Capítulo 158: Alcanzando el cielo con un solo salto


El Manto Oscuro tenía bastiones en cualquiera de las ciudades del imperio de Lancelot. Naturalmente, la Ciudad Valen no era la excepción.

Han Shuo se sentó con las piernas cruzadas dentro de una habitación secreta tallada en roca densa, digiriendo lentamente las memorias del alma del nigromante.

Han Shuo no salió de la habitación secreta una vez que entro en cuatro días, pasando a través de décadas de memorias del nigromante. El nombre del nigromante era Clarendon tenía 52 años de edad, y las experiencias de todos esos años fueron analizadas por Han Shuo.

Decenas de batallas y toda una vida de estudio de la necromancia, así como algunos secretos de su identidad, fueron completamente absorbidas y memorizadas por Han Shuo en esos cuatro días. Por supuesto había muchos detalles menores, pero Han Shuo era demasiado perezoso para recordar esos.

Después de haber asimilado todas las experiencias del nigromante, Han Shuo descubrió que Clarendon había estado al servicio de una organización llamada la Iglesia de la Calamidad. Como tal, todas sus acciones, incluyendo la operación en contra de Clark, habían sido ordenes de los altos ejecutivos de la Iglesia. No tenía ni idea de por qué tenía que asesinar a Clark.

Aparte de algunos asuntos relacionados con la identidad de Clarendon, la adquisición más grande de Han Shuo fue la comprensión del nigromante de su camino de aprendiz hasta archimago, incluyendo la experiencia de cada batalla y sus reflexiones posteriores.

Si realmente había una manera de alcanzar el cielo con un solo salto en ese mundo, entonces Han Shuo lo estaba haciendo en ese momento. Con el conocimiento teórico y la experiencia de batalla de ese nigromante, el camino de Han Shuo hacia archimago era muy claro. Podría ser capaz de aprender rápidamente muchas magias avanzadas siempre y cuando tuviera suficiente fuerza mental.

La experiencia de Clarendon de docenas de batallas amplió grandemente la visión del mundo de Han Shuo y podría probar ser de incalculable beneficio para sus futuras batallas. El poco experimentado Han Shuo tomó nota de algunos asuntos que evitar. De esa manera, las ganancias de la experiencia práctica probablemente estarían a la par con esos conocimientos de necromancia.

Han Shuo había obtenido todos los aspectos valiosos de las memorias de Clarendon después de cuatro días, pero no salió de inmediato de esa aislada habitación secreta. Pasó otros dos días para captar plenamente las otras magias de necromancia que un mago oficial debía conocer.

Cuando Han Shuo salió de la habitación secreta, se sintió renovado y con un gran ánimo. Estaba muy a gusto y se sentía muy confiado acerca de la misión de esa ocasión.

“Finalmente saliste. La Señora Emily ha dejado órdenes de que debo llevarte con ella tan pronto como salieras”. Chester estaba de guardia en la puerta y le habló respetuosamente a Han Shuo cuando éste emergió.

“¡Chester! ¿Por qué estás tan serio? ¡Recuerdo que no eras así cuando te conocí!” Chester había hablado con un tono muy casual y estuvo muy tranquilo cuando había interactuado con Han Shuo antes. Chester ahora estaba notablemente más reservado cuando se enfrentaba a Han Shuo y hablaba como si hablara con su supervisor. Esto hizo que Han Shuo se confundiera bastante.

“Bryan, te convertirás en una gran persona en el futuro, solo me estoy acostumbrando a las cosas de antemano”. Chester se relajó brevemente y sonrió.

Sacudiendo la cabeza, Han Shuo dijo tranquilamente: “Incluso si me convierto en una gran persona nuestra relación no debe ser tan distante”. Palmeo el hombro de Chester y se echó a reír tranquilamente, “Los verdaderos socios deberían relajarse. Me siento un poco enfermo viéndote así de solemne”.

“Muy bien, muy bien, sé que hacer. Bryan, date prisa y ve a ver a la Señora Emily. Dijo que debería llevarte inmediatamente a ella en cuanto salieras”. Chester rio ligeramente, relajándose después de que Han Shuo le hubiera dado una palmada en el hombro, y llevo a Han Shuo rápidamente por un pasillo iluminado.

Salieron de la habitación secreta al cabo de unos minutos, llegando finalmente frente a la habitación en la que Emily estaba. Chester le guiñó un ojo a Han Shuo, y reanudó su guardia cuando puso cierta distancia entre ellos.

Aunque Han Shuo y Emily habían ocultado deliberadamente su relación, una pista de su verdadera condición todavía se filtraba por el tono de sus conversaciones y sus gestos. Como un bandido, Chester era naturalmente muy perspicaz. Había descubierto naturalmente algunos rastros después de pasar unos días juntos. Sin embargo, Chester era un hombre inteligente, sabiendo que su única oportunidad de superar su actual posición en la vida estaría en la relación amistosa con Han Shuo. Así que, aunque sabía muy bien algo de lo que estaba pasando, pretendía que no sabía.

Han Shuo entendió esto y por lo tanto ni siquiera estaba un poco preocupado de que Chester fuera a contarlo. Mantuvo la sonrisa ligera en su rostro cuando Chester le guiñó el ojo, abriendo la puerta de la habitación de Emily sin preocuparse por el mundo, sin tener la más mínima reserva.

