Capítulo 359: Tú no eres la única


“¿¡Helen, estás loca!? ¿¡Cómo podrías tú tener semejante idea loca!?” Incluso atrapada en la red mágica, la fénix de fuego casi ensordeció a todos con su grito, mirando a Helen Tina con incredulidad después de escuchar las palabras de esa última.

“No estoy loca. Gran hermana Firewind, esta es la única manera de restaurar la estabilidad del Ducado Helon y también evitar que otros me miren con esos ojos. ¡Solo cuando este demonio se case conmigo seré capaz de lavar las impurezas de mi cuerpo! Los demás solo creerán en sus palabras”. Helen Tina exhaló un largo suspiro mientras ella le decía impotente a Firewind.

Con respecto a Helen Tina siendo violada por Han Shuo, mientras Han Shuo se levantara para decir la verdad, no importaba si aún hubiera personas que no creyeran esas palabras. Todo estaría bien mientras él se casara con Helen. Al menos, la gente de Ducado Helon no se opondría a todo eso.

“¡Pero sabes quién es él! ¡Él es el señor de Brettel! La gente del Ducado Helon todavía considera a Brettel como su terreno personal de caza. Me temo que ellos no podrán aceptar este asunto en absoluto”. La fénix de fuego trato persistentemente de persuadir a Helen Tina de lo que ella consideraba la más tonta de las ideas.

“Está bien, ellos gradualmente aprenderán a aceptarlo. Yo los entiendo, los civiles son los más fáciles de engañar pero también los más fáciles de tranquilizar. Mientras los aristócratas rebeldes sean removidos, los civiles se comportarán siempre que sus medios de vida no se vean amenazados”. Helen Tina dijo obstinadamente.  Sus bonitos ojos centellaron con un frio brillo mientras ella parecía pensar en lanzar algún asesinato y derramamiento de sangre sobre los rebeldes.

Han Shuo miró a Helen Tina desde la distancia, escuchando la conversación de las dos mujeres. Esa oferta de ella lo había tentado mucho, desde que ella estaba respaldada por la totalidad del Ducado Helon. Han Shuo también tenía la absoluta creencia de que mientras se casara con Helen Tina, definitivamente podría usar sus manos para domesticar al Ducado Helon hasta la sumisión. Mirándolo por el aspecto del interés absoluto, eso parecía nada más que beneficios sin la menor pérdida. La única cosa por lo que Han Shuo estaba preocupado era que, una vez que se filtrara ese asunto, las otras tres mujeres podrían no perdonarlo. ¡Ese era realmente un difícil problema!

“¿Qué es lo que piensas? No importa cómo lo veamos, una persona orgullosa como tú no declinarías este tipo de oferta, ¿cierto?” Los ojos brillantes de Helen Tina miraron fijamente a Han Shuo, su rostro lentamente regreso a su complexión natural a medida que su vergüenza desaparecía. Ella simplemente estaba discutiendo negocios.

“Eh… esto… ¡En realidad, ya tengo una mujer!” Han Shuo se rascó su cabeza, explicándole su problema a Helen Tina.

“¿Qué mujer? ¿Es ella incluso más valiosa que el Ducado Helon?” Helen Tina no se sorprendió. Sería extraño si alguien como Han Shuo no tuviera ninguna mujer. Sin embargo, Helen Tina creía en su propio valor y en el del Ducado Helon tras de ella. Eso debería ser suficiente para que Han Shuo aceptara su oferta.

“¡Los sentimientos no son cosas, y tampoco se pueden medir por el puro valor económico!” Han Shuo le respondió a Helen Tina. Su mente giraba rápidamente mientras trataba de pensar las cosas. Sonrió un poco más tarde y respondió, “Tu actual Ducado Helon tiene poderosos enemigos afuera y una  guerra civil dentro. ¡Incluso tu posición de Gran Duquesa está en peligro, por lo que esta dote tuya no es exactamente confiable!”

