Este es el de ayer, con los tiempos de paz acabandose

Capítulo 71: Primera reunión con Hong Yin

Después de su aparición, Hong Yin no miró a nadie en la escena. En su lugar, miró al Thunderwolf que se dirigía hacia él, con expresión solemne.

Sus ojos brillaron con un rastro de pena. Con un movimiento de su mano derecha, tocó la cabeza del lobo de una manera aparentemente suave. Después de eso, el enorme lobo, que estaba saltando hacia él, inesperadamente se detuvo en el aire como si hubiera sido arrastrado por una fuerza suave e invisible!

Hong Yin apretó su brazo derecho poco a poco. El cuerpo del Thunderwold aterrizó en el suelo lentamente como si lo dejara caer. A pesar de que este Thunderwolf había sido confinado por él, todavía estaba gruñendo en un tono bajo, queriendo luchar y atacarlo. Cuando lo miró, la pena en sus ojos se intensificó.

Temporalmente, el segundo piso del restaurante se sumergió en una extraña quietud con los gruñidos de tono bajo del Thunderwolf siendo los únicos sonidos que quedaban.

Al ver la situación delante de él, el joven vestido de negro se despertó de repente, su cara estaba llena de incredulidad. Incluso retrocedió dos pasos subconscientemente y señaló a Hong Yin, diciendo: “Tú, ¿quién eres?”

Habría sido mejor para él si hubiera guardado silencio, porque estas palabras parecieron llamar la atención de Hong Yin. Hong Yin, que originalmente miraba al Thunderwolf con la cabeza baja, de repente levantó la mirada y lo observó. La mirada de sus ojos era tan afilada como un cuchillo. A los ojos del joven, parecía ver una imagen de un enorme lobo rojo sangre que se alzaba detrás de Hong Yin. Un aura sofocante y salvaje lo golpeó en la cara.

“¿Eres de la Escuela Domador de Bestias?”, Preguntó Hong Yin fríamente mientras miraba al oponente.

Estas palabras despertaron de su estupor al joven. La ilusión detrás de él desapareció. Todo su cuerpo inmediatamente se aflojó y sintió inesperadamente que tenía la suerte de haber escapado de la muerte. Retrocediendo continuamente, exclamó rápidamente: “Yo, yo soy Li Long, el hijo de un Anciano de la Escuela Domador de Bestias! Mi escuela es una de las diez mejores escuelas del mundo. ¡Mi Tío junior está por aquí! Tú, no puedes hacerme daño! ¡O sino, la Escuela Domadores de Bestias no te dejará!” (N/T: Junior de jerarquía, no es su nombre :v )

Uno podría decir que estaba realmente nervioso en este momento. Sin usar esa actitud arrogante de antes, había revelado apresuradamente su propia identidad e incluso había mencionado el nombre de una de las diez grandes escuelas del mundo con la esperanza de que pudiera asustar al oponente.

Después de que Hong Yin hubo oído estas palabras, sus pupilas se contrajeron ligeramente, con un tinte de intención asesina cruzando los ojos. Con un solo paso, se acercó a la cara de Li Long.

Sí, sólo un paso. Bai Yunfei vio muy claramente que sólo dio un paso hacia adelante y cuando su pie aterrizó, ya había llegado hasta Li Long, que había estado a varios metros lejos de él.

Bai Yunfei estaba asombrado en su corazón. Echó un vistazo a ese Thunderwolf aparentemente inmóvil en la escena, luego con una expresión solemne, retrocedió un poco. Cualquiera podía decir que este hombre, que acababa de aparecer de repente, era extremadamente poderoso. Sin embargo, parecía que su objetivo no era Bai Yunfei en absoluto, así que ahora la mejor respuesta era esperar y ver.

Hong Yin extendió la mano derecha y agarró la muñeca izquierda del oponente con poco esfuerzo. Sus ojos brillaron con ferocidad mientras que se escuchó algo crujir. ¡Obviamente había aplastado algunos huesos del brazo del oponente!

“¡Ah!”

Un grito triste y agudo salió de la boca de Li Long. Quería extender la mano derecha para empujar al oponente, pero su cuerpo entero no escuchó su mente. No podía moverlo en absoluto. El dolor penetrante que salía del brazo izquierdo casi le hizo desmayarse.

Con un resoplido frío, Hong Yin golpeó los dedos del oponente con su mano izquierda. El anillo negro en el dedo medio de la mano izquierda de Li Long fue inmediatamente tomado por él.

Luego, casualmente lo lanzó, enviando a Li Long a varios metros de distancia. Después de caer al suelo, Li Long parecía finalmente recuperar su capacidad para moverse y sostuvo su muñeca izquierda mientras gimió sin parar.