“¿Quién es?” Emily se sorprendió mucho cuando gritó desde el baño. Los afilados oídos de Han Shuo incluso recogieron unos cuantos indicios de agua goteando.

Sus ojos parpadearon, Han Shuo se dio cuenta de que Emily estaba tomando una ducha en ese momento.  Después de seis días seguidos de cultivo a puerta cerrada, había estado guardando algunas cosas durante bastante tiempo. Se rio malévolamente y cerró la puerta de la habitación, disparándose hacia el baño de Emily.

Emily estaba un poco asustada al principio, pero inmediatamente supo quién había llegado cuando escucho la risa malvada de Han Shuo. Ella se ruborizó y regreso de nuevo a la bañera

“¡El ladrón de bellezas está aquí!” Con una sonrisa arrogante en su rostro, Han Shuo circuló su yuan mágico, destrozando la camisa en la parte superior su cuerpo y revelo su fornida y dominadora figura. Saltó al baño, causando que el agua rociara por todas partes.

“¡Tu malvado villano! ¡Que cobarde!” Emily hizo una mueca burlona y salpicó los alrededores, pareciendo protestar contra la invasión de Han Shuo, pero sus maldiciones se convirtieron en un aliento jadeante de alma dentro de unas pocas respiraciones.

El cuerpo de Emily se estremeció y se retorció en un gran gemido después de un largo tiempo, y las ondulaciones en el agua finalmente se calmaron.

“¡Eso fue hermoso!” Emily suspiró suavemente, recostándose sobre el amplio y firme pecho de Han Shuo. Ella dijo contenta, “¡Tu pequeña cosa malvada, te odio y te amo!”

Han Shuo estaba tendido a un lado de la bañera y dijo tranquilamente: “Es una de las cosas más felices de la vida el poder tomar un baño tan caliente en este frío día de invierno. Oh cierto, ¿Por qué tenías prisa en encontrarme?”

“¡Desde luego, para preguntarte lo que has ganado a través del pasado par de días!” Las delgadas manos de Emily amasaron inconscientemente la espalda de Han Shuo mientras ella le preguntaba.

Han Shuo tomo una respiración profunda y describió detalladamente las ganancias de los últimos días para Emily. Emily se sorprendió increíblemente y miró a Han Shuo con gran deleite, “¿Has ganado su comprensión mágica de la necromancia y su experiencia de batalla en la vida real? ¿No significa eso que mientras tengas suficiente fuerza mental, puedes ser capaz de comprender rápidamente todas las magias de nivel archimago que el ya conocía?

“Creo que esa es la lógica. Ya intente practicar otra magia de nivel oficial y descubrí que pude dominarlo rápidamente con la comprensión previa del nigromante. No tuve que pasar por demasiadas pruebas y errores en el camino”. Han Shuo asintió.

“¡Mi dios, increíble, esto es demasiado increíble!” La incrédula alegría de Emily se duplicó cuando oyó las palabras de Han Shuo. Siguió repitiendo esas frases y parecía aún más emocionada que Han Shuo.

“El nigromante obtuvo estos documentos de una habitación secreta dentro de la casa de comercio de esclavos. Estos relatan los negocios de Bob Ascher y pueden demostrar que él estaba involucrado en sus operaciones”. Han Shuo le entregó los documentos que el nigromante había tomado de la habitación secreta a Emily después de describir la situación.

Aunque el nigromante llamado Clarendon había establecido una barrera mágica dentro de su anillo espacial, Han Shuo lo rompió muy fácilmente. Había obtenido varios libros sobre la necromancia, algunas medicinas para reponer la fuerza mental y unas cuantas túnicas mágicas que tenían el efecto de aumentar el poder mágico.

Desde luego, con lo que Han Shuo estaba más satisfecho era el bastón de hueso blanco de Clarendon. Ese bastón de hueso blanco fue especialmente refinado para los nigromantes, usando ese bastón para lanzar hechizos de necromancia mejoraría el poder de Han Shuo.

Han Shuo originalmente sólo podía convocar una lanza de hueso cuando lanzaba el hechizo de Lanza de Hueso, pero con el bastón de hueso blanco, podía liberar dos a la vez. Incluso el número de criaturas oscuras invocadas aumentaría también.

La encantada Emily estaba a punto de decir algo mientras sostenía los documentos que Han Shuo le había dado cuando de pronto pensó en algo. Miro fijamente a Han Shuo y habló con urgencia: “¿De qué organización dijiste que era ese nigromante?”

“¡La Iglesia de la Calamidad!” Han Shuo se sobresaltó y respondió.

Su expresión cambió drásticamente, todo el color se desvaneció del rostro de Emily mientras hablaba con Han Shuo, “No le digas a nadie que mataste a Clarendon. Debo reportarle esto a mi hermano inmediatamente, especialmente porque involucra a la Iglesia de la Calamidad. Oh, Lawrence vino a buscarte y quería que tú lo buscaras cuando tuvieras tiempo. Si tienes cuidado, puedes hacer un camino hasta él. “

Emily dio apresuradamente a Han Shuo algunos recordatorios más y le dijo que no le dijera de su participación con la Iglesia de la Calamidad. A continuación, se apresuró a salir a la habitación secreta con el espejo mágico que le permitiría hablar con los altos ejecutivos del Manto Oscuro.

Anuncios