Capítulo 161: Chocando en contra de un rostro familiar


A las afueras de la Ciudad Valen, Han Shuo puso a Lisa abajo cuando llegaron a un afloramiento de rocas dispersas al azar en el desierto.

Repentinamente, después de haber sido puesta abajo, Lisa abrazó Han Shuo fuertemente por detrás. Sus florecientes pechos se apretaron fuertemente en contra de su espalda y pudo sentir claramente su suavidad, y delicada firmeza.

Han Shuo había estado llevando a Lisa a lo largo de todo el camino, pero debido a que había estado luchando en una peligrosa situación y había estado ocupado evadiendo golpes, no había centrado su atención en ningún otro lugar. Ahora que los dos estaban fuera de peligro, Lisa de repente lo abrazó fuertemente por detrás, dando lugar a extraños sentimientos en su corazón.

“¿Te gusta eso?” Lisa posó sus labios al lado de los lóbulos de las orejas de Han Shuo mientras colocaba el pecho contra su espalda, soplando un aliento caliente y preguntando tímidamente en voz baja.

Tomando una respiración profunda, Han Shuo se dio la vuelta y miró a Lisa, retirándola de su cuerpo con un pequeño esfuerzo. Sonrió, “Muy bien, ya estamos a salvo. Ahora que hemos dejado la Ciudad Valen, será más difícil para la Legión Gryphon el capturarnos que ascender a los cielos.  Puedes estar tranquila”.

Enojada, Lisa una vez más se acercó a Han Shuo y lo abrazó fuertemente, sus dos brazos se apretaron fuertemente alrededor de su cintura. Ella dijo suavemente, “Ahora no soy nada, todos mis parientes se han ido. ¿Qué debo hacer en el futuro?”

Palmeando el hombro de Lisa, Han Shuo la consoló, “No te preocupes, Lawrence se encargará de ti. Se precipitó aquí desde la capital cuando supo que algo te había sucedido. Él verdaderamente se preocupa por ti”.

“A menudo jugaba con el primo Lawrence cuando éramos jóvenes. Él ya me prefería en ese entonces. Heh heh, ha sido como mi propio hermano todos estos años. ¡Estoy muy agradecida con el!” Lisa dijo con orgullo cuando oyó a Han Shuo mencionar a Lawrence, y después grito con sorpresa, diciendo preocupada, “Oh no, él no se retiró con nosotros, ¿podría estar en peligro?”

“No te preocupes, tu hermano Lawrence no es una persona común. Si no puede manejar ni siquiera ese pequeño peligro, entonces todos sus años de vida habrán sido desperdiciados”. Como el tercer príncipe, Lawrence siempre había sido educado por su ambiciosa madre. También era muy valorado por el Rey y tenía expertos a su lado. No sería un problema para él salir pacíficamente en absoluto.

“Cierto, aún no me has contestado, ¿por qué puedes volar?” El consuelo de Han Shuo tuvo un gran efecto en Lisa. Lanzo un suspiro de alivio y de repente pensó en ese asunto, fijando sus hermosos ojos en Han Shuo.

“Eh, esto es difícil de explicar. Sólo puedo decir que estoy usando un hechizo de levitación que no se limita a los archimagos. En cuanto a cómo puedo volar, sólo puedo decir que es una técnica maravillosa”. Era difícil explicar algo sobre el “Arte los Nueve Cielos Demoníacos” a Emily o a Lisa, y le era imposible poner las cosas en claro. Por lo tanto, sólo podía pasar por alto el asunto.

Más de diez personas aparecieron de repente en la distancia y caminaron lentamente hacia la Ciudad Valen. Han Shuo los miró desde lejos y no les prestó atención cuando vio que no llevaban el uniforme de la Legión Gryphon. Se quedó allí y siguió hablando con Lisa.

La pendiente de rocas aleatorias en las que Han Shuo y Lisa estaban de pie, era por donde el grupo de personas pasarían pronto. Cuando se acercaron, una suave exclamación repentinamente sonó, ¿Eh? Bryan, ¿qué estás haciendo aquí?”

Han Shuo se sobresaltó y después le prestó mucha atención al grupo de personas. De pronto descubrió un rostro familiar entre ellos – Candice. Luciendo un cuerpo entrenado y llevando un espadón en su espalda, Candice llevaba un delgado y apretado uniforme de espadachín y parecía no tener miedo del asalto del aire frío.

Cuando vio a Han Shuo, hizo un gesto a los mercenarios que se encontraban detrás de ella y después se dirigió precipitadamente hacia Han Shuo. Barrio con sus ojos de arriba y hacia abajo a Han Shuo cuando se acercó y frunció el ceño, “¿Has traído a una chica pequeña para sentirla detrás de este afloramiento al azar en un día tan helado?”

“¡No es asunto tuyo!” Lisa lanzo una mirada hacia Candice, parecía no gustarle su tono de voz y la ataco de forma hostil.

Han Shuo luchó un poco y se liberó de las garras de Lisa. Miró a los miembros de la banda de mercenarios Battlefire detrás de ella y noto que sus números eran de seis en total. Cinco se extendían y rodeaban a la chica de mejor figura que llevaba un velo delgado, pareciendo protegerla.

