Capítulo 80: Acuerdo de Siete Días


“Zhang Zhenshan, ¡yo estoy de acuerdo en luchar contigo!”

Justo cuando los dos lados se enfrentaban tensamente uno con otro con espadas desenvainadas, y cuando la batalla estaba a punto de estallar… Bai Yunfei salió desde la multitud. Él se quedó de pie allí al lado de Hong Yin, mirando hacia Zhang Zhenshan con una expresión fría en su rostro.

Su apariencia causó que ambos lados se sintieran sobresaltados. Zhang Zhenshan fue el primero en reaccionar. Viendo a Bai Yunfei, todo el cuerpo de Zhang Zhenshan comenzó a sacudirse, y su rostro comenzó a contorsionarse de rabia mientras el odio se escupía de sus ojos. Él rugió furiosamente, “¡Mocoso, tú realmente te atreves a salir! ¡Págame por la vida de mi hijo!”

“Puedo darte cualquier cosa que quieras”. Bai Yunfei vio que Zhang Zhenshan estaba a punto de cargar, por lo que dijo esas palabras con calma. Mientras lo hacía, él miró hacia un lado con el rabillo de su ojo hacia Yu Fei, quien estaba detrás de Zhang Zhenshan.

Yu Fei había estado mirando a Bai Yunfei especulativamente tan pronto como este había salido. Escuchando las calmadas palabras de Bai Yunfei, una luz destello a través de sus ojos. Él se extendió para detener a Zhang Zhenshan, luego miró a Bai Yunfei y dijo, “Niño, ¿qué quieres decir con eso?”

“Ambos sabemos a qué me refiero con eso… ¿cierto?” Bai Yunfei se rio suavemente. “Yo acepto enfrentarme con Zhang Zhenshan solo, y si yo pierdo, dejaré que dispongas de mí a tu antojo, y te daré cualquier cosa que quieras. Pero si gano… ¡Tú debes devolverme mi Punzón Glacial! Además… este asunto no tiene nada que ver con la Escuela Sauce Verde. ¡En el futuro, tú no puedes causarles problemas a ellos!”

Yu Fei se sobresaltó un poco. Él miró a Bai Yunfei por un largo tiempo, pensamientos parpadearon a través de sus ojos. Finalmente, él dijo en voz baja, “¿Hablas con la verdad?”

Bai Yunfei recorrió con la mirada a todos los presentes, y después dijo con una voz clara, “Todos los de la Escuela Sauce Verde y la Escuela Glacial están presentes, así como el mayor You de la Escuela Madera y los miembros de Escuela de Doma de Bestias. ¡Todos ellos son testigos! Lucharé en contra de Zhang Zhenshan en una batalla justa y resolveremos nuestra enemistad privada. ¡Quién vivirá y quién morirá dependerá de la propia fuerza de cada persona!”

Y después, se giró para mirar a Yu Fei nuevamente. “Sin embargo… yo tengo un requisito”.

“¿Qué requisito?” Yu Fei alzo una ceja y preguntó.

“Siete días. ¡Después de siete días, nosotros nos reuniremos aquí otra vez y lucharemos hasta la muerte!” Bai Yunfei miró a Yun Fei, diciendo esas palabras, una palabra a la vez.

En esa ocasión, Yu Fei solo reflexionó un breve instante antes de asentir. “¡Bien! ¡Será como tú lo pides! Siete días después, nosotros haremos una apuesta con las vidas y las cosas que cada uno de nosotros quiere. ¡Tú lucharás contra nuestro Anciano Zhang por ti mismo! Sin embargo… es mejor que tú no planees huir. Si tú no apareces, entonces consideraré que tu deuda pertenece ahora a la Escuela Sauce Verde”.

Bai Yunfei asintió levemente. “¡Entonces así será!”

Yu Fei lideró a los hombres de la Escuela Glacial en una lenta partida. El hombre vestido de negro le dirigió a Bai Yunfei una mirada reflexiva, después giró y se retiró también. Yang Lin miró a Hong Yin con una mirada llena de odio venenoso, pero al final fue forzado a retirarse con el hombre vestido de negro, lentamente desapareciendo a la distancia.

