Capítulo 79: ¡Un Poderoso Enemigo Viene a Luchar!


En el espacio vacío frente a la Escuela Sauce Verde, había dos grupos de personas que se miraban nerviosamente el uno al otro.

Mu Wanqing estaba dirigiendo a un grupo de discípulos en la entrada de la escuela, mirando seriamente a un enorme mono dorado oscuro que estaba frente a ella.

Ese era un Simio Gigante de Ojos Dorados de quinto nivel en etapa media. Tenía más de cinco metros de alto y estaba allí como una pequeña montaña. El pelaje en todo su cuerpo era de un color dorado oscuro, y sus ojos también eran dorados. Sin embargo… no se podía ver un rastro de inteligencia dentro de sus ojos dorados. Se mantuvo erguido, con sus enormes puños golpeando su pecho con fuertes y profundos ruidos. Al mismo tiempo, este alzo su cuello, emitiendo un rugido enfurecido que sacudía la tierra.

Detrás de él, no muy lejos estaba Yang Lin, quien tenía una sonrisa helada y una expresión siniestra en su rostro mientras miraba hacia los miembros de la Escuela Sauce Verde frente a él. Detrás de él estaba el director de la Escuela Glacial Yu Fei, así como los ancianos Zhang y Liu, así como decenas de fuertes miembros de la Escuela Glacial. A su izquierda estaba Li Long, así como una persona misteriosa cuyo cuerpo entero estaba cubierto por una túnica negra.

Yang Lin se sentía extremadamente irritado en ese momento. Él había buscado un día entero ayer sin encontrar a la persona que había robado la bestia alma de Li Long. Hoy, él fue a la Escuela Sauce Verde para exigir que el culpable fuera entregado, solo para sufrir un rechazo. Una escuela menor como la Escuela Sauce Verde, en la cara de alguien de la Escuela de Doma de Bestias, en realidad se atrevió a rechazar su pedido. Había pensado que eso sería un asunto menor, algo que él podría resolver con una sola palabra. ¿Cómo podría no sentirse molesto en ese momento?

Sentía que era muy probable que una pequeña secta como esa fuera demasiado ignorante y no creyera que realmente perteneciera a la Escuela de Doma de Bestias. Por tanto, después de discutir un poco, inmediatamente lanzó su Simio Gigante de Ojos Dorados. Al ver la expresión de sorpresa en sus rostros, él asintió de manera muy satisfecha, y después dijo fríamente, “Directora Mu, yo lo diré una vez más, la Escuela Glacial ya se ha sometido a nuestra Escuela de Doma de Bestias. Date prisa y entrega a la persona que asesino al hijo del anciano Zhan. De lo contrario… ¡no me culpen por no mostrar cortesía!”

“¡Hmph! Escuela de Doma de Bestias, ¡qué palabras tan audaces! ¿Crees que solo porque tienes fama de ser una de las diez escuelas más grandes, puedes hacer lo que te plazca en el mundo?” Una voz extremadamente satírica resonó detrás de Mu Wanqing mientras un hombre de unos treinta años salió. Era You Qingfeng.

“¡You Qingfeng, de la Escuela Madera de las Escuelas de los Cinco Elementos!” El rostro de Yang Lin cambió ligeramente. Sabía que la Escuela Sauce Verde y la Escuela Madera tenían algo de conexión, que era una de las razones por las que no había intentado subyugarlos… pero inesperadamente, You Qingfeng también estaba presente.

You Qingfeng miró de reojo al hombre cercano en la túnica negra, con un rastro de cautela en sus ojos. Luego barrió a los miembros de la Escuela Glacial con su mirada, y después dijo con el ceño fruncido, “Tú insistes en que el invitado de la Escuela Sauce Verde mató al hijo del anciano Zhang de la Escuela Glacial, ¿pero dónde está tu prueba?”

