Capítulo 22 – Accidente

La decisión después de analizar el enfoque de las tres opciones fue rápidamente aceptada, y solo quedaba la cuestión de como se iban a desplazar.

Marden personalmente lideraría a los guardias para atacar al ejército de no-muertos de Madara antes del amanecer e intentaría salir del asedio, mientras que Bannett lideraría a los aldeanos restantes por el Río Dagger. Y Brendel y Romaine viajarián a través del camino de la montaña Zevail para informar a la Fortaleza Riedon del ataque.

Empezarían a marchar en tres horas.

Marden los despidió antes de partir, y los jóvenes guardias se fueron en silencio. No perdieron el aliento en más palabras, y solo se escucharon los sonidos de su equipo tintineante que estaban cargando.

La madera de la fogata crepitaba cuando las llamas parpadeaban caóticamente. Las sombras se balanceaban en el suelo que estaba lleno de hojas y guijarros. Todos tenían muchas cosas que preparar antes de marchar. Las últimas horas de la noche fueron para ellos una tortura agotadora.

Freya fue a reunir el tercer escuadrón de milicianos, mientras que Brendel empacó su propia bolsa y escondió las pociones de salud restantes que encontró. La otra botella que tomó de la tumba le había sido dada a Jonathon.

Sentía que su identidad como persona moderna lo afectaba cada día que pasaba. Quería perseguir un mundo mejor ya que era testigo del cruel campo de batalla que estaba por ocurrir frente a él.

Al azar, metió en la bolsa comida para dos días, que en su mayoría consistieron en pavo seco y galletas hechas de varios ingredientes. El mundo de la Espada Ambar tenía valores de producción más fuertes en comparación que con la era medieval real en la Tierra. Por lo tanto, había abundantes recursos allí.

Cualquiera que supiera que tuviera algún conocimiento de ese mundo entendería su nivel de civilización era relativamente alto, pero la progresión parecía haber tomado una ruta diferente en comparación con la Tierra porque había magia en ese mundo.

Cuando volvió a revisar sus artículos y sacó una botella de poción de salud, se sorprendió. Descubrió un trozo de papel pegado abajo. El papel parecía pegado a la botella, pero lo sacó fácilmente.

Era un poco más grande que una carta de póquer, con un ancho del tamaño de una palma. Había motivos de sigilo mágico en la parte posterior de la tarjeta, y en el otro lado, una ilustración de un caballero arrodillado en el suelo, usando un conjunto completo de armadura con las manos levantando la espada al aire.

En la esquina superior izquierda de la tarjeta, estaba el número “II” escrito en un idioma antiguo, mientras que en el centro inferior había seis cristales amarillos. Brendel reconoció esos cristales en el juego como un término llamado ‘Tipo de elemento’. Seis cristales amarillos representan ‘Elemento Tierra’ y ‘6’.

Brendel era muy conocedor de la tradición del juego, y había muy pocas cosas que él no sabía, pero la carta en su mano era un acertijo del que no sabía mucho. Reflexionó durante un tiempo y estaba seguro de que había sido sacado de la tumba de Gerald, pero que por sí solo no proporcionaba ninguna pista de lo que era esto.

Él podría ser capaz de buscar en los foros de Internet o el panel de información del juego en el juego, pero aquí Brendel se limitó al nivel 1 en todas sus habilidades de conocimiento en otro mundo, ¿qué podría buscar?

Después de considerar todas las posibilidades, finalmente levantó la tarjeta con los dedos y le preguntó a la muchacha comerciante que estaba concentrada en reparar los bordes de su vestido con una aguja e hilo.

“Pequeña Romaine, ¿sabes algo de esto?”

“¡No me llames así!” Las pequeñas cejas de Romaine se fruncieron.

“¿Eh? ¿Qué es eso, una carta de tarot?”

“Sé cómo es una carta de tarot.”

“Entonces no tengo ni idea de lo que es eso.”

Brendel escudriñó la tarjeta y quiso decir algo más, pero repentinamente entrecerró los ojos. yYMiro a Bannett y a algunos de los jóvenes guardias tirando sus caballos hacia las sombras de los árboles.

[¿Qué están tramando?]

Repentinamente pensó en el extraño comportamiento que Bannett había mostrado cuando estaba discutiendo con Marden. Mientras la sospecha crecía en su corazón, él guardó la tarjeta y se puso de pie. Comenzó a seguirlos.

