Capítulo 397: Un estudio minucioso

Al oír las noticias, Roland se sorprendió.

Viendo correr a Leaves no pudo ni siquiera esperar las ganas de interrogarla más hasta que llegaran al patio trasero del castillo. Mientras salía del castillo vio a Lightning Cargando a dos diablos muertos sobre la espalda de Maggie.

“¡Su Alteza, mire, hemos ganado!” Viendo al príncipe, la niña saltó directamente a los brazos de Roland. “¡Hemos derrotado a los diablos!”

“¿Nadie está herida?” Preguntó Roland.

“No, todo el mundo está bien.” Lightning miró hacia arriba, sus ojos estaban brillando con entusiasmo y tenía las esperanzas de ser alabada.

Roland suspiró. Ver su mirada de goce puro le hizo reacio a regañarla. Así que, en vez de preguntar por qué nadie le había dicho nada sobre el avistamiento de los diablos, decidió decir: “Me alegro de que no hayas salido herida, pero ¿qué pasó exactamente?”

Las tres brujas respondieron todas a la vez. Roland tuvo que escuchar durante mucho tiempo antes de poder reconstruir lo que había pasado.

La forma en que lo dijeron le hizo pensar que la lucha habia sido fácil y terminó rápidamente. Sin embargo, hubo muchos momentos que podrían haber terminado en desastre. Si Maggie no hubiera podido soportar el impacto del guante eléctrico, o si los demonios hubieran podido sacudir las restricciones de Leaves, las consecuencias hubieran sido impensables.

“Nunca vuelvan a hacer algo así.” Nightingale no pudo permanecer callada. Salió de su niebla y dijo “La lucha contra los diablos deberían dejárnosla a nosotras, con silvye no hay oportunidad de que fallemos.”

“Pero ganamos”, dijo Lightning mientras hacía pucheros.

“Lo llamo suerte tonta. ¿Antes de la pelea sabías que Maggie iba a ser golpeada?” Nightingale replicó severamente: “Te enseñé a usar un arma para que pudieras proteger a tus hermanas y a ti misma. En vez de eso, las arrastraste al peligro.”

“No…” Lightning agacho su cabeza y dijo: “Me equivoqué.”

“Y tú,” dijo Nightingale girando hacia Maggie, “¿Sabes que estás obligado a regresar y dar el informe, sin embargo, elegiste quedarte? Si vuelves a cometer un error como ese, no te daré más pescado seco.”

“Goo…” Maggie también agacho su cabeza.

Nightingale de hecho es la mejor bruja de combate que tiene Ciudad Fronteriza. pensó Roland, dando a Nightingale una mirada de aprobación. Entonces dijo: “Bueno, siempre y cuando sea sólo por esta vez. Ve y tráeme a Tilly y a Agatha. Es hora de que examinemos nuestros nuevos trofeos.”

En el sótano del castillo, en el suelo de piedra fría se encontraban dos cuerpos desnudos, sus ropas gastadas, así como sus escasas pertenencias estaban apiladas a un lado.

“¿Son diablos?” Preguntó Tilly mientras se tapaba la nariz, esperando bloquear el fétido hedor.

“No parecen más fuertes que la gente común”, dijo Ashes, sacudiendo la boca.

Agatha parecía triste. “No los subestimes. Cualquier diablo es un oponente duro, con o sin poderes mágicos. Un Diablo mayor o incluso un Transcendente traería consigo una Piedra Represalias de Dios”, dijo frunciendo el ceño. Mirando a Roland dijo entonces. “¿Realmente aparecieron cerca de la ciudad?”

“Bastante, Leaves dijo que estaban a menos de dos millas de las murallas de la ciudad.” Roland asintió con la cabeza mientras miraba los cuerpos expuestos ante él.

Los cuerpos de los diablos eran altos, tenían más de seis pies, eran musculosos, y su piel era de un tono azul claro. Uno de los cuerpos parecía estar severamente mutilado y los órganos podían ser vistos saliendo de su pecho. Parecía casi como si hubiera sido aplastado por un rodillo de vapor. Eso encajaba con la historia de Lightning, Roland casi pudo ver el gran impacto que había causado el daño.