“¡Humph! Si me voy a casar contigo con el Ducado Helon como mi dote, por supuesto hay una condición. Debes ayudarme a estabilizar a Ducado Helon. Por otro lado, incluso si me caso contigo, el Ducado Helon aún será mío para manejarlo”. Helen Tina respondió como si fuera algo de rutina. Ella estaba decidida a tomar esa decisión por consideración a sí misma, así como su admiración por la habilidad de Han Shuo. De lo contrario, incluso si él realmente la hubiera violado, si hubiera sido un hombre incompetente, ella absolutamente no lo consideraría.

“Esto significa que todavía necesitas mi ayuda para estabilizar el Ducado Helon. Entonces no se puede considerar que tú me has dado al Ducado Helon como dote”. Han Shuo miró a Helen Tina con una sonrisa altanera, mientras hablaba en un tono tranquilo.

Helen Tina se enfureció cuando escuchó las palabras de Han Shuo. Ella rodó sus ojos hacia Han Shuo y dijo, “¡Tú demonio, incluso vas a negociar conmigo sobre este tipo de cosas! Después de que te cases conmigo, yo misma me convertiré en tu persona, por lo que el Ducado Helon también se convertirá naturalmente en tuyo. Si no quieres, ¡olvídalo! ¡No es como si yo hubiera muerto sin ti!”

Helen Tina ya había arrojado su autoestima a un abismo cuando ella decidió discutir su matrimonio con Han Shuo. Para alguien tan orgullosa como ella, ya era lo suficientemente vergonzoso discutir ese tema con Han Shuo cara a cara mientras pretendía estar tranquila al respecto. Ella no esperaba que él fuera semejante político y todavía estuviera sopesando las ganancias y las pérdidas. Eso hizo que Helen Tina se sintiera humillada, así que no pudo evitar decir eso en su furia.

“¡No te agites, no te agites!” Han Shuo rápidamente suavizo las cosas un poco. Él después adoptó un rostro severo y un tono bajo, “primeramente, la posición de mis mujeres no cambiará por tu culpa. Además, esta transacción temporalmente no se puede hacer pública, tu posición en los siete grandes ducados todavía es útil para mí. Sin embargo, te ayudaré a sostener el Ducado Helon en la palma de tu mano”.

Las furiosas oleadas de ira de Helen Tina se calmaron ligeramente cuando escuchó las palabras de Han Shuo. De cierta manera desconcertada, ella preguntó, “¿Qué quieres decir?”

“Quiere decir, que tú eres solo una de mis mujeres. No solo no eres la única, sino que nuestra relación tampoco puede hacerse pública. Todavía es muy útil para mí si el Ducado Helon permanece como parte de los siete grandes ducados. Sin embargo, consolidaré el poder total del Ducado Helon en tus manos, para que puedas seguir gobernando. ¿Qué piensas?” Han Shuo explicó.

Helen Tina consideró rápidamente los pros y los contras. Ella sabía muy bien que la clase de hombre como no podía ser atado por ninguna mujer. Por supuesto, ella tampoco pensó que podría domarlo hasta la docilidad. Por lo tanto, aunque la primera condición la hizo vagamente incómoda, ella aún podía aceptarla ante la visión más amplia.

En cuanto a la segunda condición, luego de que la línea de pensamientos de Helen Tina llego a su conclusión natural, ella inmediatamente se aterrorizó. Ella misma era la gran duquesa del Ducado Helon. Siendo capaz de escalar hasta esa posición como una mujer, naturalmente ella no era tonta. ¿Qué significaba para el Ducado Helon quedarse solo entre los siete grandes ducados? Era claro para Helen Tina que Han Shuo tenía un deseo, ¡una ambición que abarcaba a los siete grandes ducados!

Si hubiera un ducado en los siete grandes ducados que se revelara en secreto, definitivamente jugaría un papel crucial. Eso podría cambiar el estado en una guerra casi inmediatamente, y ayudar a Han Shuo a lograr su ambición. Mientras sus pensamientos llegaron a ese punto, la mirada de Helen Tina hacia Han Shuo era de alguna manera diferente.