“Yunfei, tú fuiste demasiado temerario. ¿Cómo puedes hacer un acuerdo como ese con ellos? El enemigo está en la etapa Icono Alma. ¿Cómo puedes ganar…?” Hong Yin miró al silencioso Bai Yunfei cuya cabeza estaba baja, y luego dijo esas palabras de una manera bastante preocupada.

Mu Wanqing despidió a sus discípulos, luego caminó junto a You Qingfeng hacia Bai Yunfei. “En efecto, Yunfei. Tú no tenías que aparecer, aunque tenían muchos expertos, nosotros teníamos a Hong Yin y Qingfeng de nuestro lado. Ellos no necesariamente se habrían atrevido a actuar precipitadamente”.

Bai Yunfei gentilmente sacudió su cabeza, luego juntó sus puños en un saludo hacia Mu Wanqing. Dijo con sinceridad, “Gracias, Directora Mu y mayor You, por haber hecho todo lo posible para protegerme. Sin embargo, si yo no aparecía, entonces probablemente habría causado daño a la Escuela Sauce Verde. Incluso si solo surgen algunas peleas a pequeña escala, si una persona muere o se lastima debido a mí, nunca me sentiría tranquilo”.

Qiu Luliu tiro de Chu Yuhe. Ambas miraron a Bai Yunfei de una manera muy preocupada, y Qiu Luliu dijo, “¡Pero realmente no deberías haber aceptado luchar en contra de Zhang Zhenshan! Tú ni siquiera eres un Guerrero Alma en etapa avanzada, ¡¿cómo puedes vencerlo?! Esto te compro siete días como máximo… ¿por qué no aprovechas esta oportunidad para huir? Deja que el hermano mayor Hong Yin te lleve lejos. Mientras puedas salir de la Provincia Qingyun, dado lo vasto que es el mundo, no hay forma de que ellos sean capaces de encontrarte”.

“No puedo hacer eso. ¿No oíste lo último que ellos dijeron? Si yo fuera a escapar, yo habría traído problemas a la Escuela Sauce Verde”. Bai Yunfei sacudió su cabeza, entonces dijo con una sonrisa, “No te preocupes. Desde que yo acepte, naturalmente tengo cierto grado de confianza. No necesariamente perderé…”

“¿Oh? Joven amigo Yunfei, ¿puede ser que tengas una manera de ganar?” Qingfeng levantó una elegante ceja y preguntó con curiosidad.

“Mm, bueno… de hecho tengo un método para aumentar mi poder rápidamente en un corto período de tiempo… eso me lo enseñó el mayor Gu Yiyun”. Bai Yunfei vacilo por un momento, luego decidió explicarles usando Gu Yiyun como su excusa.

“¿Él mayor Anciano Azul te enseñó…?” Hong Yin tenía una mirada perpleja en su rostro. Repentinamente, parecía haber pensado en algo, y todo su rostro cambió. “¿Podría ser… un tipo de técnica alma que te permite explotar con el poder de un nivel superior? ¡No puedes! ¡No puedes activar ese tipo de técnica alma! Después de usarla, tú nivel de poder disminuirá, e incluso pagarás un precio por usar la energía de tu vida. Tú estás simplemente en la etapa Guerrero Alma, ¡¿quieres utilizar una técnica alma como esta?! ¡Si lo haces, incluso si derrotas a Zhang Zhenshan, tu vida estará arruinada!”

La reacción de Hong Yin causo que todos los presentes quedaran atónitos, después se giraron hacia Bai Yunfei con expresiones de asombro. Una luz brilló en los ojos de You Qingfeng en particular mientras una idea pareció pasar a través de su mente.