Ni siquiera se molestó en darle una mirada, Hong Yin puso el anillo en su mano izquierda y caminó hasta el lado de ese Thunderwolf. Un evidente dolor apareció en sus ojos, le acarició suavemente la espalda. Ese enorme lobo desapareció en el aire, después de haber sido aspirado en el anillo espacial.

Después de recuperar la compostura, miró fijamente a Li Long, que estaba luchando desde el suelo, con una expresión helada, diciendo fríamente: “¡Piérdete! ¡Dile a tu llamado Tío Junior que lo estaré esperando en esta Ciudad Sauce Jade!

Aguantando el dolor agudo en su brazo izquierdo con esfuerzo, Li Long miró el anillo en la mano del oponente y dijo en shock, “Tú…”

“¡Piérdete!”

Cuando los ojos de Li Long entraron en contacto con los ojos de Hong Yin, que parecían contener una intención asesina que no podía ser reprimida por más tiempo, todo su cuerpo tembló. Sin atreverse a decir nada de nuevo, bajó las escaleras y luego desapareció.

Bai Yunfei miró a Hong Yin, que estaba mirando el anillo en su dedo en una manera aparentemente algo preocupada, sus ojos destellando ligeramente. Luego se movió hacia atrás lentamente y, al mismo tiempo, puso su mano izquierda detrás de su espalda e indicó a las dos chicas, haciéndole señas para que se prepararan para irse.

Sin embargo, cuando acababa de dar tres pasos, Hong Yin, que meditaba con la cabeza baja, se enderezó y lo miró. Había una sonrisa inesperada en su rostro. Él asintió ligeramente y le dijo: “No tienes que ser tan prudente, hermanito. No tengo malas intenciones…”

Bai Yunfei se detuvo. Sosteniendo firmemente la Lanza con Punta de Fuego en su mano, adoptó una postura defensiva y miró al oponente durante varios segundos, diciéndole en voz alta: “Usted debe haber venido aquí por Li Long. Pero ya se ha ido y somos meramente turistas que ahora tienen algún conflicto con él. Hablando de eso, todavía tenemos que agradecerle mucho por entrar en acción para ayudarnos. Hoy todavía necesitamos hacer algo más, así que nos iremos ahora”.

Después de decirlo, él guardó la Lanza de Punta de Fuego directamente y luego dio a las dos chicas una pista con sus ojos, listo para darse la vuelta y salir.

“Espera un momento, hermanito. Tengo algunas palabras que decirte.”

Bai Yunfei detuvo sus pasos y dio la vuelta, preguntando con dudas: “¿Me conoce?”

“Ja, ja, no nos conocemos en absoluto. Pero sé algunas cosas relacionadas contigo. ¿Estás dispuesto a tener una charla breve conmigo?”, Dijo Hong Yin sonriendo.

Bai Yunfei estaba algo vacilante. Este hombre era demasiado poderoso para él, pero hablaba con él con tanta cortesía. Esto ya era suficiente para mostrar su sinceridad y, además, no podía ver ninguna malicia en sus ojos. Parecía que estaba realmente interesado en ser amigo de él.

Después de considerar por un tiempo, Bai Yunfei asintió ligeramente.

Hong Yin se echó a reír sin decir nada, se volvió y bajó las escaleras. Bai Yunfei y las dos chicas también fueron con él. Después de casualmente tirando una moneda de oro al gerente para pagar por los daños, salieron de este restaurante inmediatamente.

Hong Yin miró a las dos chicas detrás de Bai Yunfei y frunció levemente el ceño. Bai Yunfei comprendió lo que quería decir, así que se dio la vuelta y le dijo a Liu Meng: “Meng’er, tú y Xiao Ning esperen aquí un rato, volveré muy pronto”.

Liu Meng asintió con una expresión aparentemente algo preocupada, diciendo suavemente, “Mm, ten cuidado, Yunfei. Te estaré esperando aquí…”

……

Bai Yunfei siguió a Hong Yin en un callejón vacío cercano. Éste miró a su alrededor, luego detuvo sus pasos, se volvió hacia Bai Yunfei, asintió ligeramente y dijo: “¿Cómo te llamas, hermanito?”

“Bai Yunfei.”

“Mi nombre es Hong Yin.” Después de introducir su nombre, Hong Yin inclinó su cabeza para mirar a Xiao Tang en su hombro, diciendo sonriente, “Este es mi amigo, Xiao Tang. No pienses que es sólo una rata ordinaria. Es una Bestia Alma muy formidable.”

Un poco sorprendido, Bai Yunfei miró a esta “pequeña rata” bastante dudoso. Sin embargo, ahora no era el momento de ser curioso, así que dobló las manos a Hong Yin, diciendo, “¿Qué quiere decirme al llamarme a este lugar?”

“Ja ja, parece que dudas un poco. Puedo decirte que quiero conocerte un poco sólo porque sé la relación entre tú y la Escuela Destino.” Hong Yin finalmente reveló por qué lo había buscado en lugar de responder a su pregunta de inmediato.

