Capítulo 152: ¡Solo necesito una oportunidad para matarte!

Los nigromantes eran pocos para empezar, mientras era evidente por el número de archimagos especializados en la magia de necromancia. Esto era por lo que la magia de la necromancia despertaba tanta atención cuando aparecía.

Han Shuo sólo había escapado de esa zona cuando activó el Arte. Dudo cuando se produjo ese desarrollo y decidió trasladarse a través de los tejados de las casas cercanas, regresando a donde había comenzado.

Las criaturas oscuras que el nigromante había invocado de la otra dimensión impactaron enormemente a los soldados que intentaban perseguir a Lucky. Los enormes guerreros de odio y gárgolas que volaban en formación eran particularmente destructivas.

Los enormes e increíblemente poderosos guerreros de odio eran capaces de golpear a un soldado hasta convertirlo en una pasta de carne con un giro de sus garrotes de hierro, mientras que las gárgolas ágiles eran igualmente letales cuando caían con sus garras de hierro.

“¡Maldita sea, yo mismo lo mataré!” Clark rugió enojado y azotó a su corcel de batalla a la acción. Una lanza apareció en su mano mientras cargaba hacia el nigromante.

Gracias a la coordinación del galope del corcel de batalla y el barrido de la lanza, ninguno de los esqueletos y zombis guerreros eran obstáculos en su camino. Los caballeros hacían uso de la fuerza de carga de sus corceles de batalla para realzar su propia fuerza de batalla. Así, cuando Clark y el corcel de batalla cargaron como uno, las criaturas oscuras dispersas no pudieron detenerlos en absoluto.

Debido a la aparición de un nigromante nivel de archimago en ese momento, los soldados a los lados estaban ocupados defendiéndose de las criaturas oscuras invocadas y no pudieron ayudar a Clark. El caballero mayor Calvert se quedó dónde estaba y estaba ocupado dirigido a sus tropas. Cuando esos soldados altamente entrenados finalmente se calmaron para combatir con frialdad a las criaturas invocadas, filas y filas de esqueletos y zombis guerreros comenzaron a caer.

Aunque la fuerza mental del archimago nigromante era colosal, el número de sus criaturas invocadas no podía competir con el número de soldados allí. Los necrófagos y esqueletos guerreros en particular eran de uso limitado en este tipo de situación de batalla, y a menudo eran destruidos por una sola puñalada de un soldado de la Legión Gryphon.

Sin embargo, los enormes guerreros de odio y las gárgolas que aullaban a través de la oscuridad seguían siendo bastante feroces y habían matado a varios soldados en un abrir y cerrar de ojos. Era una lástima que sólo hubiera cinco guerreros de odio, y seis o siete gárgolas. Más de diez soldados de la Legión Gryphon rodearon a cada guerrero de odio.

Otro canto en voz baja fue emitido de la boca del nigromante mientras dos guerreros de odio caídos repentinamente explotaron violentamente. Los dos hechizos de “Explosión de Cadáveres” inmediatamente causaron que decenas de soldados de la Legión Gryphon murieran con aullidos agonizantes.

Cuando el nigromante abrió la boca para cantar el siguiente hechizo, Clark, en el lomo del corcel de batalla, ya había cargado delante de él. La lanza en su mano de repente se iluminó con un aura blanca lechosa, y Clark voló en el aire con el impulso del corcel de batalla. Se disparó en contra del nigromante, flotando en el aire, como un relámpago.

Un enorme esqueleto blanco se materializó abruptamente en medio del aire, formando un escudo de hueso blanco con una velocidad alucinante. El escudo de hueso blanco tenía tres metros de alto y dos metros de ancho, bloqueando completamente el camino frente al nigromante. Los blancos e inquietantes huesos no dejaban huecos entre ellos mientras se unían. Algunos fragmentos de hueso afilados estaban frente al escudo como picos invertidos. La forma parecía muy extraña.

El golpe concentrado de Clark se estrelló contra el escudo de hueso blanco. Incluso un escudo tan avanzado como ese comenzó a fragmentarse con el violento golpe de Clark, con fragmentos de hueso volando al azar donde había sido golpeado por la lanza de Clark.

El nigromante gruñó en silencio y flotó en retirada como un fantasma. Parecía que también se había dado cuenta de que Clark sería un oponente difícil de enfrentar y planeaba poner cierta distancia entre ambos. El cuerpo de Clark avanzó con el impulso de su carga mientras él aterrizó en un techo, poniendo su lanza lejos para cambiar por una espada. Se movió rápidamente sobre los techos y persiguió al nigromante fijamente.

Otra niebla oscura fue liberada mientras el cuerpo del nigromante en retirada destellaba a través de la niebla oscura, desvaneciéndose sin dejar un rastro. Tres lanzas de hueso salieron disparadas por el aire, apuntando directamente hacia Clark. Finalmente, Clark descubrió la ubicación del nigromante después de que las tres lanzas aparecieron.

Al mismo tiempo, los afilados ojos de Han Shuo descubrieron los movimientos de una pieza de roca que sobresalía de uno de los tejados a los que Clark se dirigía. Esto hizo que el corazón de Han Shuo saltara y su cuerpo abruptamente se dio prisa para ocultarse en otro techo.

El Filo Cazador de Demonios se había aproximado silenciosamente a Clark según los deseos de Han Shuo.