“Bai Yunfei asesino a mi único hijo. Muchos de mis subordinados fueron testigos personales de eso, ¡¿puede ser que yo esté inventando esto?! ¡Puedes traerlo ante nosotros, y veremos si yo lo he perjudicado o no!” Zhang Zhenshan salió del grupo. Aunque el oponente era mucho más fuerte que él, el odio que sentía hacia Bai Yunfei lo llevó a contraatacar verbalmente sin ningún temor. “Esto era originalmente una disputa privada entre mí persona y Bai Yunfei, realmente no deseo causar problemas entre nuestras escuelas. ¡Me gustaría pedirle a tu escuela exaltada que lo entregue y nos deje ocuparnos de este asunto por nuestra cuenta!”

You Qingfeng frunció el ceño levemente. Ese razonamiento que la parte contraria le había ofrecido, de perseguir al asesino de su hijo, le hizo momentáneamente no saber cómo replicar. Él giró su cabeza para mirar a Mu Wanqing, a punto de decir algo, pero luego vio a Yang Lin resoplar fríamente y decir, “You Qingfeng, esto es solo un asunto insignificante que involucra a un joven sin importancia. ¿Puede ser que te vayas a oponer a mi Escuela de Doma de Bestias por su bien? Desde que vine hoy, ¡definitivamente volveré con ese hombre! ¿Puede ser que tú quieras ver que estas dos escuelas comiencen a luchar una en contra de la otra?”

Los ojos de You Qingfeng destellaron. La situación ese día en realidad estaba más allá de sus expectativas. Mientras él se preocupaba, una ráfaga de viento rozó su costado mientras una figura apareció en la escena.

“¿Eres de la Escuela de Doma de Bestias?” Hong Yin miró al Simio Gigante de Ojos Dorados que parecía somnoliento, entonces dirigió su siniestra mirada hacia Yang Lin.

“¡Él! ¡Tío maestro, él es el que robó mi Lobo Trueno!” Tan pronto como él apareció, Li Long, quien estaba al lado de Yang Lin, instantáneamente lo señaló y gritó en voz alta.

La repentina aparición de Hong Yin hizo que todos los presentes se sintieran ligeramente sobresaltados. Incluso ese hombre con la túnica negra, que había permanecido en silencio todo ese tiempo, alzo ligeramente su cabeza en este momento, pareciendo dejar escapar un pequeño sonido de sorpresa mientras miraba a Hong Yin con pesadez.

Yang Lin miró a Hong Yin, su mirada era seria. Suavemente se frotó el anillo en su mano izquierda, y después dijo con una voz solemne, “¿Quién eres? ¿Por qué te opones a mi Escuela de Doma de Bestias?”

“Si tú perteneces a la Escuela de Doma de Bestias, entonces no hay nada que yo pueda decirte”. Un rastro de ferocidad brilló a través de los ojos de Hong Yin. “¡Entonces muere!”

Tan pronto como sus palabras salieron, Hong Yin repentinamente se alzó del suelo, moviéndose como una ráfaga de viento mientras cargaba en contra de Yang Lin.

Yang Lin había estado preparado todo ese tiempo. Tan pronto como Hong Yin se movió, inmediatamente agitó su mano izquierda, causando que una bestia alma que lucía como un rinoceronte apareciera repentinamente a su lado. Gritando, este bajó su cabeza y se estampó hacia Hong Yin. Al mismo tiempo, como por una orden sin palabras, el Simio Gigante de Ojos Dorados extendió sus largos y gruesos brazos mientras atacaba a Hong Yin.

“¡Un Rinoceronte Cuerno Afilado de quinto nivel en la etapa media!” Los ojos de Hong Yin brillaron. Su cuerpo hizo una pausa, luego saltó en el aire, pasando fácilmente la cabeza del Rinoceronte Cuerno Afilado en carga. En medio del aire, él giró ágilmente su cuerpo, evadiendo los golpes de las enormes palmas del simio. A medida que caía más allá de la cintura del simio gigante, su pierna derecha repentinamente golpeó, causando un pequeño tornado que se podía ver a simple vista bajo su pie. Hong Yin saltó del tornado, destellando repentinamente por encima de la cintura del simio mientras presionaba con sus manos gemelas de una forma aparentemente suave sobre el cuerpo del simio.

