Capítulo 150: Puedo ayudarlo

“No me debes nada. Lisa y yo somos buenos amigos en la escuela, así que simplemente hice lo que debía hacerse”. Han Shuo vio que Emily y Chester habían salido con la figura de Lisa, envuelta en ropas negras, mientras ellos hablaban.

“Vamos a dejar esta área primero”. Lawrence noto los movimientos de Emily y Chester mientras seguía la mirada de Han Shuo. Sus ojos se iluminaron mientras el hablo suavemente y se dio la vuelta para salir.

Un montón de procedimientos eran necesarios para pasar antes de poder entrar en la casa de subastas, pero no era tan estrictos al momento de salir. Han Shuo y Lawrence no encontraron ninguna resistencia mientras seguían por detrás a Emily y a Chester. Emily estaba siendo escoltada por dos guardias de la casa de subastas y se detuvieron respetuosamente cuando Emily los despidió en la puerta.

Se sorprendió un poco al ver a Lawrence aparecer en el carruaje. Han Shuo mantuvo una expresión calmada en su rostro y le dijo a Lawrence, “Conocí a la Señora Emily en tu casa la última vez. Fui contratado por ella para hacerme cargo de algunas cosas en la Ciudad Valen”.

Lawrence pareció entender algunas cosas, pero no dijo mucho. Mostró una sonrisa amistosa hacia Han Shuo y dijo, “Eso es entre ustedes dos, así que no necesitas decirme nada. Creo que primero deberíamos ver como lo está pasando mi prima”.

Alzo las cortinas del carruaje y los dos muchachos entraron. Acababan de entrar cuando una Lisa llorosa se arrojó a los brazos de Han Shuo, sollozando de corazón, “Bryan, asesinaron a toda mi familia. Mi padre, madre, y abuelo, ¡todos ellos están muertos!”

Lisa estaba desconcertantemente débil en ese momento. Han Shuo palmeo su hombro levemente y dijo con una voz suave, “Ahora estas a salvo. Esas personas obtendrán lo que merecen”.

Ella lo abrazo fuertemente, usando toda la fuerza en su cuerpo, como si quisiera probar que ese momento era real. Se metió su dedo meñique en la boca y lo mordió, finalmente llorando por el dolor, “¡No estoy soñando! aún sigo viva. ¡Quiero obtener mi venganza! ¡Voy a matar a esas personas brutales!”

Lisa siempre había sido el pequeño terror de la Academia, pero todo su ser parecía haber sufrido un cambio después de un evento tan drástico en su vida. La inocencia en su rostro fue reemplazada con odio, y parecía que era lo único que le daba la voluntad para vivir en ese momento.

“Lisa, ¿qué fue lo que te paso? Debes decirme los detalles. Yo obtendré la venganza para ti”. Una helada y fría luz se disparó de los ojos de Lawrence mientras él le preguntaba a la llorosa Lisa en voz baja.

Lisa finalmente parecía darse cuenta de que había alguien más en ese carruaje aparte de Han Shuo. Ella se limpió sus lágrimas del rostro y miro a Lawrence, inmediatamente ahogándose de nuevo, “Hermano Lawrence, tampoco sé lo que ocurrió, solo que mi padre dijo que mi madre estaba enferma y quería que yo regresara a casa para cuidarla”.

“Acababa de regresar cuando supe que podría haber problemas en la casa. Mamá no estaba enferma y padre no me dejo ir de casa tampoco. Al día siguiente, Calvert, ese perro de la Legión Gryphon, llevo hombres y entraron a casa. Asesino y capturo a personas por todas partes. Todos están muertos excepto yo. ¡Todos están muertos!”

“No te preocupes, obtendré la venganza por ti”. Lawrence le prometió a Lisa con un rostro oscuro.

“¡Ayúdame a asesinar a Calvert! ¡Tienes que matarlo por mí!” Lisa murmuro con impotencia, viendo primero a Lawrence y después dirigiendo su mirada afligida a Han Shuo.

Su familia entera y todos sus parientes habían sido aniquilados en el lapso de un segundo. El impacto de ese estimulo era demasiado para Lisa. Esto hizo que la usualmente acosadora Lisa revelara su lado indefenso que causaba que otros quisieran protegerla.

“Te ayudare”. Han Shuo estuvo en silencio por un momento bajo la mirada de Lisa, pero finalmente asintió con su cabeza solemnemente y se lo prometió.

“Deberíamos discutir las cosas primero si quieres asesinar a Calvert”. Emily hablo en voz baja afuera del carruaje para después mirar a Han Shuo y a Lawrence, dijo, “Deberíamos al menos dejar este lugar”.