Al escuchar las palabras de Hong Yin, Bai Yunfei también quedó momentáneamente aturdido. Bajó su cabeza, pensamientos parpadearon a través de sus ojos. Claramente, Hong Yin había tenido una idea equivocada. Sin embargo… esa era la primera vez que él alguna vez había escuchado acerca de una técnica alma como esa. Después de meditar por unos momentos, Bai Yunfei levantó su cabeza, todavía sonriendo. “Hermano mayor Hong Yin, te estás preocupando demasiado. Las cosas no son tan serias como tú dices. No te preocupes, te lo dije, tengo un cierto grado de confianza. Definitivamente no usaré mi futuro como el precio”.

“Tú…” Al ver la mirada tranquila en el rostro de Bai Yunfei, al final Hong Yin sacudió su cabeza impotente. “Bien. Como ya has tomado tu decisión, yo no diré nada más. Si hay algo con lo que pueda ayudarte, solo dímelo”.

“Muy bien. De hecho, yo realmente tengo algunos asuntos con los que necesito que me ayudes, hermano mayor Hong Yin. Je je. Regresemos ahora y dejemos de estar aquí de pie en la entrada”, Bai Yunfei se rio, después se giró hacia Mu Wanqing. “Por el bien de la batalla dentro de siete días, yo quiero entrar en siete días de meditación a puerta cerrada. Me gustaría pedirle a la Directora Mu que me ayude a arreglar eso para mí”.

“No hay problema. Haré los arreglos y me aseguraré de que ninguno de mis discípulos vaya a tu patio a molestarte”.

Ciudad Sauce Verde. La residencia Long.

El hombre en la túnica negra, Yang Lin, Yu Fei y los demás estaban sentados en el salón principal. La atmósfera era bastante sombría, y todo mundo parecía tener sus propios pensamientos.

“Mayor Yan Xi, ¿realmente no puedes actuar en contra de Hong Yin? Él se llevó mi Simio Gigante de Ojos Dorados…” Finalmente, Yang Lin se convirtió en el encargado de romper el silencio del salón mientras enviaba una pregunta al hombre vestido de negro. Solo en ese momento Yu Fei y los demás aprendieron que este misterioso hombre de túnica negra se llamaba Yan Xi, y que probablemente no era de la Escuela de Doma de Bestias. Pero… ¿cuál era su identidad y estatus, entonces? ¿Por qué llegó junto a alguien de la Escuela de Doma de Bestias que estaba en la misión de reclutar a la Escuela Glacial?”

Yan Xi miró a Yang Lin, luego sacudió su cabeza. “El hijo adoptivo del Rey Lobo Bloodhowl… imagino que sabes bastantes cosas sobre él. Es mejor que te olvides de eso. No hay forma de que yo pelee con él. Aunque ambos somos Almas Elevadas en la etapa inicial, incluso si soltara todo mi poder, yo no sería rival para él. ¡Tengo tanta autoconciencia, al menos! Deberías celebrar el hecho de que lo detuve, de lo contrario, tú ya estarías muerto”.

La expresión facial de Yang Lin se volvió rígida. Aunque no estaba dispuesto a admitirlo, él sabía que esa persona estaba diciendo la verdad. Al final, solo pudo soltar un suspiro indefenso, luego bajó su cabeza y no dijo nada más.

“Mañana, tú saldrás de este lugar. De lo contrario… si te encuentras con él más tarde, es posible que no sobrevivas”, dijo Yan Xi, sin dejar de mirar a Yang Lin.

Yang Lin se sobresaltó. “¿Eh? Mayor Yan Xi, ¿no regresaras con nosotros?”

“Estoy un poco interesado en el duelo dentro de siete días. Me reuniré contigo en nuestro próximo destino después de que concluya”. Después de hablar, Yan Xi se giró para mirar hacia Yu Fei. Dijo con calma, “Director Yu, tengo una pregunta, ¿tú realmente estás buscando a Bai Yunfei solo para vengarte por la muerte del hijo del anciano Zhan?”

La mano de Yu Fei, que sostenía una taza de té, tembló momentáneamente. Una mirada brilló a través de sus ojos, y después miró a Yan Xi con un poco de miedo mientras decía, “Mayor, nosotros en efecto lo estamos persiguiendo por el bien de vengarnos en nombre del hijo asesinado del anciano Zhang. Sin embargo… Yo no me atrevo a engañarte, aparte de eso, nosotros queremos… adquirir algo que él tiene”.