Un hombre con ambición era siempre atractivo para la mujer. Era aún más mortal para la mujer si ese hombre poseía la fuerza para igualar esa ambición. Especialmente para una mujer que no estaba dispuesta a vivir una vida mediocre como Helen Tina, ese tipo de tentación era incluso mayor. Por lo tanto, mientras más miraba Helen Tina a Han Shuo, más lo encontraba agradable para sus ojos. Entre ella más miraba, más destacado parecía.

“¡Helen, Helen!” La fénix de fuego junto a Helen Tina la vio mirar fijamente a Han Shuo, sus ojos destellaban con una luz brillante que hizo que la primera se sintiera un tanto avergonzada. La mirada de Helen Tina claramente revelaba lujuria, la característica única de una chica loca.

“¿Qué, hermana mayor Firewind?” Helen Tina se sobresaltó. Ella miró a la fénix de fuego, algo sorprendida.

“Eh, ¡nada!” La fénix de fuego vio que Han Shuo no dijo nada más, así que ella tosió ligeramente para cubrir su resbalón.

Sin embargo, Helen Tina ya había estado con la fénix de fuego por muchos años. Al ver la expresión de la fénix de fuego, Helen Tina inmediatamente recordó su comportamiento en ese momento. Ella repentinamente reaccionó ferozmente, su rostro se enrojeció mientras miraba con odio a Han Shuo, diciendo, “Puedo aceptar tus condiciones, pero ¿tú cómo puedes estabilizar el Ducado Helon?”.

“Muy fácil. Solamente voy a anunciarle a todo el mundo que lo único que sucedió la última vez cuando yo te capturé fue extorsionarte con monedas de oro, y que definitivamente no te violé ni entablé ninguna relación contigo. Esos rumores fueron solo porque mis subordinados aman disparar sus bocas con sus propias especulaciones. Eh, también esta es realmente la verdad. No fui yo quien difundió esas viciosas noticias”.

“Otras personas quizás podrían no creerte si dices estas cosas. Pero si estas vienen de mí, una buena parte de gente las creerá. De todos modos, esto no es algo malo para Ciudad Brettel, ya que incluso puede ayudar a levantar la moral de los soldados de Brettel. Entonces si fuera la verdad, yo lo habría admitido con mi personalidad”.

“Por supuesto, habrán personas que no lo creerán. Tu Ducado Helon ciertamente tendrá a esas personas. Sin embargo, puedo ayudarte a hacerte cargo de aquellos aristócratas que se atrevan a resistirse. Los derramamientos de sangre forjan un régimen sólido, y tú obviamente entiendes este principio. No tienes que preocuparte demasiado”. Han Shuo explicó tranquilamente.

“¿Realmente no fuiste tú quien difundió esas noticias?” Helen Tina frunció sus cejas pensativa por un momento después de que Han Shuo terminó de hablar antes de mirarlo.

Han Shuo se encogió de hombros y le dio una sonrisa irónica, “realmente no fui yo. ¡No estoy tan aburrido!”

“Yo no te creo. ¡Yo sé lo despreciable e insidioso que tú eres!” Dijo Helen Tina con resentimiento. Entonces, ella repentinamente lo pensó mejor, diciendo, “¿No tienes miedo de que escape? ¿Que después de que te use, me una a la alianza para destruir Ciudad Brettel?”

“Ciertamente lo tengo, ¡así que también tengo una condición!” Han Shuo se rio maliciosamente.

Helen Tina tuvo un mal presentimiento cuando vio a Han Shuo reírse. Ella preguntó cautelosa, “¿Qué condición?”

“Heh, heh, ¡quiero tu cuerpo primero!” Han Shuo movió sus lascivos ojos de arriba y abajo sobre el cuerpo encantadoramente curvado de Helen Tina. Él nombró la condición sin la más mínima pizca de vergüenza.