El otro cuerpo estaba en mejor forma y el único daño visible eran dos heridas punzantes. Todavía podía ver la sangre azul del Diablo escurriendo de los agujeros perfectos. De los cuatro disparos que Lightning disparo, sólo dos habían alcanzado el objetivo, afortunadamente fueron fatales.

La sangre azul tenía sentido ya que los demonios no necesitaban oxígeno como los humanos, no necesitan de la hemoglobina. Técnicamente la sangre de los diablos podría ser de cualquier color.

Y su enorme estructura ósea también era lógica. Era necesario soportar su altura y su imponente cuerpo.

Lo que era confuso era su sorprendente parecido con los humanos, menos los órganos reproductores.

“¿Cómo se reproducen con su propia especie?” Roland preguntó curiosamente a Agatha, “¿No tienen diferencias de género?”

“Hasta donde yo sé, no, no lo sabemos”, dijo sacudiendo la cabeza. “Ha sido un misterio sin resolver para mí. Nadie puede acercarse lo suficiente a la torre de la Niebla Roja para averiguarlo. Se especula que nacen de las torres formada por la niebla. Sin embargo, la Sociedad de Investigación rechazó la idea alegando que los diablos se regeneraban y que cada batalla era los mismos con los diablos, solo que de diferentes formas. Lo llamaron el’ fenómeno de mejora de regeneración’.”

“¿Fenómeno de mejora de regeneración?” Ashes frunció el ceño y preguntó:”¿Qué es eso?”

“Algunos de los diablos que fueron gravemente heridos por nuestras brujas volvían a aparecer en el campo de batalla. Según el patrón de las heridas, podríamos decir que fueron los que habían sido derrotados anteriormente, aunque sus formas habían cambiado. Los demonios no nacieron, sino que probablemente evolucionaron durante la batalla. Una vez que alcancen su  mejora completa, sus formas cambiarían.” Agatha explicó.

Bueno… la tecnología de la piedra mágica en sí misma es lo suficientemente preocupante, y ahora el enemigo parece tener la capacidad de mejorar durante la batalla. No es de extrañar que derrotaran a los seres humanos en las últimas dos Batallas de la Voluntad Divina.”

Roland se puso en cuclillas para observar de cerca la ropa apilada y las pertenencias de los demonios.

Afortunadamente, no parecía que tuvieran algo que pudiera considerarse avanzado. Sus pertenencias en realidad parecían un poco anticuadas. La ropa era una mezcla de pieles de animales y feos tejidos primitivos. Las máscaras feroces eran cráneos reales de especies mixtas demoníacas, claramente mal fabricados.

Incluso la parte transparente incrustada en los ojos de los cráneos no era más que un cristal pulido, teñido y oscurecido por la Niebla Roja. Mientras llevaban las máscaras, solo podrán ver una sombra roja sangrienta. ¿Cómo aprendieron a luchar con algo como eso puesto?

Además de la ropa y las máscaras, había una docena de pizarras negras y algunas piedras mágicas.

“¿Alguna vez la Sociedad de Investigación ha visto algo como esto?” Roland le preguntó a Agatha mientras colocaba las piezas, una al lado de la otra, le hicieron pensar en los edificios altos en la niebla roja. Algunas de las piezas tenían marcas rojas distorsionadas, mientras que otras no tenían nada que pudiera apreciarse a simple vista.

“Esa es la forma en que los demonios llevan registros”, asintió mientras respondía, “y también registran con magia, por lo que no podemos descifrar su significado en absoluto.”

“Tal vez la forma en que piensan es completamente diferente”, sugirió Tilly.

“Esa es una posibilidad”, estuvo de acuerdo Rolland, “¿y las piedras mágicas?”

“Piedras de Percepción, Piedras de exploración de camino… y Piedras de Marcado”, respondió Agatha mientras miraba por encima de ellos, “Nada precioso. Son solo equipamiento básico de los Diablos exploradores.

‘Diablos exploradores…’ Roland sintió un dolor sordo en su cabeza cuando le preguntó a Agatha, “¿Significa eso que los demonios ya han notado ese lugar, y han comenzado a enviar a sus exploradores a la ciudad?”

Anuncios