Inmediatamente después… el incomparablemente enorme cuerpo del Simio Gigante de Ojos Dorados parecía haber sido atado por un suave y gentil viento mientras se elevaba hacia el cielo. Luchando ferozmente, este fue empujado a varias decenas de metros, hacia la dirección de un pequeño arroyo.

“¡Xiao Tang!”. Gritó Hong Yin suavemente, y una figura blanca salió de su hombro, aterrizando en el hombro del simio en un pestañeo.

¡Ka-thunk! Agua rociada por todas partes. Mientras todo mundo miraba, aturdidos, el Simio Gigante de Ojos Dorados de quinto nivel fue empujado suavemente por Hong Yin al río.

Después de alejar al simio, Hong Yin no vacilo en absoluto. Él de repente saltó nuevamente en el aire, un viento se arremolino y aulló ligeramente alrededor de su cuerpo mientras voló instantáneamente ante el sorprendido Yang Lin. ¡Su mano derecha se agito, y una daga blanca apareció de pronto en su mano, apuñalando directamente hacia Yang Lin!

Sin embargo, justo cuando su mano derecha estaba golpeando, su rostro cambio repentinamente. Sin vacilar en absoluto, él abandonó su ataque, y en su lugar deslizo su brazo hacia la derecha, para bloquear la palma que lo estaba atacando.

La daga blanca y la palma de la figura negra conectaron. Un claro sonido metálico en realidad pudo ser escuchado, y después de la colisión, una ola de poder estalló entre los dos, causando que todos en el área se vieran obligados a retroceder varios pasos. Cuando ellos alzaron sus cabezas para mirar lo que había sucedido, vieron que las dos figuras habían volado varios metros hacia atrás y se estaban mirando el uno al otro.

¡Boom! Una explosión pudo ser escuchada desde pequeño río. El agua roció hacia todas partes, y una enorme bola de agua voló desde el río. Dentro de la bola de agua estaba atrapado el enorme cuerpo del Simio Gigante de Ojos Dorados. Solo su enorme cabeza quedó en la parte superior de la bola. El simio gigante estaba blandiendo frenéticamente sus cuatro apéndices, pero no era capaz de escapar de los confines de la bola de agua en lo más mínimo.

En el hombro derecho del simio gigante estaba Xiao Tang, todo el pelaje de su cuerpo estaba erguido. Su cuerpo parecía haber sido agrandado por un tamaño completo, y sus pequeñas garras estaban constantemente bailando de una manera que parecía controlar la enorme bola de agua.

Hong Yin no miró la situación del río más bien, con una mirada seria en su rostro, miró a la figura vestida de negro frente a él. Sacudió suavemente algunas manchas de sangre de su daga, y luego dijo con una voz fría, “¿Así que también eres de la Escuela de Doma de Bestias?”

La mano derecha del hombre vestido de negro, escondida detrás de su espalda, temblaba ligeramente. Un pequeño agujero había sido perforado a través de su guante de oro oscuro, y estaba escurriendo un poco de sangre.

“Bloodhowl Fang… Hong Yin, el Hijo del Lobo… a semejante edad tan joven, en realidad has alcanzado el nivel Alma Elevada en etapa temprana. Lo que dicen de ti es verdad, realmente eres un talento maravilloso”. Una voz ronca resonó en la garganta del hombre vestido de negro, pero emitió un ambiente extremadamente helado y siniestro que prevenía otros de decir qué edad tenía él.

Cuando esas palabras salieron, el rostro de todos cambió. Yang Lin dio varios pasos incontrolables hacia atrás. Mirando a Hong Yin, él chilló, “¡Hong Yin! ¡Tú en realidad eres Hong Yin, el Hijo del Lobo!”

“¡Hmph! ¡Y quién eres tú!” Hong Yin dejó escapar un resoplido frío, apretando la daga en su mano con fuerza. Dio medio paso hacia adelante, preparando una postura de ataque.

“Contén tus manos. ¿Puede ser que quieras pelear conmigo aquí? Si tú y yo peleamos a todo poder, yo me imagino que la destrucción de la Escuela Sauce Verde sería solo uno de los efectos secundarios. Me imagino que no deseas que eso ocurra, ¿o no?” La voz del hombre vestido de negro era muy calmada. Él le echó un vistazo a las figuras que lo rodeaban, y después al fruncido Hong Yin. Él continuó, “Además… ¿realmente quieres matar a los miembros de la Escuela de Doma de Bestias aquí? Si los miembros de la Escuela de Doma de Bestias son asesinados aquí en los terrenos de la Escuela Sauce Verde… ¿qué crees que le pasará?”

