuo estaba, impulsándolo hacia adelante mientras él estaba sobre el pantano.

Si no hubiera sido por el planeador, Han Shuo seguramente habría salido volando como un rayo, y posiblemente habría caído en el pantano también como un rayo, pero con la adición del planeador y el movimiento proporcionado por el hechizo Viento Lúgubre, le permitió a Han Shuo mágicamente, pero lentamente flotar hacia el centro del pantano con un ritmo sin prisa, a un paso sereno.

“¡Oh, mi dios, realmente lo está haciendo!” Nia exclamo con sorpresa y con una mirada incrédula en su rostro.

Los otros observadores estaban igualmente asombrados, con solo Trunks manteniendo su calma mientras decía lentamente con una mirada de seriedad, “El gas toxico dentro de centro del pantano es el más pesado, y las plantas come hombres son igualmente difíciles de manejar. No será tan fácil agarrar el Fruto en un periodo corto de tiempo. Espero que tenga éxito como él lo deseo”.

Todos finalmente recordaron la meta de Han Shuo cuando escucharon las palabras de Trunks. Él no estaba simplemente viajando a través del pantano, la cosa más importante era que necesitaba obtener el Fruto de Dagmar. Después del salpicado con agua fría por parte de Trunks, las expresiones de todos se volvieron pesadas una vez más.

Mientras lentamente se acercaba al centro del pantano, Han Shuo centro su concentración y apretó firmemente el Filo Cazador de Demonios en su mano. Sus ojos sin embargo, estaban firmemente cerrados mientras observaba todas las anormalidades dentro del centro a través de los demonios originales.

Finalmente, el Filo Cazador de Demonios voló de la mano de Han Shuo con un silbido capaz de perforar los tímpanos. Las plantas come hombres extendieron sus ramas vívidamente tan pronto como el Filo Cazador de Demonios entro en el pantano, tratando de enredarlo para llevarlo dentro del pantano. Sin embargo, la agudeza del Filo Cazador de Demonios no dejo quedar mal a Han Shuo. Grandes trozos de las ramas y hojas fueron enviados a volar dentro del pantano bajo el baile del Filo Cazador de Demonios.

Un pedazo del terreno de las plantas come hombres ya había sido limpiado en el lapso de un instante. Mientras Han Shuo se aproximaba con su planeador, el Filo Cazador de Demonios corto a través de todo de acuerdo a la voluntad expresada de Han Shuo. En ese momento, Han Shuo, con sus ojos cerrados, parecía haber llegado a un acuerdo con el Filo Cazador de Demonios, como si de repente se hubiera convertido en una cuchilla indestructible.

Los tres demonios originales aparecieron en el área al mismo tiempo, observando todos los cambios alrededor del Fruto de Dagmar desde tres direcciones diferentes. Mientras Han Shuo se aproximaba lentamente, El pedazo de plantas come hombres fue destruido bajo los cortes del Filo Cazador de Demonios.

Cuando Han Shuo estaba a pocos metros del centro, de pronto abrió sus ojos Han Shuo previamente cerrados con firmeza. Su cuerpo se inclinó al mismo tiempo que su mano sujeto una de cuerda, concentrando completamente sus ojos en el Fruto de Dagmar. No presto atención a las plantas come hombres a su alrededor, incluyendo al gas que se extendía lentamente un gas venenoso, como si ninguno de estos peligros existieran.

Las personas que observaban alrededor desde el exterior estaban muy nerviosas en ese momento. La respiración de Angélica era increíblemente pesada y su rostro estaba rojo de emoción, como si pensara que esta situación era muy emocionante.

Con un sonido rápido la cuerda rápidamente salió, mientras el Filo Cazador de Demonios que había estado cortando a través de las plantas come hombres de pronto voló de regreso hacia Han Shuo. Bajo la voluntad de Han Shuo, el extremo del Filo Cazador de Demonios llevo la cuerda con el mientras volaba para hacer un lazo alrededor del Fruto de Dagmar.

Un hedor repugnante repentinamente impregno los alrededores de Han Shuo, haciendo que su pecho se sintiera de repente presionado en ese momento. Su mente fue brevemente desorientada, y el Filo Cazador de Demonios, que se había estado dirigiendo hacia el Fruto de Dagmar, repentinamente descendió, sin dirección, mientras Han Shuo perdía su rumbo.

“¡Ten cuidado, resiste!” Aphrodite de repente grito en voz alta desde la orilla mientras le recordaba a Han Shuo que mantuviera centrada su concentración.

Su yuan mágico automáticamente fluyo en su cuerpo, removiendo lentamente la pesadez en su cuerpo por dondequiera que pasaba su milagroso yuan mágico. Su mente ligeramente mareada finalmente se estabilizo. Mientras sus pensamientos se movieron, el Filo Cazador de Demonios, que estaba a punto de hundirse en el pantano, de pronto emitió un grito estridente, su agudo filo tembló algunas veces mientras volaba como un rayo hacia el Fruto de Dagmar, llevando la cuerda con él y aterrizando alrededor de parte con forma de cuello del Fruto de Dagmar.