“Espera aquí.” Le dijo a Romaine.

“Claro.”

Los guardias podrían ser jóvenes con gran potencial, y su fuerza individual superaba significativamente a una persona promedio, pero no estaban atentos a su entorno. El grupo entero que caminaba por el bosque no descubrió a la persona que seguía detrás de ellos.

Aunque, también estaba el hecho de que Brendel era un veterano moviéndose en las sombras, desde el momento en que tuvo que luchar contra los grandes gremios o negociar con ellos en el juego. Era sólo que no se daba cuenta de que estaba usando esas técnicas subconscientemente.

Si una persona normal veía cómo Brendel los seguía, no verían nada inusual en sus movimientos, pero Zeta quien estaba explorando en el árbol casi se le salen los ojos. Inmediatamente reconoció al joven como Brendel. Su capitán les había dicho antes personalmente a los guardias que era mejor que el promedio en la esgrima pero inútil en todas las demás áreas.

La esgrima de una milicia no contaba realmente para nada a sus ojos, y ninguno de ellos podía derrotar a Freya o a Irene. Sin embargo, como miembros de los guardias, tenían su propio orgullo y no se pelearían con la milicia.

Por mucho que Bannett odiara a Brendel, no diría algo como: “¡Te voy a dar una lección!”

Sin embargo, en este mismo momento, lo que Zeta vio en Brendel era algo completamente diferente. Recordó la época en que fue enseñado por un caballero que recibió una Medalla Escarlata, pero sus técnicas definitivamente palidecían en comparación con ese joven.

Brendel era como una sombra escondida en la oscuridad. Cada vez que se movía, evitaba las siempre cambiantes luces del valle. Fue por casualidad que Zeta lo vio porque Brendel estaba entre la luz y su posición. De lo contrario, creía que no tendría ninguna oportunidad de detectarlo.

============== Zeta POV =================

[¿Se equivoca el vicecapitán sobre él? ¿Quizás es un explorador del ejército de la capital? ¿O es el espía de Madara? ¿Qué debo hacer? No puedo hacer ruido o estropearé el plan del vicecapitán. El campamento está a sólo treinta metros de distancia y cualquier conmoción causada llamará la atención de los demás.

Zeta de repente se sintió tenso.

Respiró hondo y señaló a Ryan que estaba en otro árbol cercano, indicándole que prestara atención a la dirección de Brendel. Al principio, Ryan estaba un poco perplejo de por qué Zeta seguía señalando en una dirección en la que nadie estaba e incluso se preguntaba si el último estaba borracho, pero pronto vio a Brendel y su expresión cambió.

[Santo cielo, ¿este tipo es un camaleón?]

“¿Qué vamos a hacer?” Señaló y preguntó.

“Yo iré primero, cubreme desde la derecha.” Zeta señaló hacia atrás.

“¿Estás seguro?”

“Sí, su habilidad en la espada es formidable, al menos un ‘Espadachín de segunda clase’.”

Un “espadachín de segunda clase” era un término especializado entre los espadachines. El rango era el equivalente a los mejores guardias, mientras que uno ‘de Primera Clase’ tenia la fuerza de un espadachín de rango blanco, o equivalente a un jugador de nivel 15-20. Zeta temía que Brendel ocultara más de sus capacidades, por lo que lo trató con la máxima cautela.

Ryan asintió con la cabeza aceptando su plan.

=============== Punto de vista de Brendel ===============

Brendel quedo completamente sorprendido.

[Veinte hombres con caballos y diez compañeros de Bannett, ¿intentan causar un motín?]

Pero sabía que era imposible e innecesario que Bannett hiciera eso. Después de seguirlos por un tiempo, se detuvieron y discutieron en silencio entre ellos. Cuando quiso acercarse, de repente sintió que estaba en peligro.

[Hay demasiado silencio. Los insectos dejaron de hacer ruidos repentinamente.]

Solía emparejarse con una chica llamada’ Shadow’ con la profesión ‘Nightingale’. A pesar de que la exploración y la búsqueda eran realizados por esas profesiones en el juego, Brendel aprendió lo suficiente de ella y experimentó muchas batallas para adoptar una agudeza instintiva, e incluso el más mínimo movimiento de una hoja de hierba era suficiente para alertarlo.

Tal como él predijo la búsqueda de Rothko en Bucce.