Sus palabras hicieron que los rostros de los miembros de la Escuela Sauce Verde cambiaran drásticamente. El rostro de Mu Wanqing se tornó solemne, y miró preocupada a Hong Yin.

Una luz parpadeó a través de los ojos de Hong Yin, como si él hubiera tomado su decisión. Un largo momento después, dejó escapar un suave suspiro y entonces guardó su daga. Tomando un solo paso, apareció instantáneamente junto al pequeño río. Extendió su mano derecha, empujándola hacia la bola de agua, acariciando suavemente el hombro del simio gigante. ¡La bola de agua repentinamente se vació! Y después, una vez más saltó al aire, llevándose a Xiao Tang con él mientras regresaba al lado de los miembros del clan Sauce Verde.

“Tú…” Al ver que Hong Yin se había llevado a su Simio Gigante de Ojos Dorados, el rostro de Yang Lin cambió. Estaba a punto de decir algo, pero cuando vio el intento asesino apenas reprimido en los ojos de Hong Yin, todo su cuerpo tembló. Él ya no se atrevió a decir nada mientras recogía su Rinoceronte Cuerno Afilado y, con una expresión sombría en su rostro, se retiró al lado del hombre con túnica negra.

El hombre de la túnica negra barrió a todos con una mirada, luego continuó hablando con esa voz ronca y áspera, “Hemos venido aquí solo por el bien de tomar a una persona, no para causar muchos otros problemas. Según lo veo… Directora Mu, tú deberías darte prisa y entregar a esa persona”.

Los ojos de Yu Fei parpadearon. Solo ahora se recuperó de su anterior estado de shock. Sus ojos destellaron varias veces, luego dio un paso hacia adelante y dijo en voz alta, “¡Exactamente! Directora Mu, ¡deberías entregar ese Bai Yunfei! ¡No causen problemas entre nuestras escuelas por el bien de un extraño!”

Zhang Zhenshan también dio un paso adelante, con una expresión de ira en su rostro cuando dijo, “¡No puedo vivir bajo el mismo cielo con la persona que mató a mi hijo! Originalmente, este era mi asunto personal, Directora Mu, haga que Bai Yunfei salga a luchar solo contra mí, ¡y yo mismo trataré con él y resolveré nuestros problemas! De lo contrario… incluso si eso significa convertirse en enemigos con tu Escuela Sauce Verde, ¡voy a cargar dentro para vengarme!”

“¡Hmph! ¿Luchar con él por ti mismo? ¿Un Icono Alma quiere obligar a un Guerrero Alma a luchar solo? ¡Estoy impresionada por tu falta de vergüenza al sugerirlo!” Mu Wanqing frunció su ceño mientras ella respondía con un resoplido helado.

“Directora Mu, si usted insiste tercamente en proteger a esa persona, eso significa que se está convirtiendo en enemigo de mi Escuela Glacial. Entonces… ¡no culpes a mi escuela por no mostrar cortesía! ¡Incluso si eso significa que ambas partes sufran, voy a hacer justicia para el anciano de mi clan!” Yu Fei tenía una expresión extremadamente siniestra en su rostro mientras hablaba enojado, y los miembros de la Escuela Glacial detrás de él desenvainaron sus armas de una manera salvaje.

El sonido de espadas largas que salían de las vainas también se podía escuchar desde el lado de la Escuela Sauce Verde. Los dos lados se miraron el uno al otro, con sus armas listas. La atmósfera era extremada y explosivamente tensa en ese momento.

“Zhang Zhenshan, ¡estoy de acuerdo en luchar contigo!”

Justo en ese momento, una voz ligeramente enojada sonó desde detrás del lado de la Escuela Sauce Verde… y luego una figura con una expresión fría salío lentamente.

¡Era Bai Yunfei!

Anuncios