“Lisa, ven conmigo”. Lawrence descendió del carruaje y después asintió hacia los dos hombres que estaban fríamente a su lado. El espadachín partió y volvió conduciendo un carruaje. Lawrence llevo a Lisa con él y el carruaje comenzó a moverse lentamente después de que el mozo agito su látigo.

“Síguelo”. Han Shuo le dijo a Chester que estaba afuera y entonces giro para mirar a Emily con algo de disculpas. “Esto puede entrar en conflictos con tu plan, pero tengo que hacerlo”.

“Entiendo. Además, asesinar a Calvert era nuestro plan original de todos modos. Esto no causa ninguna tangente en nuestro plan original, y además ganamos algo de asistencia adicional, ¿no?” Emily primero sonrió levemente y después hablo con algo de gravedad. “Sin embargo, aunque Lawrence es el hijo del ministro de finanzas, esos dos seguidores parecen ser bastante fuertes. Además, Lawrence parece estar actuando un poco extraño. ¿Cómo es que lo conoces? ¿Conoces sus antecedentes?”

Sacudiendo su cabeza, Han Shuo vacilo antes de responder, “El Maestro Cándido una vez me dijo que la identidad de Lawrence era complicada. Dijo que yo estaría en problemas si me acercaba a él. Sin embargo, He estado en contacto con Lawrence por un tiempo y siento que ese tipo es bastante decente”.

“¡Cándido ese viejo zorro! Si él conoce la identidad de Lawrence y no te la dijo, significa que la identidad de Lawrence en realidad no es simple. Parece que tengo nuevas preguntas para hacerle a mi hermano”. Emily hablo con su frente arrugada y estaba un tanto perpleja.

El carruaje que Lawrence se detuvo repentinamente y este saco su cabeza. Abrió su boca cuando el carruaje de Han Shuo y Emily estaba al mismo nivel que el suyo, “Bryan, creo que este asunto no tiene una relación directa con la Señora Emily. Si piensas en su bienestar, deberías asegurarte de que no se enrede en esto”.

Han Shuo quedo en blanco por un momento e intercambio miradas con Emily dentro del carruaje. Emily frunció el ceño y reflexiono, antes de hablar con Han Shuo, “Ve con ellos y ve cuáles serán los preparativos. Ven a buscarme al punto de encuentro después. Sera un buen momento para investigar a Lawrence”.

Asintiendo hacia Emily, Han Shuo bajo del carruaje y camino hacia Lawrence, diciendo con una sonrisa, “Tus consideraciones son muy minuciosas, es verdad no hay necesidad de involucrar a la Señora Emily”.

“Mis disculpas Señora Emily, pero usted sabe que estoy haciendo esto por su propio bien. Los Aschers no temen a nadie en la Ciudad Valen, así que hay algunas cosas con en las que no será capaz de participar, incluso con su estatus”. Lawrence dijo suavemente hacia el carruaje de Emily y después le ordeno a los que estaban frente a él, “Vamos”.

Cuando Han Shuo entro en el carruaje, noto que Lisa parecía haberse calmado un poco después del consuelo de Lawrence. Lawrence no dijo mucho y reflexiono sobre ciertas cosas con un rostro oscuro. Han Shuo no sabía cómo consolar a Lisa, así que permaneció en silencio a lo largo del camino.

El carruaje se detuvo frente a una casa y Lawrence le dijo gentilmente a Lisa, “Ve y descansa en esa casa, Bryan y yo nos vamos a hacer cargo de algunas cosas así que regresaremos pronto. No te preocupes, estarás a salvo dentro de la casa”.

Habiendo sufrido un doloroso desastre, Lisa era mucho más maleable que de costumbre. Asintió dócilmente y fue ayudada a descender por Lawrence. Lawrence golpeo en la puerta, causando que una persona saliera. Esa persona estaba oculta en las sombras, y Han Shuo descubrió inmediatamente que era el experto que una vez había espiado a Clark.

“Escóltala y dile a todos los de dentro que la protejan. Vendrás conmigo”. Lawrence regreso al carruaje después de dar sus órdenes, con el otro hombre caminando después de que Lisa entro. Este se sentó frente a Han Shuo y Lawrence sin decir una sola palabra.

Han Shuo le dio una buena mirada mientras estaban sentados cara a cara. Descubrió que ese hombre lucía ordinario, y que no había nada destacable en su rostro en absoluto. Sin embargo, era suficiente para probar que su fuerza no era ordinaria dado que podía perseguir al jinete tierra Clark sin ser descubierto.

“Su nombre es Lucky. Es un asesino. Los dos junto al mozo son Divac un espadachín y Adela una maga adepta de tierra. En este momento vamos a ir a asesinar a Calvert”. Lawrence primero presento a sus hombres con Han Shuo y entonces súbitamente anuncio que iban a ir a asesinar a Calvert.