Resoplando fríamente, Clark no detuvo su impulso mientras repentinamente cambiaba de dirección a medio camino, la espada larga en su mano de repente se sacudió hacia arriba y cortó a través de la lanza del hueso que no pudo esquivar. En ese momento, el cuerpo de Clark finalmente se acercó a la roca que sobresalía mientras un rayo de luz fría de pronto se disparaba de la roca y Lucky aparecía, envuelto en un manto gris.

Clark no había esperado una emboscada después de acabar con la lanza de hueso del nigromante. Su aura de pelea estaba a medio camino de reunirse cuando levanto su espada para bloquear el golpe. Un sonido metálico resonó a través de la noche mientras el cuerpo de Clark era lanzado hacia abajo desde el techo.

Mientras Clark descendía, un silbido grave sonó cuando una débil hebra de una llama de color púrpura aparecía en medio del aire, golpeando la espalda de Clark y hundiéndose en su cintura, desvaneciéndose dentro del cuerpo de Clark.

Un grito horrible fue emitido de la boca de Clark. Mientras el cuerpo se estrellaba en el suelo, su cuerpo entero se consumió en llamas púrpuras. La extraña figura de Han Shuo voló delante de él, mirando fríamente a Clark sufriendo mientras las llamas púrpura lo consumían. Envió una invocación mental y el Filo Cazador de Demonios exploto fuera del pecho de Clark y desapareció en la palma de Han Shuo sin una gota de sangre.

“¿Eres, eres tú?” El espíritu de un extremo frío estaba invadiendo los órganos de Clark, y su cuerpo había sido severamente dañado por el Filo Cazador de Demonios. Cuando vio a Han Shuo revelarse y quitarse la máscara, Clark escupió estas palabras con dificultad mientras sus dientes resonaban con incredulidad.

“Es cierto, soy yo. Tú trataste y fallaste en asesinarme un par de veces, pero yo sólo necesité una oportunidad para matarte”. Han Shuo dijo fríamente y agitó su mano derecha alrededor ferozmente, circulando lentamente el “Glacial Mystical Spellfire“. Una flor de una llama roja entró en el cuerpo de Clark. Sus órganos internos se habían congelado sólidamente y Clark estaba a punto de morir, cuando fue descongelado por la flama se convirtió en un charco sangriento. La velocidad del cambio fue increíblemente rápida.

Tres lanzas de hueso aparecieron de la nada nuevamente y se dirigieron a Han Shuo. Sus ruidos de silbidos asustaron a Han Shuo mientras saltaba hacia arriba, golpeando con el Filo Cazador de Demonios destruyendo una de las lanzas de hueso. Han Shuo le grito a Lucky en la distancia, “Maldita sea, ¿por qué también me está atacando?”.

“No lo conozco”. Lucky respondió y evadió como un rayo, debido a que el nigromante también había atacado a Lucky.

Así que no era una de sus personas. Han Shuo se sorprendió y rápidamente escapó. Cuando el nigromante vio a Han Shuo escapar, en realidad fue tras él y lo persiguió obstinadamente. La aparición de este nigromante era un poco extraña. Él no estaba en el lado de Lawrence y esto confundió enormemente a Han Shuo, haciendo incierto el lado a que pertenecía.

Ahora que Clark estaba muerto, Han Shuo vio que Lucky se había vuelto invisible nuevamente y se deslizaba furtivamente hacia Calvert. Parecía que estaba planeando hacerse cargo de Calvert también. En cuanto a su colega, Han Shuo no sabía nada sobre él en absoluto, solo que él tenía sus ojos puestos en él. Han Shuo no sabía si reír o llorar, pero sabía que no quería quedar más enredado por él, mientras huía por su vida a su máxima velocidad.

Cuando Han Shuo se encontraba a unos cientos de metros de la casa de Calvert, su sorprendente vista capto el carruaje de Lawrence a lo lejos. Con alegría, se dirigió rápidamente en esa dirección mientras el nigromante que seguía a Han Shuo invoco unas cuantas gárgolas para alcanzarlo. Fue solo hasta que Han Shuo apareció al lado del carruaje que el nigromante se retiró bruscamente con sus gárgolas.

“Bryan, ¿qué está pasando? No hubo ninguna señal de ustedes, pero allá todo es un caótico desastre”. Lawrence sacó inmediatamente la cabeza del coche cuando vio a Han Shuo y ansiosamente pidió una actualización.

“No lo menciones. Las cosas han sido muy extrañas esta noche. Lucky y yo no sabemos qué pasó ya que nuestro movimiento fue misteriosamente revelado a Clark y casi fuimos capturados. Un nigromante de nivel archimago repentinamente apareció y atacó a Clark y a los otros, y después nos atacó también. No tengo idea de lo que está pasando”. Han Shuo se quejó.

“Entonces ¿qué paso con el tío Lucky, y Clark está muerto? Lawrence pregunto otra vez.

“El señor Lucky está haciendo su camino hacia Calvert y parece querer derribarlo también. Mm, Clark está terminado, no tienes que preocuparte por él”. Han Shuo respondió.

Lawrence no pudo ocultar el júbilo en su expresión mientras se reía satisfecho, “¡Muerto, él está muerto! ¡Ciudad Valen estará en el caos ahora!

Anuncios