“¡No! ¡Tú, tú demonio! ¡Absolutamente no! ¡No!” Helen Tina había tenido la sensación de que las palabras de Han Shuo serían desagradables, pero todavía entró en pánico y lo encontró inaceptable cuando ella oficialmente escuchó su desvergonzada condición.

“Helen, no estoy de acuerdo. ¡Es solo un mentiroso!” La fénix de fuego dijo furiosamente.

“Si no estás de acuerdo, entonces este asunto ha terminado. Tú me pagas las monedas de oro, y yo dejaré este lugar. A partir de entonces, nosotros nos encontraremos en el campo de batalla”. Han Shuo se encogió de hombros indiferente, aparentemente sin preocuparse demasiado por el cuerpo de Helen Tina, como si él no fuera la misma persona que la había mirado lascivamente de arriba hacia abajo.

Por alguna razón desconocida, Helen Tina sintió que se le encogía el corazón cuando escuchó a Han Shuo decir que se encontrarían en el campo de batalla. Solo pensar en esa posibilidad le dio una sensación de incomodidad. Ese tipo de sentimiento la hacía sentir extremadamente incómoda, pero no sabía por qué estaba en realidad sucediendo.

Final de la primera parte del capítulo.

Helen Tina apretó los dientes en silencio por un momento, antes de levantar la cabeza para mirar con resentimiento a Han Shuo. Ella dijo con determinación, “Yo acepto, pero solo después de que me ayudes a deshacerme de todos los problemas ocultos en el Ducado Helon. ¡De lo contrario, este asunto termina aquí y ahora!”

“No hay problema. Jaja, la belleza personalmente se ha enviado a mi puerta con un ducado como la dote. ¡Solo un tonto rechazaría esta tostada!” Han Shuo estaba satisfecho mientras su risa hacía eco en el cielo. Él no había esperado tropezarse con semejante cosecha tan inesperada en ese viaje a los siete grandes ducados. Parecía que el malvado grupo de Chester, Dick, y los otros que habían difundido esos rumores maliciosos le habían hecho un enorme favor. Las mujeres verdaderamente son criaturas extrañas, ¡sus corazones son realmente inconstantes!

Mientras Han Shuo y Helen Tina estaban charlando, los gritos miserables y trágicos a su alrededor también se detuvieron gradualmente. Cuando él giró la cabeza para mirar, Han Shuo descubrió que ninguno de los rebeldes, incluido Ferrodias, había escapado de las salvajes garras del gran ejército de no muertos. Todos ellos habían caído, cadáveres condenados al silencio eterno.

Pero el área de los alrededores era un poco sangrienta. Con una belleza justo a su lado, Han Shuo sintió que el escenario no se veía muy bien. Sacó el bastón esquelético y cantó un rápido encantamiento, causando que el grupo de criaturas no muertas se desvaneciera lentamente.

“Muy bien. Primero dejémos este lugar y veamos si el ejército todavía sigue tus órdenes”. Han Shuo le sonrió a Helen Tina y dijo.

“Descansa tranquilo. No todos en mi ejército son como ese bastardo de Ferrodias. ¡Los guardias de mi familia definitivamente no me traicionarán, yo puedo garantizarlo!” Helen Tina dijo con orgullo.

Han Shuo en realidad creía eso. Desde el momento en que él puso un pie en los siete grandes ducados. Han Shuo ya sabía un poco sobre de la situación de Helen Tina. Su clan familiar era el clan aristocrático más grande en el Ducado Helon, manteniendo la mayoría del control sobre los soldados en el Ducado Helon. De lo contrario, ella habría sido derrocada por los rebeldes desde hace mucho.

Para el clan de Helen Tina, solo con Helen Tina por sí misma en la posición de Gran Duquesa se podrían mantener los beneficios del clan. Una vez que Helen Tina cayera, su clan familiar naturalmente sufriría las consecuencias. Helen Tina entendía ese hecho claramente, razón por lo cual ella había dado varias posiciones de poder en el Ducado Helon a los miembros de su familia. Como tal, ella había sido capaz de mantener su posición hasta ahora a pesar de la oposición de la gente y una minoría de aristócratas.

