Capítulo 149: Es tuya

Han Shuo se sorprendió mucho cuando vio a Lisa aparecer dentro de la jaula. Su mirada errante y descuidada se volvió un poco dura.

Han Shuo una vez había sentido odio hacia Lisa, pero mientras los dos pasaron más tiempo juntos, descubrió que ella no era tan mala como él había pensado originalmente. Ella lo había protegido siempre que podía. Todo eso cambio lentamente la impresión de Lisa en Han Shuo.

Los ojos de Lisa se llenaron de lágrimas mientras ella estaba retenida dentro de la jaula. Sus brillantes y claros ojos ahora estaban débiles y apagados, impregnados de una sensación de impotencia y desesperación. Eso hizo que el corazón de Han Shuo picara de dolor.

“¿Hay alguna disputa entre la familia Addison y Bob Ascher? ¿Por qué la familia Addison de repente fue destruida y marcada con la etiqueta de traidores?” Han Shuo miro fríamente alrededor de su entorno y le pregunto a Emily.

Emily había sentido que Han Shuo se puso un tanto nervioso cuando Lisa apareció, y no pudo evitar el preguntar cuando escucho las palabras de Han Shuo, “¿Pareces preocuparte mucho por esa Lisa?”

Asintiendo, Han Shuo se giró para explicar, “Lisa es una de mis compañeras de clase en el departamento de necromancia allá en la Academia. Nosotros somos buenos amigos y ella me ayudo en varias ocasiones. Definitivamente no me quedare de brazos cruzados ahora que ella está en apuros”.

Emily se sobresaltó cuando escucho las palabras de Han Shuo y respondió, “La familia Addison ya estaba en malos términos con Bob Ascher antes de que este deseara revelarse. Sin embargo, debido a que la familia Addison tenia cierto estatus dentro de la Ciudad Valen, Bob Ascher no se atrevía a hacer algo”.

“Pero ahora que Bob Ascher esta obviamente intentando adueñarse de la Ciudad Valen con sus manos, cualquier familia que no le responda será aniquilada. Parece que la familia Addison fue una de esas familias desafortunadas. De la inteligencia reunida por el Manto Oscuro en tiempos recientes, Bob Ascher ha comenzado sus acciones usando variedades de excusas”.

“El cuerpo de la pequeña Lisa está haciendo estallar los ojos, pero debo advertirles a todos que ella es una nigromante. Las esposas de restricción mágica en sus muñecas no deben ser retiradas”. El organizador en el escenario estaba describiendo a Lisa.

Los pujantes bajo el escenario estaban muy interesados en Lisa, y su precio incremento rápidamente. Se había elevado de las originales 300 monedas de oro a más de seiscientas monedas de oro, más del doble original.

Cuando Bryan había sido vendido originalmente a la Academia, solo valía cinco monedas de oro. Pensar que Lisa podría reunir semejante alto precio, más de cien veces el precio de Bryan. Al parecer las personas estaban muy interesadas en la renombrada Lisa.

Aquellos debajo del escenario estaban participando originalmente en la subasta, pero ya para el final las ofertas seguían sonando de los asientos cubiertos. El precio de Lisa siguió subiendo de las seiscientas a las setecientas monedas de oro.

Han Shuo observo los procedimientos con un ojo frio mientras repentinamente hacia un movimiento y activaba la caja mágica y escribía el precio de mil monedas de oro. La puja de mil monedas de oro fue mostrada después de que el espacio frente a Han Shuo zumbaba, causando que el ruidoso salón de inmediato se callara. Las miradas de todo el mundo se dirigieron hacia la sala de Han Shuo con asombro.

“Ella es solo una esclava y no vale mil monedas de oro. Tus acciones harán que otros se den cuenta de nosotros”. Era evidente que Emily no entendía totalmente mientras miraba a Han Shuo.

“Debo salvar a esa chica. No hay punto en detenerme y avanzar, agregando lentamente al precio. Un precio alto puede causar que otros detengan sus pujas”. Han Shuo dijo mientras miraba a Lisa en la jaula, yaciendo allí como si estuviera muerta.

En efecto, los participantes, que habían estado muy dispuestos al pujar, se detuvieron disgustados.

Una esclava para el propósito del placer no valía mil oros sin importar como se viera. Aunque el estatus de Lisa dentro de la Ciudad Valen una vez había sido alto y ella daba cierta tentación, mil monedas de oro no eran una pequeña suma. Dejando de lado su estatus, cualquier otro esclavo de aspecto equivalente valdría solo cincuenta monedas de oro.

Por lo tanto, cuando el precio alto de Han Shuo de mil monedas de oro fue dado, el organizador felizmente golpeo con su martillo después de llamar por tres veces. “Felicidades al pujante número 83, solo necesita deslizar su tarjeta de cristal dentro de la caja y transferir las mil monedas de oro a la cuenta de nuestra casa de subastas. La pequeña Lisa es suya”.

Para el actual Han Shuo, mil monedas de oro no eran un gran asunto en absoluto. Sus trofeos del Bosque Oscuro en recientes ocasiones valían decenas de miles de monedas de oro. Por lo tanto, ni siquiera frunció el ceño ante la idea de esas mil monedas de oro y saco su tarjeta de cristal, preparándose para deslizarla en la ranura dentro de la caja.