“¿Oh? ¿Qué?”

“Una lanza larga de color carmesí, debe ser un arma alma de grado bajo rango tierra”.

“Armamento alma de nivel tierra… sí, de hecho valdría la pena que tú enviaras toda la fuerza de tu escuela para obtenerlo…” Yan Xi bajó su cabeza ligeramente, pareciendo reflexionar sobre las palabras de Yan Xi  “¿Entonces esos son los términos de su apuesta? Entonces, ¿qué es este “Punzón Glacial” del que él habló?”

El ritmo cardíaco de Yu Fei comenzó a agitarse. Echando una mirada de no atreverse a ocultar la verdad, sacó el Punzón Glacial, luego avanzo y se lo ofreció con las dos manos a Yan Xi. Dijo solemnemente, “El anciano Zhang se apoderó de este Punzón Glacial cuando lo perseguía. Me imagino que es muy importante para él, y por eso él lo quiere de vuelta…”

Yan Xi aceptó el Punzón Glacial, lo miró y luego se lo devolvió de una manera bastante indiferente. Él dijo con desdén, “Simplemente un armamento alma rango humano. Dado que le importa tanto, es probable que tenga un significado especial para él”.

Yu Fei aceptó el Punzón Glacial, dejando escapar un suspiro de alivio en secreto. Sin embargo, él no lo reveló en su rostro mientras regresaba y se sentaba nuevamente. Reflexionó un momento y después instruyó a sus subordinados, “Durante los próximos días, vigilen de cerca el área que rodea la Escuela Sauce Verde. ¡Si Bai Yunfei aprovecha esta oportunidad de escapar, infórmame de inmediato!”

“Anciano Liu, ¿cuál piensas que es la razón por la cual Bai Yunfei sugirió un período de gracia de siete días? ¿Para comprar tiempo para escapar? ¿O quizás él tiene algo más planeado? “Yu Fei miró al cercano Liu Cheng, quien parecía tener algo en su mente, después le hizo esa pregunta de una manera bastante desconcertada.

Liu Cheng sacudió su cabeza. “Yo tampoco lo sé. Sin embargo, la razón por la que se puso de pie fue porque no quería implicar a la Escuela Sauce Verde, por tanto, me imagino que no planea escapar. Él sabe que no es rival para el anciano Zhang, pero aun así planea pelear. Qué estara él…”

“Hmph, él solo quiere confiar en las técnicas alma que permiten aumentar instantáneamente su poder. Aparte de eso, ¿qué otra cosa puede ser?” Escuchando su conversación, Yang Lin dejó escapar un suave resoplido y dijo desdeñosamente, “Ese niño ignorante. Dado su poder actual, si él realmente usa semejantes técnicas alma, me imagino que incluso si gana, él perecerá o quedará lisiado. Sin embargo… con Hong Yin presente… tal vez él podría tener algunas habilidades especiales para… bah, en resumen, incluso si tiene suficiente poder para pelear contigo, ¡siempre y cuando mantengas la lucha por un largo tiempo, el contragolpe de utilizar solo esa técnica será suficiente para asegurar su derrota!”

Zhang Zhenshan, al escuchar esas palabras, pareció darse cuenta de pronto de lo que estaba sucediendo. Soltó un resoplido helado, y luego dijo con una expresión salvaje, “No importa qué método use, ¡yo definitivamente no lo dejaré morir tan fácilmente! Voy a asegurarme de que él pruebe lo que es vivir una vida peor que la muerte… ¡y solo entonces lo mataré como ofrenda para mi hijo!”

Escuela Sauce Verde. El patio de Bai Yunfei.

Bai Yunfei había regresado a su habitación, después silenciosamente se quedó dentro por una hora. Solo entonces volvió a emerger mientras caminaba hacia la habitación de Hong Yin.

“Hermano mayor Hong Yin, hay algo en lo que me gustaría pedirte que me ayudes…”

Anuncios