Los siete grandes duques de los siete grandes ducados seguían la misma práctica. Una vez que ellos ascendían con éxito en sus posiciones de poder, estos no escatimarían esfuerzos para permitir que los miembros de su familia asumieran los puestos importantes del ducado. El beneficio era que el poder y los beneficios permanecerían concentrados en su clan familiar, incluso cuando algunos aristócratas locales se opusieran a ellos. Además, estos podían confiar en la virtud del poder del clan para presionar a esos aristócratas. Sin embargo, la increíble desventaja era que no todos los miembros confiables del clan tenían talento. Si mantenían el poder en el ducado con una habilidad mediocre, no solo era imposible explotar completamente el potencial del territorio del ducado, la fuerza nacional también se agotaría gradualmente.

“Muy bien, no hay necesidad de ser arrogante frente a mí. ¡Si ni siquiera tuvieras esa pequeña habilidad, no serias apta para ser mi mujer!” Han Shuo le envió un golpe verbal a Helen Tina. Volviendo su atención hacia la fénix de fuego, él frunció el ceño. El cuerpo entero del fénix de fuego estaba debilitado después de ser golpeado por la flecha mágica. “La flecha mágica envenenada se rompió dentro de su cuerpo. Esto será un tanto problemático”.

“Mi cuerpo solo está un poco débil en este momento. Con la habilidad de curación natural de mi raza, ¡yo solo necesitare de unos días para recuperarme!” Dijo enojada la fénix. Evidentemente, ella no se había adaptado a la nueva identidad de Han Shuo, y su actitud aún era de enemistad. Después de todo, ella había puesto su corazón y su mente en asesinar a Han Shuo para tomar venganza por Helen Tina hasta ese día. ¿Quién habría esperado que hubiera un giro de eventos tan dramático? Esa criatura mágica súper rango aún no había aceptado totalmente la situación.

“No hay necesidad de armar tanto alboroto. ¡No puedes ser una carga para mí en este momento!” Han Shuo caminó directamente hasta la fénix de fuego y sacó con firmeza la flecha mágica rota sin tener en cuenta su dolor. Después, su mano izquierda sostuvo firmemente su cuerpo a pesar de sus forcejeos y él colocó su mano derecha en la herida.

El efecto de la flecha mágica envenenada la había debilitado lo suficiente como para que sus débiles forcejeos no pudieran sacudirse las manos de Han Shuo. Una poderosa fuerza de succión irradió a través de su cuerpo a través de la gran mano de Han Shuo. El veneno desbordándose en su cuerpo fluyó rápidamente a través de la herida bajo el poder de esa fuerza.

El veneno en su cuerpo fluyó a la palma de Han Shuo que estaba tocando su herida. A medida que su poder previamente suprimido era gradualmente restaurado, la fénix de fuego comprendió que Han Shuo la estaba ayudando y que ya no le temblaban sus plumas. Su cuerpo en lucha se calmó gradualmente, sus plumas ardientes una vez más recuperaron su brillo.

Cuando Han Shuo la soltó, la fénix de fuego una vez más sintió que su poder se desbordaba. Ella felizmente dejó escapar un chillido agudo y agitó sus alas para dispararse hacia el cielo, comenzando a dar vueltas alegremente.

“Hermana mayor Firewind, esta, ¿está bien ella?” Helen Tina estaba muy gratamente sorprendida. Sus ojos que miraban a Han Shuo llevaban un significado diferente, su cuerpo también se movió involuntariamente más cerca de Han Shuo.

Asintiendo, Han Shuo volteó la palma de su mano y arrojó una pila de sangre hedionda en el suelo. Después respondió casualmente, “He succionado el veneno en su cuerpo. La ves retozando y saltando de esa manera, ¿ella se ve de alguna manera herida?”