“¿Qué clase de plan tienes?” Han Shuo estuvo en silencio primero y después hablo para consultar.

“Calvert es un perro leal del Jefe de la Legión Gryphon, Ascher y está a cargo de la distribución de las raciones dentro de la Ciudad Valen. También es un oficial de la Legión Gryphon y tiene entre treinta y cuarenta años. Solo tiene un hijo llamado Caernand quien una vez trato de violar a Lisa, pero Lisa corto su hombría en su lugar. Así que, las dos familias formaron una deuda irreparable. Como un caballero mayor, Calvert tiene decenas de criados en su hogar. Muchos de ellos son parte de la Legión Gryphon y no son demasiado difíciles de manejar”. Lawrence lentamente explico todo eso, que demostraba que debió haber investigado a fondo todo eso con anterioridad.

“Recibí noticias de que Clark ha regresado a la Ciudad Valen y parece haber llegado a la casa de Calvert, pareciendo que llevaba alguna clase de instrucciones de su padre”. Lucky, que permanecía en silencio hasta ese momento, repentinamente hablo en esa ocasión.

Sorpresa apareció en el rostro de Lawrence, su ceño se frunció. El corazón de Han Shuo también salto mientras dejo salir una densa intención asesina en su rostro.

La expresión vacilante de Lawrence explicaba que se había vuelto inseguro debido a la aparición de Clark. Sin embargo, habiendo entrado en el reino del demonio verdadero, además del pequeño esqueleto y la magia de necromancia, Han Shuo estaba dispuesto a ir cabeza a cabeza en contra de Clark. Sin embargo, no estaba seguro de si podría derrotar a un jinete tierra, así que permaneció en silencio.

“Tío Lucky, ¿qué tan seguro estas de poder asesinar a Clark si tú haces un movimiento?” Lawrence abrió su boca para preguntarle al asesino Lucky después de permanecer en silencio, esperando por una respuesta.

“Tengo un cincuenta por ciento de certeza”. Lucky respondió indiferente.

Asintiendo, Lawrence dijo, “Muy bien, entonces tú harás el primer movimiento. Confió en tu fuerza, serás capaz de retirarte con seguridad incluso si no tienes éxito. Entonces podremos juzgar basándonos en la condición de Clark para ver si es necesario hacer un movimiento también”.

“Mm, ¡Creo que no hay manera de que Clark sea capaz de encontrarme si quiero irme!” Lucky respondió.

“Pienso que si yo me coordino con el Señor Lucky, Seré capaz de incrementar las probabilidades en un treinta por ciento”. Han Shuo miro a Lucky y de pronto hablo.

“Bryan, ¿estás seguro de que no serás descubierto y no que afectaras al Tío Lucky?” el rostro de Lawrence era grave mientras miraba solemnemente a Han Shuo.

“Siento que mi adición brindara ayuda. Si tú me crees, me gustaría hacer un movimiento junto a él”. Han Shuo dijo seriamente mientras miraba a Lawrence.

“Muy bien, Tío Lucky, llévalo contigo. Retírate a mitad del camino si las cosas no van bien. Siempre podemos encontrar otra oportunidad”. Lawrence pensó por un momento y hablo con el asesino.

“¡Esta bien!” Lucky respondió y miro a Han Shuo. “Nos iremos inmediatamente. Si la casa de Calvert se enciende más tarde, eso significa que la misión sigue y tú puedes venir. De lo contrario, no te acerques a nosotros”.

“No te preocupes, sé que hacer. Ten cuidado”. Lawrence asintió.

“Vamos”. Lucky miro a Han Shuo y salió suavemente del carruaje. Salto y aterrizo en el techo que estaba a tres metros sin hacer un sonido.

Han Shuo tomo una respiración profunda y se concentró, concentrando su yuan mágico para utilizar el “Arte de los Nueve Cielos Demoníacos” para dar un gran salto también. Su cuerpo voló en medio del aire mientras él saltaba incluso más alto que Lucky, también aterrizando silenciosamente junto al asesino.

“¡Eh!” Lucky miro de nuevo a Han Shuo con sorpresa mientras las esquinas en su rostro indiferente se alzaban. Dijo débilmente, “No está mal, tal vez puedas asistirme”.

El viejo asesino no miro a Han Shuo después de eso mientras su cuerpo empezaba a pasar por los techos con agilidad, pareciendo deslizarse a través de los techos como un feroz fantasma, haciendo que Han Shuo admirara enormemente su agilidad.

Sin embargo, habiendo llegado al reino del demonio verdadero, La agilidad de Han Shuo era igualmente extraordinaria. Haciendo uso de sus cinco sentidos sobrenaturales, siguió muy de cerca por detrás a Lucky y no se quedó atrás en absoluto.

Anuncios