Han Shuo tomo una respiración profunda y tiro fuertemente con su mano, la cuerda se apretó contra la planta. Habiendo completado su misión, el Filo Cazador de Demonios se agito mientras cortaba las ramas y hojas, con un líquido multicolor fluyendo de algunas de las hojas.

Justo cuando los corazones de todos estaban en sus gargantas, el Fruto de Dagmar lentamente dejo el pantano, poco a poco. Han Shuo incremento su fuerza y entonces, con la adición del Filo Cazador de Demonios, corto el Fruto de Dagmar desde la cintura. Han Shuo entonces bruscamente se levantó y el Fruto de Dagmar salió volando del pantano, junto a la porción con forma de cuello y de brazo de la planta.

Ejerciendo fuerza lentamente y retirando el Fruto de Dagmar, el planeador le permitió a Han Shuo el volar a través del centro del pantano y lentamente viajar hacia el otro lado.

“¡Róbenlos!” Un agudo grito repentinamente sonó en ese momento, seguido poco después por cuatro flechas, que ardían con fuego, volando directamente hacia el cuerpo de Han Shuo. Al mismo tiempo, el lodo en el suelo se convirtió repentinamente en una enorme mano y sujeto las piernas de Han Shuo.

“¡Oh, maldita sea, enemigos!” En la orilla, Trunks de repente maldijo y grito en voz alta.

Arriba en el planeador, Han Shuo estaba a solo diez o menos metros de la orilla. La amenaza de la mano formada de lodo demostró ser una amenaza mayor, forzando a Han Shuo a regresar el Filo Cazador de Demonios para manejar la gran mano.

Las cuatro flechas ardientes obviamente no serían fáciles de manejar. Han Shuo no tenía lugar para ejercer fuerza desde el planeador y así parecía un tanto desamparado. Bloqueo dos flechas con algo de dificultad, con una de las otras conectando en su pantorrilla, trayéndole un ardiente dolor.

Han Shuo solo pudo desviar ligeramente la dirección de la otra flecha, pero aun así aterrizo en la parte inferior del planeador causando que este comenzara a arder.

“¡Tengan cuidado, está llegando a la orilla!” Más de diez personas estaban de pie al otro lado del pantano, todos ellos esperaba a que Han Shuo llegara. Sus trajes parecían indicar que eran mercenarios o algún tipo de tropas privadas. Toda clase de profesiones se mezclaban.

Una furia desbordante comenzó a llenar el corazón de Han Shuo picando para que este asesinara a cada persona que estaba de pie en ese momento. Esas personas se miraban como si hubieran llegado al otro lado hacia poco por alguna coincidencia. Debido a que Trunks y los otros estaban separados por el pantano entero, y estos estaban concentrados en Han Shuo, sus estados de alerta habían descendido gravemente y por eso no habían descubierto al grupo dando como resultado que estos emboscaran con éxito a Han Shuo.

El Fruto de Dagmar estaba finalmente guardado en el anillo espacial de Han Shuo durante ese proceso. Estaba con un gran dolor ahora que la flecha ardiente estaba clavada en su pantorrilla. El planeador también se estaba ardiendo lentamente y estaba quemando también las mangas de la camisa de Han Shuo, forzando a Han Shuo a soportar la agonía de ser quemado.

Estas personas eran despiadadas. Mientras el ardiente Han Shuo y el planeador se deslizaban directamente hacia el suelo, algunos de ellos cargaron una ronda de pernos de ballesta en sus ballestas y trataron de dispararle a Han Shuo para asesinarlo en medio del aire.

La mantícora rugió de repente en ese momento. Han Shuo entonces miro al furioso Trunks con su instinto asesino dispararse de este hacia el grupo a la distancia con su espada levantada, Aphrodite y los otros también estaban extremadamente enfurecidos y rápidamente se acercaron por el otro lado de la orilla.

En ese momento, gracias a los esfuerzos del Filo Cazador de Demonios, la mano de lodo, que parecía haber sido formada por un mago de tierra había regresado a su estado pacifico. Cuando los sonidos silbantes de las flechas se escucharon, el Filo Cazador de Demonios había regresado al lado de Han Shuo ayudándolo a pulverizar los pernos de ballesta.

Teniendo un dolor agonizante, las grandes franjas en sus brazos siendo quemadas, y su cabello ahumado y achicharrado, Han Shuo finalmente aterrizo en la otra orilla con el planeador ardiendo y un llameante aliento de odio en su alma.

Cuando Han Shuo extrajo la flecha atorada en su pantorrilla, se puso de pie con resolución llevando una expresión torcida. Un par de ojos orgullosos, fríos e increíblemente peligrosos se dispararon hacia sus emboscadores.

Anuncios