Mirando a Candice, Han Shuo entendió que Candice debía haber aceptado una misión y estaba protegiendo a la delgada chica del velo detrás de ella. Entonces miro a Candice y dijo con una leve risa, “Mucho tiempo sin verte Candice. Debes haber aceptado una misión y ¿estás en medio de llevarla a cabo?”

Asintiendo, Candice lo admitió con facilidad. Se echó a reír de corazón, “¡En efecto, tengo una vida dura!” ¡No todo el mundo puede ser tan despreocupado como tú, capaz de salir con una chica en un lugar como este, en un día tan frío!”

“¡Es mejor que no tengas pensamientos al azar! Solo estamos aquí por algunos asuntos”. Han Shuo le sonrió tristemente a Candice.

“¡Estamos en una cita, y que te importa a ti!” Los labios de Lisa se curvaron mientras parecía reasumir el habitual comportamiento que tenía en la escuela, mirando a Candice como si fuera una pequeña gallina buscando pelea.

“Muy bien, muy bien, ¿Qué estás haciendo?” Han Shuo sintió que las cosas eran un poco extrañas mientras sonreía y palmeaba a Lisa, indicándole que dijera menos palabras.

“Esta pequeña es bastante interesante, heh. Cierto, Bryan, ¿Cómo están las cosas entre Phoebe y tú ahora?” Candice miró divertida a Lisa y luego se quedó mirando a Han Shuo expectante.

“Lo mismo, soy socio de negocios con ella. Ella ha tomado el gremio ahora y ha estado increíblemente ocupada últimamente”. Han Shuo respondió despreocupadamente y después le pregunto a Candice, “¿Vas a entrar en la Ciudad Valen?”

Asintiendo, Candice dijo, “Así es, aceptamos la misión de escoltar a la Señorita Belinda a la Ciudad Valen. La regresamos segura cuando la Señorita Belinda concluya sus negocios en la Ciudad Valen.

Debido a que Candice y Han Shuo habían pasado por una situación de vida y muerte entre sí antes, Candice había aceptado a Han Shuo en el fondo de su corazón. Por lo tanto, reveló completamente los detalles de su misión de esa ocasión.

Pensando rápidamente, Han Shuo pesó las cosas antes de advertir a Candice, “la Ciudad Valen ha estado un poco incómoda durante estos días. El jefe de la Legión Gryphon, Bob Ascher, ha tenido a uno de sus hijos desaparecido por unos meses y su hijo mayor, Clark, fue asesinado hace dos días. El jefe está enfurecido hasta el extremo y está volteando la Ciudad Valen. Recomiendo que su empleador no se aventure en la Ciudad Valen en este momento si no hay nada demasiado urgente”.

“Gracias, le voy a mencionar tu sugerencia a mi empleador, pero no puedo decidir si me escuchará o no”. Candice estaba muy sorprendida por esta noticia, y era evidente por sus cejas fruncidas que ella también estaba poniendo gran énfasis en este asunto.

Pero ella era una mercenaria, y desde que había aceptado la misión de un empleador, tenía que proceder de acuerdo con el contrato original. No tenía poder para modificar el contrato incluso si algunas anomalías aparecían a lo largo del camino, o tendría que pagar una compensación adicional. Por lo tanto, ella solo podía hablar sobre eso.

Asintiendo, Han Shuo estaba a punto de decir algo cuando su ceño de repente se arrugó mientras se volvía en la dirección de donde habían venido. Vaciló y le preguntó a Candice, “¿Has corrido algún peligro a lo largo del camino?”

Candice primero se sobresaltó de sorpresa, y entonces recordó las habilidades milagrosas de Han Shuo. Sus bonitas facciones se calmaron mientras respondía rápidamente, “Corrimos algo de peligro por el camino, pero lo manejamos rápidamente. ¿Por qué dijiste eso? ¿Descubriste algo?”

“Hay otro grupo de personas detrás de ti, desde que apareciste. Pensé que no tenían nada que ver contigo y solo era otro grupo de personas que querían entrar en la Ciudad Valen, pero una gran ráfaga de viento sopló hace un momento y me pareció escuchar la palabra ‘Belinda’. Si no me equivoco, ese grupo de personas que se mantiene continuamente a distancia de ti debe tener algo que ver con tu empleadora “Belinda””. Han Shuo respondió con el ceño fruncido.

Si hubiera sido alguien más quien dijera estas palabras, Candice nunca lo hubiera creído porque incluso ella no habría detectado nada fuera de lo común a una distancia tan larga. Han Shuo no sólo había recogido los rastros del otro grupo de personas, sino que incluso podía hacer uso del viento para escuchar lo que decían. Esta era una ocurrencia completamente rara e inimaginable.

Solo un archimago de viento tendría una audición tan milagrosa para poder captar lo que otros decían desde tan lejos. Han Shuo obviamente no estaba en ese nivel.

Sin embargo, después de pasar por la vida y la muerte junto a Han Shuo la última vez, Candice entendió que él parecía tener semejantes habilidades milagrosas. Desde hacía mucho tiempo había visto sus capacidades y por lo tanto creía en él sin vacilar. Sus largas pestañas revolotearon rápidamente mientras contemplaba con una ceja fruncida, después le hablo a Han Shuo, “¿En qué dirección están, cuántos son y cómo es su fuerza?”

Anuncios