“Muy bien, considera esto como que te debemos un favor, ¡gracias!” Helen Tina muy a regañadientes le agradeció a Han Shuo. Ella también estaba un poco nerviosa por el milagro que él acababa de hacer. Ella era muy clara sobre su asombrosa fuerza, pero él no debería ser un sacerdote o un alquimista. ¡Pero incluso los sacerdotes y alquimistas no parecían tener una habilidad tan milagrosa!

En el Continente Profundo, una vez que el veneno entraba en la sangre, ni los sacerdotes ni alquimistas podían aspirarlo como lo había hecho Han Shuo. Para Helen Tina, eso era algo increíblemente milagroso. De repente se sintió contenta sobre su decisión, pensando cuán afortunada era de evitar convertirse en el enemigo mortal de esa persona. De lo contrario, habría provocado un desastre irreversible para el Ducado Helon.

Tomando ventaja de la sorpresa de Helen Tina, Han Shuo extendió rápidamente la mano para acariciar su bonita, suave y cálida mejilla. El bonito rostro de Helen Tina parecía sorprendido cuando se dio la vuelta para enfrentarlo. Disfrutando de la agradable suavidad de su piel, Han Shuo sonrió galantemente y dijo, “Nosotros ya somos familia, entonces, ¿por qué actuar tan educadamente?”

Helen Tina se sobresaltó al pensar en silencio y de pronto reaccionó. Ella echó la cabeza hacia atrás en alarma y retrocedió unos pasos hacia atrás. Ella miró con odio a Han Shuo, diciendo, “Nosotros todavía no somos una familia. ¡Tú, compórtate, o no seré educada!”

“¿Oh? ¡De acuerdo, me gustaría ver cómo podrías ser descortés!” Han Shuo no hizo caso de la amenaza de Helen Tina y se acercó a ella. Él encontró de cierta manera interesante burlarse de esa orgullosa y arrogante duquesa.

“Bryan, ¿puedes dejar de actuar así? Necesitamos tener una discusión apropiada sobre los asuntos internos en mi ducado”. Helen Tina cambió los temas como la brisa, usando una voz fatigada y débil para persuadir a Han Shuo al verlo acercarse.

Helen Tina sabía completamente que simplemente le era imposible detener a Han Shuo con su poder. La impactante fuerza de Han Shuo era poderosa como la de un dios demonio. Ella casi había perdido la voluntad de resistirse. Helen Tina ya consideraba a ese hombre como su mayor apoyo. Él podría ser capaz de darle todo lo que ella necesitaba. Inconscientemente, desde hace mucho Helen Tina admitió la derrota, por lo  que finalmente se le ocurrió eso cuando vio a Han Shuo acercarse.

Han Shuo estaba sobresaltado. Él miró de cerca a Helen Tina. En ese momento, la débil Helen también tenía una especie de encanto que despertaba una compasión inexplicable en él. Él no continuó acercándose agresivamente hacia ella, sino que en su lugar de repente detuvo sus pasos y dijo con una sonrisa, “Entonces olvídalo. ¡Vamos a hablar sobre los asuntos en tu ducado!”

“Ferrodias es solo uno de mis caballeros mayores. Estoy absolutamente segura de que no habría tenido las agallas para traicionarme sin que alguien lo animara. ¡Humph! Actualmente en el ducado, solo el Marqués Kekaru tiene la ventaja al tomar mi lugar. Él siempre ha estado esperando impacientemente en las sombras, así que creo que está preparado para dar un golpe fatal para sacarme del escenario político. Me atrevo a decir que de seguro él es la persona que maneja las cuerdas detrás de escena”. Una intención asesina destello en los brillantes ojos de Helen Tina mientras ella mordía sus palabras.

“Muy bien. Ahora que sabemos quién es, iré al Ducado Helon contigo y asesinare a todos esos traidores, para que nunca tengan la oportunidad de siquiera fomentar la idea de rebelarse en tu contra”. Dijo Han Shuo fríamente.

Anuncios