Brendel sintió inmediatamente un brazo que intentaba envolver su cuello por detrás, una técnica utilizada por los exploradores. Brendel dio un paso hacia atrás, y sus manos trabajaron inmediatamente para agarrar el codo y la muñeca del oponente. Se valió de su peso corporal y se hundió en el suelo, para levantar sus brazos y lanzar a su oponente, e instantáneamente envió una figura negra volando hacia el árbol. La figura golpeó contra el árbol y emitió un sordo sonido de dolor.

La fuerza entre los dos era más o menos la misma, pero Brendel tenía la ligera ventaja por atacar primero. Sin embargo, vio que el siguiente movimiento de la silueta no fue defenderse sino que se apresuró hacia él, y un destello en su mente rápidamente le hizo darse cuenta de que había otra persona cerca.

Un destello de luz plateada se extendió por el aire, y Brendel desenvaino instantáneamente al “Espina de Luz”. Se puso de lado, y coloco la espada en el cuello del otro hombre.

La tenue luz del reflejo de su espada iluminó sus rostros.

Zeta y Ryan quedaron asombrados. Aunque pensaban que Brendel era quizás más fuerte que su vice-capitán, tenía que haber un límite en su habilidad. Incluso si Bannett era el mejor espadachín entre ellos, le era imposible luchar contra dos guardias al mismo tiempo.

Se sentían como si estuvieran de algún modo en un sueño y miraron fijamente la espada de Brendel.

================= Punto de vista de Bannett =============

“Escuchen, todos. El Capitán Marden es un viejo veterano de la Guerra de Noviembre. Todos aquí deberían estar familiarizados con este punto. Él ya ha cumplido con su deber con el reino y ya ha demostrado su lealtad. Tenemos un viejo refrán, “Si Madre Marsha te permite vivir, entonces debes apreciar tu suerte.”

No podemos permitir que un veterano que sobrevivió contra todas las probabilidades en la Guerra de Noviembre apueste su vida una vez más. Es por eso que hice este plan. Permítanme guiarlos a todos ustedes para proteger a Bucce. No es porque desee robarle la gloria a alguien más, sino que es algo de lo que no puedo huir.”

“¡Bien dicho, vicecapitán!”

“Te apoyaremos.”

“El Capitán Marden lo entenderá.”

Bannett sonrió. Cuando Marden le ordenó que condujera a los aldeanos al Río Dagger, ya había decidió rechazar sus órdenes. Sin embargo, él sabía del temperamento del anciano, y ese último nunca le permitiría objetar. Por lo tanto, decidió hacer una reunión.

Él entendió que Marden estaba tratando de protegerlo. El capitán mencionó más de una vez que se convertiría en alguien de importancia, un pilar para apoyar ese reino. Pero Bannett también entendia que Aouine no necesitaba ningún cobarde.

Una vez que pensó en ello, observo la cara de Brendel en su mente. El inútil bastardo en realidad había tomado la iniciativa de sugerir cruzar el camino de montaña de Zevail. Él creía que Brendel solo estaba tratando de encontrar una excusa y huir. Definitivamente era una posibilidad.

Pero justo en este momento, un ligero ruido en el bosque silencioso hizo que todos giraran la cabeza.

Vieron a Brendel apuntando con su espada a las espaldas de Zeta y Ryan mientras salían de los arbustos. Al principio, todos no reaccionaron ante esa escena, luego sus expresiones cambiaron como si hubieran visto un fantasma.

“¿Zeta?”

“Ryan, ¿qué pasó?”

“Ja ja, cometimos un error.” La cara de Zeta estaba llena de venganza.

En cuanto Brendel miro al vicecapítan tenía una cara llena de asombro. No esperaba que Bannett fuera tan audaz; en realidad quería realizar un ataque de distracción en contra de las tropas de Madara. ¿Qué clase de espíritu valiente tiene?

Brendel lo encontró un poco gracioso, pero también respetó su decisión. ¿Era simplemente la naturaleza de un joven con sangre caliente, o solo sus ideales? Cuando miró más de cerca a Bannett, vio que había rastros de responsabilidad en sus ojos.

Bannett miró con el ceño fruncido a Brendel. ¿Cómo fue capaz? Si Brendel gritara y alertara al campamento, todos sus planes sería en vano.

“¿Qué es lo que quieres?”, Le gruñó Bannett. Quería usar un tono fuerte, pero también esperaba que Brendel no divulgara su plan, del cual estaba casi seguro.

Brendel bajó su espada.

Anuncios