Emily de pronto extendió su mano y lo detuvo. Aparto la tarjeta de cristal en su mano a un lado y dijo, “Déjame a mí. Si nosotros usamos tu tarjeta, el nombre en tu cuenta será registrado en la casa de subastas. Aunque ellos mantengan tu información confidencial, será fácil para Bob Ascher el saber tu identidad si quiere investigarte”.

Han Shuo sintió que sus palabras tenían sentido y dijo, “Está bien, transferiré las mil monedas de oro a tu tarjeta de cristal y tú puedes usar la tarjeta segura para hacer el pago”.

Emily en realidad no había planeado originalmente el dejar que Han Shuo hiciera eso, desde que mil monedas de oro no eran mucho para ella tampoco. Sin embargo, cuando Emily estaba a punto de pagar por Han Shuo, noto que Chester los miraba a un lado. Finalmente asintió y acepto la sugerencia de Han Shuo, transfiriendo las mil monedas de oro de su tarjeta a la de ella y entonces pagaron por Lisa.

Algunas esclavas elfas y dos mujeres zorro fueron subastadas a continuación, incluyendo a un feroz berserker. El grupo de Han Shuo no hizo ningún otro movimiento y observo todo lo que ocurría a su alrededor con ojos helados.

“Debemos venir e investigar este lugar por la noche la siguiente vez. No debemos caminar alrededor desde que participaste en la subasta de hoy”. Emily explico completamente todo sobre la casa de subastas, incluyendo las cosas a tener en cuenta, mientras la subasta continuaba.

Asintió en acuerdo, salió de la habitación junto a Emily y Chester. Estaba planeando el irse con Lisa cuando sus afilados ojos notaron que alguien había entrado por la puerta.

Su cuerpo repentinamente se detuvo y Han Shuo le hizo un gesto a Emily, después hablo con voz baja, “Tu y Chester, vayan y háganse cargo de Lisa primero, tengo algo más que atender”.

Han Shuo rápidamente se retiró después de decir esas palabras y se abrió paso a través de la multitud con grandes zancadas, apareciendo bruscamente frente a la puerta, dirigiéndose hacia Lawrence, quien recién había aparecido. Sin embargo, dos personas aparecieron junto a Lawrence antes de que Han Shuo incluso se hubiera acercado y dieron un paso hacia adelante, mirando a Han Shuo con alerta.

Lawrence finalmente noto a Han Shuo en ese momento y lo miro con sorpresa. Entonces giro su cabeza y hablo con brusquedad hacia los dos hombres, finalmente saludando a Han Shuo después de eso.

Lawrence pregunto con gran asombro cuando Han Shuo se acercó a él, “Bryan, ¿Que estás haciendo en la Ciudad Valen?”

“Tenía algunas cosas que atender en esta zona. ¿Qué haces tú aquí?” Han Shuo respondió y luego pregunto.

Su rostro se volvió helado, Lawrence hablo con una voz fría, “Algo sucedió a mis primos de la familia Addison y ahora incluso Lisa cayó víctima de un complot para convertirla en una esclava. Escuche que ella estará siendo subastada aquí y he venido a rescatarla”.

Las familias de Lisa y Lawrence estaban relacionadas, y parecía que él estaba muy bien informado de lo que había ocurrido con esa familia. Esto era por lo que a propósito hizo ese viaje desde la capital. Esto también elevo la opinión de Han Shuo sobre él. Parecía que Lawrence era alguien que valoraba a la familia.

Hablando lógicamente, había un límite en que tan cercanos serían los primos, sin mencionar que Bob Ascher le dio la familia Addison la etiqueta de traidores. Semejante crimen era suficiente para causar que todos los parientes se detuvieran, ya que sería fácil el verse también envueltos. Para Lawrence hacer su camino desde tal distancia era suficiente para que Han Shuo lo viera con nuevos ojos.

“¡Llegas tarde, Lisa ya ha sido comprada por mil monedas de oro!” Han Shuo miro a Lawrence y dijo con una ligera sonrisa.

“Debió haber sido ese viejo perro de Calvert. La familia de Lisa y su familia nunca se han llevado bien. Debió haber sido uno de los instigadores de lo que le ocurrió a la familia de Lisa en esta ocasión. Ciertamente estaría dispuesto a gastar grandes sumas para comprar a Lisa y llevarla a su casa para torturarla”. El rostro de Lawrence se oscureció y le hablo a los dos detrás de él. “Al parecer el día de hoy debemos ser el tipo de ladrones que roban y saquean”.

Los dos detrás de Lawrence no tenían expresiones en sus rostros, llevaban ropa muy ordinaria y suelta. No había mucho que pudiera extraerse de sus vestimentas, pero Han Shuo descubrió que uno era un espadachín y el otro era un mago después de concentrarse un poco. Sin embargo, no pudo determinar qué tan fuertes eran.

“¿Cómo podría dejar que Lisa fuera tomada por otros desde que estoy aquí? No te preocupes, tengo a Lisa”. Han Shuo pudo estar seguro de que Lawrence estaba verdaderamente preocupado por Lisa y hablo con una pequeña sonrisa.

Lawrence lanzo un suspiro de alivio cuando escucho esas palabras y le dijo con sinceridad a Han Shuo, “Bryan, ¡Te debo una!”

Anuncios