Bai Yunfei se sorprendió, “¿Es de la Escuela Destino?”

“No, no hay conexión entre yo y la Escuela Destino, pero hace dos días tuve una conversación con el Mayor Qin Zheng de la Escuela Destino, um, él es el mayor que te buscó esa noche”.

Bai Yunfei se quedó en silencio, parecía estar discutiendo consigo mismo en su mente. Hong Yin no lo molestó y lo esperó pacientemente. Un rato más tarde, Bai Yunfei alzó la cabeza nuevamente y preguntó con una expresión mucho menos cauta: “¿Y qué desea decirme, hermano Hong Yin?”

Hong Yin dijo riendo, “descubrí algunos asuntos, y siento que debo decirte sobre ellos. Tú…”

……

Liu Meng y Xiao Ning estaban de pie frente a un puesto de mercado que vendía chucherías al lado del restaurante. Xiao Ning estaba mirando las diversas pequeñas cosas en el puesto con una expresión curiosa, pero Liu Meng estaba echando un vistazo a ese callejón donde Bai Yunfei y Hong Yin habían entrado de una manera un tanto preocupada.

De repente, sus ojos se iluminaron al ver a Bai Yunfei salir del callejón y dirigirse hacia ella. Con una expresión feliz, tomó a Xiao Ning y fue a su encuentro.

“¿Cómo estás, Yunfei? ¿Quién es ese hombre?”, Preguntó Liu Meng mientras miraba a Bai Yunfei de una manera preocupada.

“Oh, estoy bien. No te preocupes…” Bai Yunfei negó con la cabeza, pero no respondió a su pregunta. En cambio, al parecer, de repente recordaba algo, le preguntó: “Bien, Meng’er, antes querías decirme algo, ¿qué es?”

“¿Oh? Esto…” Liu Meng no esperaba que Bai Yunfei hiciera esta pregunta de repente, así que después de estar sobresaltada por un momento, bajó ligeramente la cabeza, con el rostro cada vez más enrojecido. Sólo después de mucho tiempo dijo con una voz diminuta: “Es, es que… mi padre está a punto de regresar a la Ciudad Sauce Jade. Quiero, quiero que vayas a verlo…”

“¿Qué?” Bai Yunfei estaba estupefacto y preguntó con asombro, pensando que había oído mal.

Liu Meng bajó la cabeza sin decir una palabra. Su hermoso cabello se deslizó sobre sus hombros, cubriéndose la cara, haciendo imposible ver su expresión claramente.

Por un lado, Xiao Ning cortó, diciendo: “Señor Yunfei, esto es lo que pasó. Ayer alguien de la familia encontró a la joven dama y le dijo que el amo ya sabe que está en la Ciudad Sauce Jade y está muy enojado de que todavía no ha regresado a casa luego de tanto tiempo, así que él personalmente emprendió un viaje, corriendo hasta aquí. Debe llegar en la tarde de hoy. Es posible que se lleven a la a casa. Así que… ella quiere que vayas a tener una reunión con el maestro. Puesto que ya eres un Alma Guerrero a una edad tan joven, definitivamente tendrás grandes logros en el futuro. Tal vez después de verte, el maestro… aceptará dejarla estar contigo.”

“Esto…” Había una expresión complicada en la cara de Bai Yunfei. Parecía que no sabía qué hacer debido a esta información repentina.

Liu Meng levantó su bello rostro y miró fijamente a Bai Yunfei, diciendo con suavidad: “Yunfei, cuando llegue mi padre, definitivamente me dirá que vaya a casa y visite el ataúd de Zhang Yang… ¿Podrías ir a verlo conmigo? Esto significa que esto significa que iremos juntos. Creo… creo que estará de acuerdo.”

Bai Yunfei miró a Liu Meng en estupefacción. Justo cuando se ponía ansiosa interiormente pensando que él no estaría de acuerdo en hacer esto, la voz ligeramente temblorosa de Bai Yunfei llegó a sus oídos.

“Está bien, esta noche… ¿Y cuándo?”

Liu Meng levantó la cabeza y dijo con una feliz expresión: “Um, no sé exactamente cuándo llegará. Xiao Ning y yo iremos a verlo primero… Hablaré con él un poco antes de decirle a Xiao Ning que te lleve allí. ¿Está bien?”

Bai Yunfei se quedó en silencio un momento y luego dijo con un movimiento de cabeza: “Bueno, entonces estaré esperando tu mensaje en la taberna.”

“Mmm Entonces me iré primero, Yunfei. Deberías volver y prepararte un poco. Creo que mi padre definitivamente lo aprobará…”

Después de ver las siluetas de las dos niñas desaparecer en la multitud, Bai Yunfei se dio la vuelta con una expresión complicada y luego desapareció en el otro lado de la calle.

Anuncios